jueves, septiembre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El secuestro armado de las elecciones en Sinaloa municipio; la reedición de 2013, dijo Román Rubio

IEES

Tras la asistencia de la presidenta del Instituto Estatal Electoral, Karla Peraza, a la Mesa de Seguridad, para atender el asunto de urnas atacadas por grupos armados en Los Mochis, el representante de Morena, Jesús Manuel Martínez Peñuelas, ante el Consejo General del IEES, denunció que tenían reportes de su partido de problemas de seguridad en los municipios de Sinaloa y Guasave.

El señalamiento fue concreto. En los ejidos Batamote, La Presita y Portugués de Galvez, los representantes de Morena estaban a dos fuegos. Por una parte los funcionarios electorales habían retirado a los representantes de Morena de los actos relativos al escrutinio y al conteo de votos. Pero esa denuncia solo era parte del problema. Por otro lado, era de seguridad. Sicarios, seguían presionando, los actos de trabajo electoral.

Ante el pleno denunció esa noche que en esos municipios no había seguridad, ni del ejército, ni de la Marina, ni de la Guardia Nacional, mucho menos de la Policía Estatal o cualquier otra corporación del estado.

“Nuestros compañeros están a dos fuegos, el de la autoridad electoral y el del fuego real, que es el de los sicarios en esos tres poblados”, denunció el representante de Morena.

La presidenta del IEES acababa de informar que habían solicitado junto con el INE, a la Secretaría de Gobernación la intervención del Ejército, la Marina, para apoyar el traslado de los paquetes electorales de las casillas a las sedes de los Consejos Distritales y Municipales.

De la denuncia que planteó el representante de Morena, no hubo ningún acuerdo en la sesión permanente realizada el día de la jornada electoral. El secretario ejecutivo del IEES, Arturo Fajardo Medina, se limitó a pedir al representante de Morena que repitiera el nombre de los poblados del municipio de Sinaloa.

“Lo revisamos representante”, le dijo el funcionario del IEES al representante de Morena. No hubo ningún acuerdo, ni se volvió a comentar el tema ante el Pleno.

La presidenta del IEES, Karla Peraza Zazueta lo secundó uno instantes más adelante. “Tomamos nota representante de Morena”, para luego preguntar al resto de los integrantes del consejo si había alguien más que quería participar.

En la sesión le siguió esa noche la participación del representante del PRI, Jesús Gonzalo Estrada Villareal, para advertir que la delincuencia había estado actuando sobre funcionarios de partido, representantes e integrantes de mesa directivas, podían seguir intentando atentar contra las instalaciones de algún consejo distrital o municipal. Pidió entonces que se tomara en cuenta y propuso que se reforzara la seguridad, sobre todo en aquellos puntos donde la delincuencia había actuado de manera recurrente, de acuerdo a las experiencias de la jornada electoral.

Además de los hechos en Sinaloa denunciados por Morena, el PRI y el PAN habían denunciado ese día los ataques a las casillas por parte de grupos armados en Ahome; y Movimiento Ciudadano lo hizo sobre actos vandálicos similares en casillas de Guasave.

En el reporte que esa que noche emitió el consejero titular de la Comisión de Organización y Vigilancia Electoral, Martín Inzunza, sobre casillas vandalizadas aparecieron un total de 23 ubicadas en Ahome y Guasave, pero ninguna del municipio de Sinaloa. Ni el consejo distrital ni el consejo municipal habían hecho llegar al Instituto Electoral del Estado de Sinaloa las actas de lo sucedido el día 6 de junio, el día de la jornada electoral, ni a lo largo de la organización de los comicios.

Al repudiar el crimen del coordinador de campaña a la alcaldía de Sinaloa, Esteban López y Román Rubio, el excandidato de Morena a la diputación local por el sexto distrito electoral, la diputada Flor Emilia Guerra Mena, relató que los ahora occisos habían sufrido permanentes amenazas durante el proceso electoral.

Recordó que cuatro días después de la jornada electoral, Román Rubió había declarado públicamente que se había logrado documentar la presencia violenta en 58 secciones electorales, algunas de cuyas casillas habían sido robadas con lujo de fuerza, pero terminaron en desistir en las impugnaciones por la existencia de amenazas.

Las intimidaciones arreciaron, luego que Román Rubio propuso en encuentro público con el ahora gobernador electo Rubén Rocha Moya, la intervención del gobernador para que se sentaran en Culiacán. “No quisiéramos que se exacerben más los ánimos porque hay muchos compañeros indignados por lo que pasó en el municipio de Sinaloa”.

En ese entones el candidato a diputado local de Morena denunció frente a Rocha Moya que la situación de violencia del municipio de Sinaloa permanecía así desde el proceso electoral de 2013, por los mismo actores y autores intelectuales.

El día 9 de junio, el hoy gobernador electo Rubén Rocha lamentó en un acto de apoyo a la candidata a alcaldía de Sinaloa, Mónica Nava, que en esa región se estuviera castigando con un grave problema de violencia. Ahí comentó que había pedido al gobernador Quirino Ordaz Coppel, la presencia de la Guardia Nacional en ese municipio y el Ejército. Ahí mismo habló de las amenazas que recibieron los integrantes del consejo municipal electoral.

Y ahí Román Rubio relató, que, por las noches, los compañeros se tenían que llamar para ver si habían llegado a sus casas por la zozobra en la que vivían.

Seis semanas después lo asesinaron.

Artículo publicado el 25 de julio de 2021 en la edición 965 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 972
12 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Localizan cuerpo de menor desaparecida entre los escombros del cerro del Chiquihuite
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.