mayo 10, 2021 4:18 PM

Señalan que Heriberto Galindo planeó cobrar 127 millones de euros en Andorra

heriberto galindo

El Senador Heriberto Galindo habría planeado cobrar 127 millones de euros de un negocio fallido en Venezuela a través de la Banca Privada d’Andorra (BPA), en 2011, de acuerdo a El diario español El País.

El político originario de Guamúchil, Sinaloa, llegó al Senado de la República en marzo de este año como suplente de Mario Zamora Gastélum, quien solicitó licencia al cargo para competir como candidato a la Gubernatura de Sinaloa, por la coalición integrada por el PRI, PAN y PRD.

Lea: La defensa endeble de Juan Millán https://bit.ly/32CLYem

En la publicación se señala que el ex también diputado federal por Sinaloa era socio de la empresa uruguaya Mindaris que firmó un acuerdo para asesorar en la ejecución de una planta eléctrica de la compañía Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), durante el mandato de Hugo Chávez.

“El senador y su socio en la empresa uruguaya, Daniel Sánchez Scott, esperaban cobrar 57.5 millones de euros por un ‘proyecto de asesoría inicial’. Y percibir hasta un total de 127 millones al culminar su trabajo de consultoría. La asesoría se centraba en una instalación proyectada por PDVSA en el poblado venezolano de El Manglillo, según los documentos”, relata el diario.

En ese entonces, Galindo no era un funcionario público, pero sí era considerada una ex Persona Políticamente Expuesta (PEP), por parte de la BPA debido a que era secretario adjunto a la presidencia del CEN del PRI, y se había desempeñado como Embajador de México en Cuba (2000-2001) y Cónsul general de México en Chicago (1998-2000), “entre otros puestos de una trayectoria dedicada a lo público que arranca en 1973”.

El texto detalla que el senador y su socio, un uruguayo de nombre Daniel Sánchez Scott, “anunciaron a la BPA su intención de depositar 25 millones de euros del primer anticipo del negocio en una cuenta en el principado europeo donde figuraría como titular una sociedad panameña”.

A través de Mindaris, el político y su socio suscribieron un acuerdo de “prestación de servicios” con la fundación venezolana Terra Nova para cobrar a la petrolera estatal venezolana, pero la “Banca Privada d’Andorra (BPA), la institución financiera donde Galindo y su socio planearon ingresar 127 millones de PDVSA, se desmarcó de sus ‘clientes’ en junio de 2011 después de que la entidad no recibiera la documentación requerida sobre la misteriosa operación con PDVSA. ‘Los clientes no se han presentado y la operación no se acaba de concretar, por tanto la desestimamos’, afirmó el banco en un acta confidencial”, señala la publicación.

El País entrevistó a Galindo, quien negó haber tenido una cuenta en la BPA y haber realizado gestiones con la petrolera venezolana, pero admitió que sí fue accionista en un porcentaje que “no recuerda” en Mindaris.

Su socio en esta empresa, sostiene, “fue un amigo mexicano que falleció”. “Mindaris se creó, pero no desarrolló ningún proyecto. No puse ni un dólar. Ignoro si mi socio hizo gestiones con la BPA. No conozco el negocio del que me habla con PDVSA. Nunca estuve en Venezuela ni en Uruguay”, asegura por teléfono el congresista.

“Pese a la negativa del representante priista, las actas confidenciales del departamento de prevención de blanqueo de la BPA recogen tres menciones a Galindo y a su socio entre marzo y junio de 2011. El hoy Senador aparece como la segunda persona con más peso en el frustrado negocio millonario con la compañía pública”, señala el rotativo.

El País narra que la BPA puso lupa sobre la fundación venezolana Terra Nova por inconsistencias en su documentación que la hacían sospechosa.

“La BPA pidió al socio de Galindo información sobre la entidad intermediaria en el negocio con PDVSA, la Fundación Terra Nova. ‘Tenemos pendiente aclarar quién es el fundador de la ONG y una auditoría de la misma’. Y ante la negativa, el banco decidió en abril de 2011 encargar un informe sobre esta institución a la asociación académica privada International Center of Economic Penal Studies”, indica.

Lea: Fallece Óscar Lara, entre señalamientos de ‘lavado’ y relación con el Cártel de Sinaloa https://bit.ly/2QptlYu

“El documento de este organismo conecta a la supuesta ONG con un rosario de irregularidades. ‘La Fundación Terra Nova tiene cometidos bastante vagos (…=. Desde su formación en Bolivia, se encuentra bajo indagatoria preliminar de la DEA de los EU. Se analiza el origen de los fondos presuntamente vertidos por Venezuela (…). Abundan las comisiones externas, triangulaciones inexplicables, contratos de consultoría muy gravosos…”, recoge un informe que vincula la entidad con ‘el círculo de Chávez'”.

“‘En primera instancia, parecería un proyecto político, pero las fuentes de EU perciben que (la Fundación Terra Nova) puede ser la pantalla de fuente de corrupción'”, alertaba el informe que solicitó la BPA a la asociación académica privada International Center of Economic Penal Studies ante la negativa a la entrega de documentación solicitada, consultada por el rotativo.

“Las actas internas de la BPA recogen que el banco acumuló numerosos documentos sobre el origen de los fondos de Galindo y su socio, como los acuerdos entre PDVSA y Terra Nova o una ‘carta enviada a PDVSA del pago a Mindaris’, agrega el texto que señala que la institución también vinculaba a Galindo y a su socio con una segunda sociedad uruguaya, Mifegold, dedicada a la construcción, al desarrollo turístico y a los concursos de obras”.

El diario El País también ha señalado a los sinaloenses Óscar Lara Aréchiga, ex secretario de Administración y Finanzas y al ex gobernador Juan S. Millán, con cuentas en Andorra.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.