mayo 12, 2021 5:59 PM

La catástrofe educativa que se avecina

CLASES PRESENCIALES. Urgente asignatura.

Deserción escolar en Sinaloa aumentará por pandemia, estima Mexicanos Primero; propone un regreso gradual a clases presenciales

 

 

Mexicanos Primero Sinaloa estima que por la pandemia este ciclo escolar en el estado se disparará el nivel de deserción en educación básica afectando principalmente la zona rural.

La organización civil realizó cálculos basándose en la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación porque las autoridades educativas no tienen datos estatales precisos.

Mexicanos Primero solicitó a SEPyC información para obtener cifras exactas pero no le fueron proporcionados por lo que hizo estimaciones de una de las consecuencia negativas de la pandemia en la educació

Gustavo RojasAyala, director de Mexicanos Primero Sinaloa, dijo que según la SEPyC, el año pasado la deserción escolar fue del 1.6 por ciento, para este ciclo escolar la asociación estima que será mucho mayor.

“Analizando datos entregados por la Secretaría de Educación Pública y Cultura, podemos ver que la cantidad de estudiantes que sí se inscribieron en este ciclo escolar y que no han sido contactados por sus docentes, nos permite proyectar que el porcentaje de estudiantes en educación básica en riesgo de no terminar este ciclo escolar podría ser del 6 por ciento y en entornos rurales la situación es el doble de preocupante pues en esos entornos el riesgo de no terminar el ciclo escolar alcanza el 12 por ciento”, dijo.

Las estimaciones señalan que alrededor de 127 mil 860 personas de entre 3 y 24años no se inscribieron en este ciclo escolar producto de la pandemia o por falta de recursos.

El INEGI, manifestó, midió la probabilidad de personas de entre 3 y 29 años que no se inscribieron a nivel nacional, pero para obtener las estimaciones estatales Mexicanos Primero solo pudo hacerlas hasta estudiantes de 24 años con los datos disponibles.

La cifra de personas no inscritas en el ciclo escolar, detalló, representan el 9.6 por ciento de la población en Sinaloa.

Esta estimación equivale básicamente, si uno lo compara este total estimado de personas que pudieran no haberse escrito, es el equivalente al 65 por ciento de todos los estudiantes inscritos en las escuelas de Culiacán en educación básica y en el mismo nivel esta cifra de personas no inscritas supera ampliamente los 89 mil 333 estudiantes en escuelas de nivel básico en el municipio de Mazatlán”, manifestó.

De acuerdo con las mediciones, los principales motivos para no inscribirse fueron que el 26 por ciento de la población considera que las clases a distancia son pocos funcionales para el aprendizaje y el 25 señaló que fue porque uno de los padres o tutores se quedó sin trabajo.

Señaló que es necesario que la SEPyC presente un informe con información por grados y por niveles educativos sobre el abandono escolar pues resulta insuficiente que solo diga que es el 1.6 por ciento para todos los niveles.

La cifra que da la SEPyC, indicó, no permite focalizar atenciones y acciones de prevención.

Manifestó que no basta comparar cuántos ingresaron un año con cuántos ingresaron al año siguiente como está haciendo la SEPyC.

“Llegado un año del cierre de escuelas uno esperaría este nivel de información más detallada respecto a alguna afectación, no se puede tener evidencia respecto a toda la afectación pero en el tema del abandono es momento para hacerlo y creemos que existen hoy las posibilidades de hacerlo, ya se conoce la matrícula del ciclo escolar 2019-2020, la matrícula inicial y final, ya se conoce la matrícula inicial del ciclo escolar siguiente y se conoce cuántos de esa matrícula son de nuevo ingreso”, dijo.

Explicó que “esos son elementos para llevar acabo la tasa total de abandono tal como la calculaba el extinto Instituto Nacional para la evaluación Educativa en México, nivel por nivel, saber cómo está el problema en primaria, en secundaria, en media superior y de esa manera poder tener una información específica que es muy necesaria para no ir navegando a ciegas”.

En el escenario ideal, manifestó, el sistema educativo debería ser conducido basado en buena evidencia y tomar decisiones informadas.

La pandemia lo que ha hecho, como todas las crisis y las emergencias, es agudizar esos problemas que no estaban resueltos.
Señaló que el país tomó la decisión de navegar la pandemia sin estrategias de trazabilidad sofisticadas, sin estrategias masivas de testeo y se optó por solamente medir el impacto en cantidad de casos confirmados mediante los mecanismos de atención hospitalaria y no mediante mecanismos más anticipatorios a diferencia de cómo hicieron muchos países que lograron contenerla mucho mejor.

“Yéndonos más hacia lo educativo, hay que ser bien justos, a nadie los preparan para conducir una escuela, una zona escolar o un estado en medio de una pandemia que probablemente ha generado la exclusión más grande de la que se tenga memoria, nosotros hemos visto una capacidad de mejorar de cambiar y de adoptar nuevas estrategias a medida que la pandemia se ha ido extendiendo”, indicó.

Manifestó que a información de la SEPyC para hacer un cálculo más exacto sobre la deserción escolar pero la dependencia no proporcionó la información necesaria.

Señaló que ya plantearon a las autoridades educativas la conveniencia de utilizar un indicador de medición del abandono más específico y rigurosa.

Rojas Ayala insistió en la necesidad de regreso gradual a la escuela utilizando los Centros Comunitarios de Aprendizaje para evitar una catástrofe educativa.

Artículo publicado el 04 de abril de 2021 en la edición 949 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.