abril 22, 2021 5:13 AM

El coronavirus ha vencido a más de 100 luchadores en México

lucha

A poco más de un año de que se declarara la pandemia de coronavirus, suman ya más de 100 los luchadores profesionales fallecidos, según reporta la Comisión de Lucha Libre Profesional del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Según un reportaje de la revista Proceso, el gremio del “pancracio” mexicano ha sido severamente golpeado por el COVID-19 y existe la sospecha de que en realidad se trate de una mayor cantidad de víctimas ya que el organismo no lleva el control de los peleadores que realizan funciones clandestinas.

La comisión sólo tiene conocimiento de los decesos que le son notificados, aclara en entrevista su titular, El Fantasma, leyenda de la Lucha Libre Mexicana y quien formara parte de tantas carteleras estelares de esta popular disciplina.

En México, dice, no hay evidencias ni registros de alguna actividad deportiva más golpeada por el COVID-19 que la lucha libre profesional, considerada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México desde julio de 2018.

A partir de marzo de 2020, cuando se interrumpieron todas las funciones para prevenir el avance de los contagios, los luchadores profesionales quedaron desamparados por los sucesivos confinamientos y las consecuentes restricciones a su actividad profesional.

Permanezcan activos o ya en el retiro, su situación es crítica: no reciben ayuda de las empresas para las que laboran o trabajaron durante años, además de carecer de prestaciones como Seguro Social, Infonavit y pensión.

En redes sociales en páginas especializadas se ofertan máscaras, camisetas, autógrafos y todo tipo de artículos para recabar fondos para luchadores sobre todo en el retiro y que no cuentan con otro apoyo para solventar sus gastos durante la pandemia.

Los luchadores profesionales sobreviven precariamente.“Estamos acostumbrados a que si luchamos, comemos; si no luchamos no comemos”, señala El Fantasma. Sólo cobran por acto realizado. Por esa razón “es muy triste el final de un luchador”, como dice Blue Demon Jr.

Aun los gladiadores consagrados subsisten con la venta de máscaras con su firma; playeras, gorras y cubrebocas con su imagen; el cobro por mensajes de voz o de felicitaciones; autógrafos o fotos de celular con los aficionados. Los afortunados reciben el apoyo de familiares o emprendieron un negocio de tacos, tortas, hamburguesas y jugos.

Ante este escenario, el presidente de la comisión exhorta a sus compañeros que participan en funciones no reconocidas por ningún organismo:

“No vale la pena morir por 150 o 500 pesos que les ofrece, por mucho, el promotor si en realidad cumple… A esos jovencitos les pido que no lo hagan. Se infectan muchos colegas que acudieron a luchas clandestinas. Los compañeros ignorantes, con el perdón de la palabra, que ni siquiera son luchadores o no cuentan con licencia, van, luchan cuerpo a cuerpo y se contagian; llegan a sus casas e infectan a la familia y hasta mueren.”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos