julio 29, 2021 3:48 PM

Cine: ‘El agente topo’

cine-el agente topo

Una de las opciones más gratificantes que ahora ofrece la plataforma Netflix es El agente topo (Chile/2020), escrita y dirigida por Maite Alberdi, una mezcla entre documental y drama que apela al sentimentalismo para hacer llegar un acertado, necesario y urgente mensaje.

A diferencia de Descuida, yo te cuido (2020) que solo se queda en un buen intento de desarrollar una interesante premisa, pero que se pierde en el camino y acaba como una historia inverosímil, la que nos ocupa ahora es mucho más sencilla y eficaz.

El inspector Rómulo Aitken necesita saber el trato que le dan a una de las internas de una casa hogar para adultos mayores, porque la hija de la señora piensa que maltratan a su madre, por lo que requiere ver lo más directamente posible el funcionamiento de ese lugar y registrar evidencias sin que nadie sepa, de ahí que se le ocurre contratar a Sergio Chamy, un señor de 83 años que acepta permanecer en la residencia por tres meses, con la encomienda de observar todo y pasar un reporte diario de lo que ve, sin levantar sospechas. Si bien Sergio cumple con su trabajo en tiempo y forma, lo que encuentra va mucho más allá de lo que Rómulo y su clienta esperaban.

Indiscutiblemente, lo más agradable, interesante y disfrutable del filme es su elenco, comenzando con un Sergio en el proceso del duelo por haber perdido a su esposa, que apela a distraerse y sentirse útil al emplearse como investigador, para lo cual tiene que aprender aspectos tecnológicos, y lo hace con una dedicación, disciplina y habilidad digna de cualquier principiante mucho menor. Igualmente, destaca su empatía, espíritu solidario y compañerismo, que lo llevan a ganarse el respeto y la amistad de muchas de sus compañeras, y tocar el corazón de una, que termina ilusionada con casarse con él.

El resto de las personas que intervienen, en su mayoría mujeres, son igualmente encantadoras, quienes logran conmover al espectador con los fragmentos de su historia: Martha Olivares y su terquedad por salir a la calle, que solo la calma la falsa llamada de su mamá con la promesa de que pronto la visitará; Rubira Olivares y sus cada vez más frecuentes olvidos que la hacen dudar si sus hijos van o no a verla; Zoila Gonzalez, que disfruta de conversar con los santos como si fueran personas, mientras no esté acompañando a Martha en su intento de abrir la puerta y salirse; y Berta Ureta, quien tiene sus buenas estrategias para levantar el ánimo y hacer más llevadera la estancia en la residencia, y quien ve en Sergio la esperanza para llegar al altar.

En El agente topo es complicado saber hasta dónde se trata de un documental, qué es ficción, qué tan enterados están los involucrados en que son parte de una película; cómo le hace con la cámara para no ser vista, entre muchas otras cosas. Sin embargo, más allá de sus aspectos técnicos y narrativos –la hibridez de géneros, el ritmo, el hacer evidente al equipo de producción y sus artefactos–, lo más valioso de la cinta es su conclusión, así se viera venir desde el inicio y así sea un tema por demás conocido y (pareciera) cada vez más frecuente. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 07 de marzo de 2021 en la edición 945 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.