abril 18, 2021 11:46 PM

En Culiacán catean casas, detienen a comando, decomisan droga… y se desatan los rumores

LAS QUINTAS.
Departamento-bodega.

La semana pasada arreciaron los decomisos de viviendas usadas para almacenar drogas en plena zona urbana de Culiacán. Entre el martes y el viernes fueron tres las casas aseguradas y seis detenidos. Solo en una de ella había al menos una tonelada de drogas.

Junto con los operativos de tierra elementos del Ejército realizaron sobrevuelos a baja altura en varios puntos de la ciudad.

La presencia de los helicópteros provocó que circularan videos y rumores falsos en el transcurso de la tarde del viernes.

Uno de los inmuebles asegurados se encuentra en la calle Segunda Cerrada de Guanajuato, en la colonia Las Quintas.

El inmueble fue ubicado el martes y desde ese día elementos del Ejército y la Policía Estatal Preventiva sitiaron el lugar.

El lugar es un edificio de departamentos, en uno de los cuales había droga. De acuerdo con fuentes de seguridad, en el departamento había más de una tonelada de “cristal”, además de goma de opio, cocaína y fentanilo.

El sitio era usado solo como almacén, ahí no fabricaban las drogas sintéticas.

Agentes del Ministerio Público Federal y elementos de la Policía Federal llegaron al inmueble la tarde-noche del viernes con una orden de cateo.

Los elementos federales permanecieron en el interior del edificio durante varias horas.

Hasta el sábado por la tarde la Fiscalía General de la República no había dado a conocer las cantidades exactas de las drogas que había en el lugar.

Durante el operativo los agentes no detuvieron a ninguna persona.

El viernes 29 por la madrugada militares y agentes estatales localizaron otra vivienda.

La casa está ubicada en la calle Constituyente Emiliano García entre Constituyentes y Félix Palavicini, en la colonia Libertad.
En el interior de la vivienda hay paquetes al parecer de cristal y fentanilo.

Los soldados y estatales implementaron un operativo para resguardar el inmueble mientras el agente del Ministerio Público obtiene la orden de cateo.

Hasta la tarde del sábado el cateo todavía no era ejecutado.

La tarde del viernes localizaron otra vivienda en la que aparentemente hay drogas y armas.

La casa está ubicada en la calle Guadalupe Rojo, en la colonia Lombardo Toledano.

En ese operativo los militares y estatales detuvieron a seis personas.

De acuerdo con agentes policiales mediante una llamada anónima al 911 reportaron que había gente armada en el sector.

Un convoy de soldados y estatales se trasladó y ubicaron a seis hombres que al notar la presencia de los agentes intentaron refugiarse en una casa.

Los hombres fueron detenidos antes de ingresar al inmueble en posesión de armas.

Los agentes presumen que en la casa hay drogas y armas por lo que instalaron vigilancia en las inmediaciones en espera de que el Ministerio Público Federal obtenga la orden de cateo.

Al mismo tiempo que mantenían los operativos en las casas, elementos del Ejército realizaban un operativo aéreo.

Por varios sectores de la ciudad sobrevoló un helicóptero militar a baja altura después de las 13:00 horas.

Los sobrevuelos fueron reportados en las colonias Centro, Libertad, Guadalupe, Cañadas, Desarrollo Urbano Tres Ríos y en Las Quintas, en el área donde fue asegurado el departamento.

Después de las 16:00 horas de nueva cuenta realizaron sobrevuelos en algunos sectores.

Después de que la aeronave voló por varias zonas, en redes sociales empezó a circular un mensaje que señalaba que elementos de la Marina habían detenido a Iván Archivaldo y al Nini, en plaza Forum.

En un mensaje en su cuenta de Twitter el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, alertó que se trataba de información falsa.

Más tarde, también por redes sociales, se difundió un video en el que se observa a un hombre prendiendo fuego a una patrulla tiroteada de la Policía Estatal Preventiva de Sinaloa.

Esa patrulla fue tiroteada e incendiada el 17 de octubre de 2019 en el bulevar Universitarios entre las calles Matías Lazcano y Juan de la Barrera, durante las balaceras del llamado “culiacanazo”.

 

La casa reutilizada

El pasado 21 de enero agentes federales y el Ministerio Público catearon una casa ubicada en el fraccionamiento Valle Alto.

La casa ubicada en la calle Valle Verde había quedado asegurada en 2016, cuando rescataron a un hombre originario de República Dominicana y a uno de Los Mochis que tenía residencia en Estados Unidos.

En esa ocasión detuvieron a dos de los secuestradores.

La vivienda fue asegurada de nueva cuenta después de que hombres que circulaban en un vehículo dispararon al aire desde el automóvil en movimiento y fueron interceptados por agentes estatales y militares quienes iniciaron una persecución.

Los hombres llegaron hasta la vivienda, se introdujeron y lograron escapar por entre los techos de las casas contiguas.

Días después el Ministerio Público cateó la casa y encontró un laboratorio para procesar fentanilo.

En la casa había cuatro litros 998 mililitros de fentanilo, dos kilos de fentanilo, 17 litros de ácido clorhídrico y dos litros de fentanilo con 4-anilino-n-fenetilpiperidina (ANPP) y 1- fenetil-4 piperidona (NPP).

También aseguraron un vehículo, un refrigerador, una báscula, una prensa hidráulica, una máquina selladora y otros objetos del delito.

Los dos hombres liberados en 2016 y los secuestradores detenidos eran miembros del grupo de Dámaso López Núñez, el Licenciado.

Supuestamente fueron secuestrados porque tenía en una deuda con Los Dámaso.

Tras el cateo del 21 de enero la vivienda fue asegurada otra vez por la Fiscalía General de la República.

Artículo publicado el 31 de enero de 2021 en la edición 940 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos