abril 21, 2021 4:55 PM

Sinaloa aporta tres de los 35 municipios con mayor tasa de mortalidad por Covid-19

TASAS DE MORTALIDAD. Tres municipios peligrosos. Foto: Carlos Alberto Carbajal/Cuartoscuro.com.

Las muertes por COVID-19 en Sinaloa no dan tregua. Las líneas de la estadística se mantienen en una meseta interminable, dramática. A nivel nacional Sinaloa es uno de los estados más letales y aporta tres municipios a los 35 con mayor tasa de mortalidad por el coronavirus en México: Ahome, Culiacán y Guasave.

Lea: Segundo pico de la pandemia en México, más pronunciado que el primero https://bit.ly/3a7kWRr

La estadística es proveída por el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en su boletín número 12 sobre el manejo de la pandemia en el país.

El cuadro se construye a partir de la cifra oficial de 105 mil 459 personas fallecidas por COVID-19 en México al corte de su elaboración, e incluye únicamente a aquellos municipios con más de 100 mil habitantes.

Ahome, según cifras de la Secretaría de Salud Estatal, cuenta con 478 mil 702 habitantes. Y la estadística de la UNAM lo coloca como el municipio número 14 con una tasa de mortalidad de 154.4 por 100 mil habitantes (PCMH).

En el lugar 19 aparece la capital del estado con una tasa de mortalidad de 148.4 (PCMH) y en el 27 Guasave con un 142.6 (PCMH). Como comparativo, la media nacional es de 82.5 (PCMH) y el municipio con mayor tasa de mortalidad es Azcapotzalco (Ciudad de México) con 236 (PCMH).

Por otra parte, la tasa de mortalidad que se maneja en Sinaloa según los datos de la Secretaría de Salud es de 122.4 (PCMH) con corte al 30 de noviembre.

 

Fuera de control

La propia autoridad a nivel federal ha estimado que la epidemia ha provocado 217 mil 989 defunciones adicionales (exceso de mortalidad, no explicada), del cual el 72 por ciento son probablemente atribuibles al COVID-19, es decir, alrededor de 155 mil 990 muertes adicionales, lo que elevaría la cifra a 261 mil 449 personas fallecidas al 30 de noviembre.

El corte al jueves 30 de julio tenía a Sinaloa con 2 mil 145 defunciones por el COVID-19 en la estadística oficial del estado. Un mes más tarde los decesos eran 2 mil 788 decesos. La diferencia en ese periodo fue de 643 decesos y el discurso se tornó en una estabilización de la pandemia.

Los meses siguientes el estado cerró con 3 mil 184 en septiembre, 3 mil 594 en octubre y 3 mil 907 en noviembre. Prácticamente un promedio mensual de 373 decesos en una estadística que ha estado llena de rezagos, a veces hasta con dos meses.

Sin embargo, al margen de la presunción de un rezago, existen al menos 485 muertes sospechosas a COVID-19 con retraso en su dictaminen o en su confirmación hasta el 30 de noviembre, lo que dejaría más de 4 mil 300 decesos en Sinaloa hasta esa fecha.

 

Camas vacías

La reconversión hospitalaria ha sido una de las políticas que más ha impulsado el gobierno tanto a nivel estatal como federal, sin embargo, el cálculo inicial de que las 2 mil 500 camas especializadas en las instituciones del sector Salud en el país serían suficientes para enfrentar la pandemia, resultó erróneo. A la fecha, se han tenido que habilitar alrededor de 40 mil camas hospitalarias, distribuidas alrededor de 30 mil camas de hospitalización general y 10 mil camas con ventilador.

En Sinaloa se inició la reconversión con una cifra entre 500 y 700 camas COVID-19 y a la fecha existen poco más de mil 400. El informe de la Secretaría de Salud señala además que la ocupación está en un 21 por ciento con corte al 30 de noviembre.

 

CENTRO DE CULIACÁN. La vida sigue, la muerte también.

 

La autoridad presume una desaceleración en los casos de COVID-19 y al corte el índice en nuevos contagios se encuentra apenas por debajo de los 90 casos diarios y sin embargo los decesos se siguen contabilizando en un promedio de 14 fallecidos al día.

Si bien los enfermos que son hospitalizados han tenido una tendencia a la baja, no así los decesos que se siguen contabilizando en el estado.

En Ahome, por ejemplo, la capacidad hospitalaria se encuentra (con corte al 30 de noviembre) al 20 por ciento y durante ese mes el municipio aportó 277 de los 2 mil 571 nuevos pacientes.

Los casos de Culiacán y Guasave son muy similares. La capital del estado registra un 32 por ciento de su capacidad hospitalaria ocupada a pesar de haber aportado casi el 50 por ciento de los nuevos casos durante todo noviembre.

Y en Guasave la capacidad se encuentra apenas en un 12 por ciento y 290 pacientes registrados durante noviembre.

Y según las cifras de los reportes de la Secretaría de Salud la ocupación hospitalaria viene manejando una tendencia a la baja, no así los nuevos contagios ni tampoco los decesos.

 

 

La meseta interminable

Hacia finales de septiembre e inicios de octubre, la tendencia en nuevos contagios experimentó una tendencia a la baja. Con excepción de Culiacán, prácticamente todo el estado vio decrecer la cantidad de casos reportados de manera diaria.

En las últimas diez semanas tomadas como referencia, en la primera hubo cifras de 501 casos mientras que en la última 610, y el promedio sostenido de cada siete días es de 578 nuevos contagios.

En la semana del 27 de septiembre al 3 de octubre apenas 501 nuevos pacientes repartidos prácticamente entre los cuatro municipios más importantes del estado (181 en Culiacán, 119 en Mazatlán, 63 en Ahome y 61 en Guasave).

Para las dos semanas siguientes la tendencia prácticamente se repitió. Del 4 al 7 de octubre el estado tuvo tendencia a la baja con 486 casos pero a la semana siguiente, del 11 al 17 de octubre se reportaron 527 contagios. La meseta.

Sin embargo para la segunda mitad de octubre el paso adelante dado en la estadística tuvo un retroceso. Del 25 al 31 de octubre se registró un repunte y se reportaron 614 casos y la primera semana de noviembre, del 1 al 7, los contagios fueron 651.

Las siguientes semanas la cifra volvió a bajar. Primero a 610, luego a 566, después incrementa a 597 y luego regresar a 610 entre la última de noviembre y la primera de diciembre.

Finalmente Noviembre concluyó con 2 mil 571 casos. El número por sí solo dice poco pero si se toman los dos meses anteriores se precisa el paso adelante y el paso atrás. Septiembre contabilizó 2 mil 630 mientras que octubre 2 mil 478.

Traducido a promedio diario septiembre dejó 88 nuevos pacientes, octubre 79 y noviembre 86, mientras que los primeros 10 días de diciembre el promedio se mantiene en 87.

 

Artículo publicado el 13 de diciembre de 2020 en la edición 933 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos