diciembre 4, 2020 8:26 AM

Las cuentas de Cienfuegos

HUEYOTIPLAN, TLAXCALA, 25JULIO2017.- Elementos de la SEDENA perteneciente a la 23 Zona Militar con sede en Panotla, Tlaxcala, ubicaron y destruyeron este martes un plantío de amapola en el municipio de Santa Cruz Tenancingo, del municipio de Hueyotlipan. Dicho plantio es el primer plantío de esta naturaleza que se ubica en la entidad tlaxcalteca. El sembradío abarcaba una superficie de entre mil 600 y mil 800 metros.
FOTO: JORGE LEZAMA /CUARTOSCURO.COM

Indicadores contra en narco, por debajo de los del sexenio de Calderón

 

 

Los datos que presentó el general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda en el apartado llamado esfuerzo contra el narco en México, se quedan por debajo en todos los indicadores, excepto en dos, en relación con su antecesor en el cargo, el general Guillermo Galván.

Lea: El Ejército en la órbita del narco https://bit.ly/3dZZqxY

En erradicación de cultivos ilícitos, en aseguramientos de mariguana, cocaína, goma de opio, heroína, vehículos, aeronaves, armas o personas detenidas, las cuentas que rinde Enrique Peña están por debajo de los números con que concluyó el sexenio de Felipe Calderón.

Todo está en los datos oficiales del sexto informe presentado el 1 de septiembre de 2018, la despedida de Peña Nieto.

La gráfica 1 (anexa) muestra la sumatoria en cada uno de los indicadores en el periodo presidencial de Calderón y de Peña Nieto. Solo dos de los 10 indicadores, el de erradicación de cultivos de amapola y el de aseguramiento de heroína, son superiores con Cienfuegos en la Sedena contra Galván en el mismo cargo. El resto, todos, los resultados son muchos mayores en aseguramientos y erradicación de cultivos con Felipe Calderón.

Salvador Cienfuegos fue detenido el jueves 15 de octubre en el aeropuerto de Los Ángeles, California. La fiscalía de los Estados Unidos le presentó una acusación con cinco cargos, todos ellos relacionados con el tráfico de drogas a ese país y lavado de dinero. Se declaró no culpable, pero sigue detenido para enfrentar el juicio en la cárcel. Todo a menos de dos años de retirarse del mayor cargo al que puede aspirar un militar en México, el mando completo de las fuerzas armadas, apenas por debajo del Presidente.

 

La guerra

La guerra contra el narco que el panista Felipe Calderón encabezó en su mandato, con despliegues militares en Michoacán, Baja California y Sinaloa, apenas a los dos meses que tomó protesta como Presidente, no tiene antecedentes en sus resultados del combate al narco con ningún otro periodo de la historia reciente. Independientemente de las críticas que todavía persisten a la estrategia que se siguió.

Los datos establecen que las cuentas que rinde al final del sexenio Galván Galván contra Cienfuegos Zepeda son incomparables. Con el regreso del PRI a la presidencia hay una reducción en todos los indicadores que se presentan en el informe presidencial –excepto la erradicación de cultivos de amapola, medida por hectáreas que fueron destruidas por las fuerzas armadas, y los aseguramientos de heroína.

SALVADOR CIENFUEGOS. Foto: Mario Jasso /Cuartoscuro.com.

Con Calderón Hinojosa y su guerra contra el narco, nadie antes o después ha erradicado tantos cultivos ilícitos (más de 97 mil hectáreas de mariguana) o asegurado tantas toneladas de drogas (10 mil toneladas de mariguana, 38 toneladas de cocaína, 5 toneladas de opio), o aeronaves, vehículos y armas aseguradas, o detenidos.

Lea: Cienfuegos: el Ejército y México al banquillo https://bit.ly/2FJy5Dm

Con Calderón hubo un aseguramiento de aeronaves cinco veces superior que con Peña. En armas el aseguramiento fue más de un 400 por ciento superior. En detenidos por el Ejército la cifra se redujo casi en un 50 por ciento con Peña Nieto en relación con Calderón (pasó de 50 mil entre 2007-2012 a solo 35 mil entre 2012-2018).

 

Fin de la guerra

En el regreso del PRI a la presidencia, con el triunfo de Enrique Peña en 2012, se busca apaciguar la narrativa de la guerra contra el narco emprendida por su antecesor Felipe Calderón.

Deja de hablarse de guerra, y paulatinamente se va reduciendo toda una narrativa en ese sentido. La atención mediática también disminuye.

Visto a la distancia, es claro que en algunos de los indicadores entre sexenio y sexenio la diferencia es escandalosa. Año con año se van cayendo las detenciones de personas, las armas aseguradas, los cultivos destruidos y las drogas aseguradas.

Cierto, los fríos números requieren de acotaciones adicionales. Por ejemplo, que el consumo de mariguana en Estados Unidos tiene una reducción significativa a partir de la legalización con el principal consumidor y cliente de México, el vecino del norte. Eso explica, en parte, la reducción de superficies de cultivos destruidos y las toneladas de mariguana asegurada.

Las hectáreas destruidas de mariguana por el Ejército al mando de Salvador Cienfuegos en el 2013-2018 bajan en un 360 por ciento en relación con el sexenio de Felipe Calderón y Guillermo Galván en la Sedena. Lo mismo en toneladas aseguradas, la reducción es de 270 por ciento entre un periodo y otro.

Al mismo tiempo, en esos años del inicio del periodo de Enrique Peña, el consumo de heroína —por tanto el incremento en el cultivo de amapola— se incrementa en los Estados Unidos, lo que provoca la llamada crisis de los opiáceos con el vecino del norte.

Justo en esos años, las hectáreas en cultivo de amapola se incrementan (baja la producción de mariguana, sube la amapola), porque la demanda en el mercado americano sufre un cambio radical. Y se refleja en los datos de aseguramientos y destrucción de plantíos:

Con Cienfuegos la destrucción de plantíos de amapola se incrementa un 66 por ciento con respecto al anterior periodo, aunque el aseguramiento de heroína solo un 14 por ciento y el de opio queda por debajo. No corresponde al incremento de la demanda de drogas en Estados Unidos.

 

Detenidos y armas

Donde de plano los números son ridículos en el mandato de Salvador Cienfuegos en la Sedena contra el general Galván, es en lo que se refiere a los aseguramientos de vehículos, aeronaves, armas y personas detenidas.

Lea: Cienfuegos bit.ly/3dHLZm4

Ahí Enrique Peña rinde cuentas por debajo de su antecesor. Todos los indicadores sufren una caída.

El que menos cae son los vehículos asegurados por las fuerzas armadas, disminuyen un 9 por ciento los autos asegurados en un sexenio y otro. Pero en aeronaves es un 500 por ciento menos de aseguramientos. En armas un 385 por ciento menos. Y en personas detenidas un 142 por ciento menos.

Artículo publicado el 25 de octubre de 2020 en la edición 926 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 931
29 de noviembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos