mayo 25, 2020 9:02 pm

Choix: tierra de nadie

Guardia nacional llega a Choix

Pistoleros tomaron la cabecera municipal para arreglar a balazos su rivalidad.

 

Poco después de las 21:30 horas del miércoles 1 de abril, dos grupos de pistoleros se enfrentaron en Choix a balazos para finalizar su rivalidad que comenzó dos meses antes, el 1 de enero (2020), con el asesinato de Félix Jacobo, en el sector El Vado.

Lea: Otra guerra interna del Cártel de Sinaloa azota a Culiacán https://bit.ly/39wU35v

En la acción, pusieron bajo sitio a toda la comunidad, incluyendo a las autoridades municipales, principalmente policiales, a quienes la vida perdonaron y no dispararon una sola bala pese a que por horas los tuvieron en la mira, sobrepasándolos en hombres, vehículos y armamento.

Las operaciones iniciaron 6 kilómetros antes de la cabecera municipal, sobre una zona serpenteante de la carretera Los Mochis-Choix. Justo después de la capilla a la Virgen María en Bajósori. Allí, quedaron muertas dos personas. Un de ellas identificada como Jesús Alonso G., y otro de 35 años de edad. En el lugar se decomisó una motocicleta y una pistola .40 milímetros.

Cuando la población reportó el primer tiroteo, la policía se aprestó a reaccionar, pero justo antes de llegar al lugar fueron copados por los pistoleros que los obligaron a internarse en una brecha y a refugiarse en una ranchería. Sin embargo, no los agredieron, y hasta permitieron que otros policías llegaran en su rescate conduciéndolos hasta la Dirección de la Policía, en donde se resguardaron.

Para entonces, los pistoleros cerraron la cabecera municipal. Apostaron camionetas con hombres armados a la entrada, obstruyendo la salida de la policía y el acceso de refuerzos. Luego, metieron a los ejecutores a la comunidad y comenzó la cacería de sus víctimas en las colonias Ejidal, Reforma, Francisco R. Serrano, Aguajito, Francisco I. Madero, José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”, Ampliación Reforma, Benito Juárez, Población Nuevo Huites, Ayuntamiento 89, Conchas, Chula Vista y Huites, agrediendo unos, defendiéndose los otros.

ENFRENTAMIENTO EN CARRETERA. Otra guerra interna.

El tiroteo se prolongó hasta por dos horas, cuando los grupos se emboscaron mutuamente en el kilómetro 1 del ramal Choix-San Javier. En el lugar quedaron abandonadas una camioneta Toyota Squad, modelo 2006, color negro, con balazos en la carrocería y ponchadas las llantas, y un auto Ford Mustang, color rojo, sin placas de circulación, con disparos en el frente.

Lea: El norte de Culiacán y la tormenta que se asoma https://bit.ly/2JsUUcX

Cuando los policías arribaron al lugar, los pistoleros les apuntaron con fusiles automáticos, Barret calibre .50 y lanzagranadas calibre .40, y los forzaron a que se retiraran del lugar. Los agresores se refugiaron en la colonia Huites.

Para entonces, el director de policía, Luis Morán Rodríguez, pidió refuerzos a la Guardia Nacional, pero estos no respondieron.

Poco después, los preventivos patrullaron la ciudad y encontraron abandonadas y baleadas una Tahoe, color blanco, modelo 2014; una Suburban, de color blanco, modelo 2017, sin placas de circulación con una escopeta calibre 12 automática en el asiento posterior; una Jeep Patriot, de color blanco modelo 2017; un auto Toyota Corolla, color gris, modelo 2017, con placas VSY-1610 de Sinaloa; una camioneta Silverado, modelo 2000, color arena, con reporte de robo; una Chevrolet, modelo 1994, sin placas de circulación, color negro.

ESCOPETA AUTOMÁTICA. Saldos del enfrentamiento.

En los vehículos se encontró sangre, mariguana, maletas con ropa diversa, uniformes camuflaje y pixeleado, pasamontañas, equipo táctico, bolsas para dormir, latería y aceite de cocina.

Lea: Los saldos rojos de Tepuche https://bit.ly/3aMStxI

El refuerzo a la policía municipal llegó hasta el día siguiente, poco después de las 11:00 horas, cuando arribaron cinco patrullas de la Guardia Nacional. Entonces inició la batida de la colonia Huites y alrededores. No obtuvieron resultados.

Posteriormente, a las 16:00 horas, llegó a la cabecera municipal el refuerzo de la Policía Estatal Preventiva. Este incluía un vehículo blindado.

A las casi tres horas que duró el sitio a Choix, lo antecedieron incursiones armadas a rancherías que son acceso al “Triángulo Dorado”. La más reciente ocurrió el 31 de marzo, en San Pedro, cuando se encontró el cadáver carbonizado del Cuate Miranda a bordo de su camioneta Ford Lobo, color negro, totalmente calcinada; el 30 de marzo, grupos armados colocaron un retén a cuatro kilómetros de la cabecera municipal, justo en el arco de acceso a la cabecera municipal; el 28 de marzo fue encontrado sin vida Paz C.L., apodado el Payín, residente del poblado el Vado, Choix. Él fue torturado y asesinado a balazos. El cuerpo fue envuelto en hule negro y abandonado en un camino vecinal a Techobampo. El 27 de marzo, en el Ranchito de Islas fue privado de la libertad Guadalupe “N”, de 22 años, y su padre, Monserrat, de 52 años, golpeado; y antes, el poblado Real Blanco fue tomado por asalto por hombres armados que allanaron la tienda Diconsa.

Aquí, los nativos mencionan quedito a un responsable: Adelmo Núñes Molina, conocido como Lemo Núñez, miembro del Cártel de Sinaloa.

En la cabecera municipal, los lugareños respiran hasta con miedo, y se han colocado una mordaza. Saben que nadie los puede defender, y que están a merced de los pistoleros.

Jóvenes y hombres maduros reconocen que hay violencia y que la noche anterior habían estado sobresaltados porque las ráfagas de grueso calibre las escuchaban frente a sus casas, pegadas a la cabecera.

CAMIONETA BALEADA. El infierno en Choix.

Luis Morán Rodríguez, Director de la Policía Municipal, aceptó que pasó una noche intranquila, superado por los grupos que se enfrentaron a balazos, pero que no atacaron a la Policía ni ninguna oficina gubernamental. “Hicimos lo que pudimos para proteger a la población, que no resultó afectada por los granadazos ni los disparos que se lanzaron entre ellos”.

Aquí, el alcalde, Omar Gil Santini y su gabinete de seguridad no fueron localizados por ningún lado. El Palacio municipal fue cerrado, hasta en las escaleras. Era como si la tierra se los hubiese tragado, o como si hubiesen puesto los pies en polvorosa al paso de los pistoleros que sitiaron Choix por tres horas.

Artículo publicado el 05 de abril de 2020 en la edición 897 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral