martes, mayo 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Carrasco, una historia de atentados y acusaciones

Atentado. Jesús Carrasco, el historial del policía
Atentado. Jesús Carrasco, el historial del policía

Jesús Carrasco arrastra un largo expediente policiaco plagado de señalamientos en su ejercicio, el más grave la ola de desapariciones en el norte de Sinaloa entre 2011 y 2014. Ha sufrido al menos tres atentados contra su vida, en uno de ellos unas dos docenas de hombres armados lo emboscaron en la carretera México 15 en el municipio de Guasave. El más reciente este sábado 15 de septiembre en Ciudad Universitaria, con un par de sujetos que lo agredieron.

Conocido como el comandante Carrasco, inició su carrera como agente de tránsito municipal pero la mayor parte del tiempo ha formado parte de la Policía Ministerial hoy Policía de Investigación.

Fue uno de los hombres de la confianza absoluta del también controversial director de la Policía Ministerial en dos ocasiones, Jesús Antonio Aguilar Iñiguez, conocido como Chuytoño. Con él fue enviado como Secretario de Seguridad Pública en Ahome, y después como Subdirector estatal. Actualmente estaba asignado a un grupo especial en la corporación.

Tiempos violentos

En 2011, el primer año del gobierno de Mario López Valdez que llegó al cargo en una coalición de partidos opositores al PRI, se armó el regresó de una generación de policías que habían salido huyendo de la Ministerial de Sinaloa luego del asesinato del menor de los Carrillos Fuentes, en 2004. Al grupo lo encabezaba Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, casi todos habían sido exonerados de las acusaciones excepto Pedro Pérez, quien además de policía en activo custodiaba a Rodolfo Carrillo y su familia.

Carrasco Ruiz no formaba parte de aquel grupo de 2004, aunque ya estaba en la corporación, pero en el retorno de Chuytoño sería de la confianza plena. Tanto que le encomendó la seguridad de la ciudad donde habitaba el gobernador Malova, Los Mochis.

Jesús Carrasco asumió la Seguridad Pública de Ahome a inicios de 2012 luego de que acusarán de nexos con la delincuencia organizada a Horacio León, un militar retirado que después de casi seis años en la cárcel fue exonerado de los cargos.

A partir de 2012 y una buena parte de 2013 –hasta junio cuando fue relevado- el norte de Sinaloa, especialmente los municipios de El Fuerte, Choix y Ahome, mostraron un incremento inusitado en la desaparición de personas, principalmente hombres jóvenes. En muchos de esos casos había una constante: la probable participación de la Policía Municipal, a cargo de Carrasco Ruiz, en la privación de la libertad de esos jóvenes que no aparecían como detenidos, ni de ninguna otra manera.

Los testimonios de aquel periodo señalan que muchos de los familiares acudían con el Secretario de Seguridad Pública de Ahome, quien sistemáticamente negaba alguna operación en el lugar señalado de la desaparición o la privación de la libertad, o la probable participación de agentes policiacos.

A la postre se formaría en el norte de Sinaloa un grupo de familiares que buscan a sus hijos y esposos desaparecidos, se conoce como Las Rastreadoras, quienes hasta la fecha llevan más de un centenar de personas encontradas en distintos predios. Todas ellas asesinadas y después enterradas.

El atentado.

Jesús Carrasco fue relevado de su cargo como Secretario de Seguridad de Ahome en junio de 2013, no por los señalamientos que había en su contra sino después de un atentado que sufrió el convoy en que se trasladaba a Culiacán.

El gobernador Malova defendió la actuación de su jefe policiaco en Ahome y dijo que se trataba de un ascenso. Días después tomo protesta como SubDirector Operativo de la Ministerial.

En mayo de 2013 Carrasco Ruiz fue citado en Culiacán. Viajaba en un convoy de dos vehículos, uno de ellos tipo Tiger con blindaje total, cuando le cerró el paso un camión de carga llenó de hombres armados. Se llegó hablar hasta de un centenar de personas que desde distintos flancos le dispararon, en el tramo carretero de la comunidad de Adolfo Ruiz Cortines. Con el Tiger en llamas por los disparos de una bazuka, los escoltas de Carrasco persiguieron a uno de los vehículos de sus agresores hasta darles alcance, se enfrentaron con ellos y murieron los atacantes.

Antes de ese atentado, el jefe policiaco había sido señalado en narcomantas de proteger a una de las organizaciones delictivas y atacar únicamente a uno de los grupos. En todas las ocasiones el gobierno estatal se defendió de las acusaciones, señalando que eran producto del trabajo policiaco y los resultados.

En marzo de 2016, ya en el último año del gobernador Malova, el residencial donde vivía en ese momento el comandante Carrasco fue sitiado por diversas corporaciones de la policía de Sinaloa y federales. Después se confirmaría que los escoltas había detectado grupos armados rondando el lugar y temían que atentaran contra él.

El 15 de septiembre de 2018, antes de iniciar las clases en la Facultad de Derecho, donde es alumno del sistema semiescolarizado, un par de hombres le dispararon en al menos ocho ocasiones. Aunque en ese momento estaba franco, repelió el ataque y luego trasladado para atención medica.

La acusación

El domingo 23 de junio de 2014, se envió al semanario Ríodoce un video donde aparecía, secuestrado, un escolta personal del entonces gobernador Mario López Valdez. En el largo video, de 55 minutos, acusaba a la administración de Malova de proteger al cártel de Joaquín Guzmán, el Chapo.

Frank Armenta Meza, un policía estatal asignado a la escolta de Malova, señaló por su nombre a Jesús Carrasco diciendo que lo nombró Aguilar Íñiguez para combatir a las células delictivas rivales al Cártel de Sinaloa, específicamente las de Fausto Isidro Meza, el Chapo Isidro.

Después de que el video circulo en redes sociales, la entonces Procuraduría de Justicia de Sinaloa y el gobernador expresaron su preocupación por el destino del policía. Aseguraron que se pusieron en marcha operaciones especiales para localizarlo y se deslindaron de todas las acusaciones. Al final Frank Armenta Meza aparecería asesinado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.