Juego del Ulama, tradición prehispánica

 
ULAMA1
Nuestros antepasados prehispánicos legaron un tesoro invaluable de tradiciones y costumbres, mismas que le han dado un toque místico y mágico a nuestra cultura. Una de estas tradiciones que se han conservado es el juego de pelota prehispánico que se practica en el municipio de Mazatlán y se le conoce como el “Juego de la Ulama”.
Según los historiadores, este juego es el heredero directo del “Ullamaliztli” que era una de las expresiones deportivas mas antiguas del México Precortesiano, su antigüedad se remonta a 300 años antes de la era Cristiana y su práctica estaba íntimamente ligada a la religiosidad, espíritu y actitud guerrera profesada por estos asentamientos y etnias indígenas.
De acuerdo a los relatos y descripciones que se tienen de Historiadores Españoles del Siglo XVI, el juego de la Ulama era considerado por los indios como el enfrentamiento de dos fuerzas opuestas de la que una de ellas tendría que emerger triunfante. La agotadora lucha entre la vida y la muerte, el valor y la cobardía o la constante y seductora rivalidad entre la noche y el día, serían solo algunos ejemplos de esta pelea continua.
El juego del Ulama se practicaba en tres modalidades que son: con mazo, de antebrazo y de cadera, siendo este último el que no obstante a las prohibiciones y avances de otros deportes de origen europeo, ha vuelto a resurgir en ciertas regiones de México, especialmente en el estado de Sinaloa, situación que ha permitido la perpetuación de uno de los deportes más antiguos que se practicaban en Mesoamérica.
El juego de la Ulama al igual que en la antigüedad se practica en un campo al que se le denomina “Taste”, el cual tendrá diferentes tamaños de acuerdo a la modalidad que se juegue, en el de cadera que es el que más aceptación tiene y se practica con mayor frecuencia por considerarse el mas varonil por su rudeza, estética y riesgo, el campo tiene una dimensión de 65 metros de largo por cuatro metros de ancho. Esta área de forma rectangular y alargada se divide en dos partes iguales por una línea llamada “Analco” y sus extremos se marcan con una línea denominada “Chivos”.
Se utiliza una pelota de hule sólido con un peso de cuatro kilos y un diámetro de ocho pulgadas, el material y los componentes que se utilizan para la fabricación de la pelota y su proceso de elaboración están, como el juego mismo, envueltos en un halo de misterio; lo que sí se puede decir es que afortunadamente se ha podido rescatar este secreto que es el que le da consistencia y un toque mágico al deporte del Ulama. En el juego intervienen cuatro jugadores o “Tahures” por equipo que son: el “Male” que es el que se encarga del tiro de saque con el que se pone en marcha la jugada, el “Malero” que es el que cubre la parte delantera de la cancha frente al Analco, el “Chivero” que se encarga de cubrir la parte posterior del área de juego y finalmente el “Topador”, quien es el responsable de darle respuesta al saque del Male.
La finalidad del juego es mantener la pelota dentro del Taxte sin tocarla con las manos, solo se puede utilizar la parte del cuerpo según sea la modalidad que sé este jugando y se deberá tratar insistentemente y con precisión de impulsar la pelota para que caiga en la mitad del campo contrario y así tener la posibilidad de obtener un punto o “Ravit”.
La cadera o antebrazo es protegido con fajas de cuero de piel de venado y vendas, en la cadera la faja se aprieta por un cinto o “Chimalo”, esta protección sirve para amortiguar el brusco y potente golpe que se recibe al ir al encuentro del duro y pesado balón.
El juego es vigilado y sancionado por uno o dos jueces de campo llamados “Veedores” los que se colocan en la línea de Analco y de allí se encargan de resolver y sancionar que no ocurran violaciones a las reglas del juego, a permitir nuevos saques o Males en los casos que la pelota abandone el Taste y autorizar cambios de jugadores que tengan que salir por lastimaduras.
Este deporte es considerado un orgullo para México y Sinaloa y que todavía existan personas preocupadas en inyectarle un esfuerzo muy grande a la conservación y difusión de nuestras tradiciones, que sin dudarlo son el pilar que sostiene nuestro nacionalismo.
Las poblaciones del Municipio de Mazatlán en el que se practica el juego son: El Quelite, El Habal, La Mora Escarbada, Los Llanitos, La Palma Sola, Puerto de Canoas; Potrero de Carrasco y Villa Unión. En estos lugares se acostumbra organizar en las fechas de sus festividades religiosas encuentros amistosos en los que participan equipos de diferentes poblados.
Con información de www.mazatlan.gob.mx
 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.