viernes, diciembre 3, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Lo que oculta lo negro del trébol

campaña trébol 2

Otra reflexión del mismo lector

 

 

 

La prensa en las últimas 60 o 70 semanas ha sido reiterativa en el sentido de que el secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros ha estado activo apareciendo en cuanto evento y reunión se realiza con carácter oficial y recursos públicos, como “Gobierno en Movimiento”, para promover y posicionar su figura como fuerte aspirante a la gubernatura del estado. En estos últimos eventos sólo le ha faltado echarse sus bailecitos y ofrecerse para hacer el chequeo de la próstata a alcaldes, síndicos y demás asistentes.

La prensa ha criticado también que sin respetar tiempos ni formas esté desplegando desde su despacho una campaña abierta con carteles y espectaculares donde aparece su logo de guerra: un trébol negro de cuatro hojas, sin que el INE-IFE parpadée siquiera.

Pero independientemente de si el trébol negro es fugitivo de la ley o no, yo les pregunto a los millones de sinaloenses: ¿qué puede ofrecernos Vargas Landeros de positivo, de valioso, de justo y de digno?

Su carta de presentación es el gobierno actual, que en los cuatro años y medio que lleva se ha caracterizado por su opacidad, por la falta de rendición de cuentas claras, violando todos los protocolos legales de transparencia; se ha caracterizado por el despilfarro y el dispendio, gastando carretilladas de millones de pesos en obras no prioritarias con costos hiperinflados, asignando las obras en sospechosas “licitaciones” a la misma pandilla de supermillonarios como Salinas, su cuñado Olegario Vázquez Raña y otros ligados a la élite gobernante del país y del estado, y se ha distinguido por los señalamientos de fraudes, de desaparición de fondos y de desvío de recursos en dependencias clave como Educación, Salud, Tesorería y Sagyp; además por los préstamos multimillonarios que tienen al Estado al borde de la insuficiencia y la parálisis financiera.

El actual es un Gobierno de privilegios para un puñado de individuos y de un pasmoso abandono a su suerte de la clase trabajadora, con la correspondiente represión a sus manifestaciones de protesta.

John Kenneth Turner dijo: “El privilegio y la represión van siempre de la mano”. Y si no, preguntémosle a los comuneros de Picachos, golpeados, encarcelados y su líder asesinado; preguntémosle a los obreros despedidos y fraudeados del ingenio de Los Mochis; a los maiceros cacheteados con promesas sin cumplir; a los médicos del Hospital Pediátrico de Culiacán, amenazados con cárcel por atreverse a protestar en las afueras de dicho hospital; el encarcelamiento de otros comuneros y también asesinato de su líder, por reclamar sus derechos sobre las tierras que les despojó la mina que explotan a cielo abierto los chinos en el norte del estado; el aumento en la violencia, los asesinatos y desapariciones de personas, etc., etc.

Nuestro gobierno estatal tiene la misma finísima sensibilidad política para atender los conflictos y requerimientos sociales, que la que tiene un cocodrilo en el lomo o una tortuga en el caparazón.

Nada se ha hecho para resolver de raíz la demanda de vivienda de los precaristas ni para mitigar el desamparo de las familias de los obreros azucareros, ni para atender la desesperada situación de los desplazados de la sierra por la violencia del narco, quienes perdieron su patrimonio y sus raíces.

Y la cereza en el pastel de la ignominia, la burla soez sobre los sinaloenses que sobrevivieron al lamentable accidente carretero en Vícam, Sonora, el 22 de enero pasado, a quienes el Gobernador y después los secretarios de su oficina ofrecieron ayuda, pero luego a través del secretario de Educación Francisco Frías Castro, a la señora Elizabeth Briseño Moreno, después de cinco meses de convalecencia por los golpes, le fueron negadas las becas para sus hijos “porque no alcanzan el 9.5 de calificación”.

Y por su parte, el secretario de Desarrollo Económico, Aarón Rivas Loaiza, le comunica que no le pueden dar crédito porque para eso necesita ser económicamente solvente (¡!), tener escrituras de propiedad, contar con dos avales y tener registro ante hacienda.

Esa es una mentada de madre y además con mucho desprecio. Señores dueños de Palacio, ¿de qué plástico están hechos? ¡Son familias en desgracia! ¡Son seres en estado de indefensión!

Para rematar, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) nos dice con números que Sinaloa se está hundiendo en la pobreza; en 2012 éramos 1 millón 55 mil 600 pobres, y en 2014 somos 1 millón 167 mil 100 en la pobreza. En dos años crecimos con 111 mil 500 nuevos pobres.

En la extrema pobreza había en el mismo período 130 mil 200 personas, y ahora hay 155 mil 800, o sea hay 25 mil 600 nuevos hambrientos. ¡Hasta que crecimos en algo!

Esto es lo que oculta lo negro del trébol. Esta y sólo ésta es la verdadera plataforma de despegue de la campaña de Vargas Landeros. Esta es su responsabilidad. Él no puede decir que es inocente y está limpio, porque él es un co-gobernador; es el responsable de la política interna a lo largo y ancho del estado; es la inteligencia político-policíaca y todo, todo lo que se refiera al funcionamiento de la maquinaria estatal pasa por sus manos.

Tampoco puede decir como Salvador Díaz Mirón: “hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan, ¡mi plumaje es de esos!”, por la simple razón que él es parte importante del pantano.

El único acierto que yo veo es el color elegido para el trébol: el negro, porque de ese color es su conciencia y de ese color será el futuro del pueblo sinaloense, si Gerardo Vargas Landeros llega a ser gobernador. Saludos.

 

 

 

 

 

 

,

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 983
28 de noviembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.