julio 30, 2021 2:12 AM

Nace bloque de resistencia civil

 

bloque social

Conforman asambleas de barrio antigobierno

 

 

Tienen necesidades básicas insatisfechas, y un profundo repudio al gobierno. Ya están cansados de tanto engaño, mentira, y de que unas cuentas familias apañen todo el dinero, de que en las empresas locales se le exploten al trabajador con sueldos de miseria y que de paso les humillen con trato déspota.

Son los precaristas, quienes dicen están hasta la madre de que los políticos se roben el presupuesto. Y les pusieron rostro: los malovistas mochitenses, quienes, dicen, de la noche a la mañana aparecieron como pujantes empresarios: mueblerías de la cadena Villareal, un hermano del gobernador ahora es un hacendado con balneario propio y un empaque de última generación a su lado, y otro “es un próspero constructor que no sabe ni mezclar agua con cemento”.

Los precaristas se han unido en un bloque sólido y compacto para iniciar su resistencia civil contra el gobierno que los oprime, les pisa el cuello con la bota del autoritarismo de una fingida democracia que rebautizó a Sinaloa como el feudo Millán —en alusión al ex gobernador Juan Millán Lizárraga— por ser éste el titiritero, exponen en conjunto Domingo Domínguez Gabriel, dirigente regional de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rigoberto Campos Juárez, directivo del Comité de Usuarios y Servicios de Los Mochis (CU), José Ángel Sánchez Pérez, coordinador en Sinaloa de la Unión de Colonias de Los Mochis-Comisión Nacional de la Defensa de la Vivienda Popular (Uncol-CNDVP) y Juan Soltero, autodenominado miembro de la nueva izquierda.

Están allí reunidos en la plaza Solidaridad. Ni el sol quemante, abrasador, que parece derretir los sesos, les hace mella.

“El hambre, compa, es el hambre la que te da valor para esta nueva lucha”, explica uno de los asistentes que busca la sombra de un enjuto olivo negro.

Soltero arenga que esta es la primer asamblea de barrio que se formaliza en la ciudad con gente pobre, jodida, explotada, que no tiene cabida en el mundo de los burgueses, excepto para llenarles los bolsillos con el sudor del trabajo mal pagado.

“Este ya es un frente ciudadano antigobierno. Si los gobernadores tienen la Conago para unirse, si los empresarios tienen su Coparmex que los representa, los comerciantes su Canaco y los agricultores su Asociación. ¿Por qué el pueblo no debería de aliarse y conformar su asamblea popular?

“La asamblea popular, secunda Sánchez Pérez, es la fuerza social que doblega a los malos gobernantes, porque cuando la población se irrita y sale a la calle, ni con matanzas se calma, mucho menos con cárcel. Se calma hasta que bota a la jodida al gobernador, al alcalde y a sus gabinetes. La reacción airada pero organizada de la  gente obliga políticas públicas emergentes, acciones inmediatas para buscar calmar la ira social. Una ira social que debe prender en Sinaloa y más en Los Mochis, en donde un puñado de cabrones se reparte la ciudad”, dice.

El ingenio azucarero, agregó, lo tronaron y ahora los terrenos son una rebatinga, y miles de obreros y campesinos se quedaran sin ingreso porque dos “jodidos” empresarios mochitenses se llenaron las bolsas con millones de pesos.

El gobierno prometió que no habría una sola casa de cartón, y lo cumplió: hay un chingo de fraccionamientos, pero vacíos, sin familias, son de los cuates constructores del Malova; el gobierno socavó al Instituto de Vivienda (Invies) y jamás compró un solo metro de tierra y no hay lotes básicos ni progresivos, jamás pegó un solo ladrillo, mucho menos un block, fue éste un gobierno de mentiras, de engaño, ruin y malévolo, concluye.

Domínguez Gabriel ahonda en el discurso y afirma que en Sinaloa y en México, la política nefasta y de represión es una realidad: aquí está la ley bala para líderes sociales y ejidales, y Ley Mordaza a sus seguidores. En Sinaloa se mata a quien enfrenta al gobierno: Atilano en Picachos, y Ramón Corrales en Choix, son el ejemplo. En Guerrero y en Oaxaca se les pasó la mano y la población está enardecida. Esa es la reacción contra el mal gobierno.

“Aquí el Malova no quiere que la gente se mueva, que proteste por el robadero del presupuesto que tiene su gabinete. Él no quiere que la gente se manifieste y coopta periódicos y noticieros, y paga a periodistas o reporteros, pero pueblo ¿espera que venga el Chapulín Colorado  a salvarte? únete y actúa”, sostuvo.

El coordinador de la CNTE concluye: “la asamblea popular de los jodidos, de los sin techo, de los que no les toca ni despensa, porque tragan tierra, es dinamita para el gobierno corrupto y represor”.

El grupo reparte apretones de mano, palmadas al hombro y abrazos en señal de aprobación de esa resistencia civil. Acuerda una nueva reunión, y acepta la conformación de la asamblea popular y el nacimiento de las asambleas de barrio.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.