Deportarían a familia de colaborador en captura del 'Chapo'

Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La familia de un testigo clave, para la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán y Mario Núñez Meza “El Mayito” o el “M-10”, podría ser deportada de Estados Unidos con el riesgo de ser asesinados en Ciudad Juárez. Una confesión del “M-10” fue lo que lo motivó a entregarlo a las autoridades.
De acuerdo a El Diario de Juárez, el testigo enfrenta la deportación de su esposa y asegura que él será el próximo en ser expulsado junto con otros tres miembros de su familia, aseguró que no dará más información a las autoridades estadounidenses.
Según pruebas mostradas, que fueron corroboradas por elementos de la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) a cargo de su caso, el testigo, nombrado “Alfonso”, fue quien entregó el teléfono celular mediante el cual se pudo localizar a “El Chapo” Guzmán en Mazatlán.
Hasta agosto pasado, “Alfonso” era una médico que atendía a los miembros del Cártel de Sinaloa heridos en Chihuahua, dijo que decidió hacer lo que creyó correcto y entregar información sobre la localización exacta de “El Mayito”, supuesto lugarteniente de “El Chapo”, fue detenido dos días después de la reunión del informante con oficiales de Estados Unidos.
“Alfonso” asegura que las autoridades estadounidenses le han dado la espada y ahora espera la deportación de su esposa, la que se encuentra detenida en un centro de procesamiento del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) desde hace siete semanas. De ser deportada, toda su familia podría ser asesinada en Ciudad Juárez.
Este testigo, mantuvo durante 13 años relación con varios cabecillas del Cártel de Sinaloa y del de Juárez, que operaban en el estado de Chihuahua, mediante una de sus familiares involucrada con uno de ellos, detalla el diario. Esta relación le dio acceso directo a los celulares, ubicaciones y redes sociales de Mario Núñez Meza y Emma Coronel, la actual esposa de “El Chapo”.
Relató que hasta finales de agosto, “Alfonso” era llamado para atender a los heridos del Cártel de Sinaloa en todo el estado, incluso le ofrecieron trabajar en Hermosillo directamente con Guzmán. “Yo empecé a tratar a los heridos en un hospital de Juárez y como nunca se me murió ninguno me reconocían como un buen médico, por eso Emma Coronel me quería llevar a Hermosillo”, contó.
Una confesión de Núñez Meza, en el 2013, fue lo que provocó que “Alfonso” decidiera entregarlo a las autoridades y comenzó a colaborar con agencias federales de Estados Unidos.
“En julio pasado me pidieron que fuera por el “M-10” a Chihuahua y lo trajera a Ciudad Juárez. En el camino de regreso me confesó que venía a armar los “chingazos” de nuevo, que se iba a poner la violencia otra vez fuerte porque quería retomar el control de Ciudad Juárez. Esto no me gustó, yo no quiero que Juárez se vuelva aponer violento y por eso me pareció que lo correcto era entregarlo, antes de que empezara el desmadre”, conto “Alfonso” a El Diario.
Decidió llamar al número de denuncia anónima de la DEA en El Paso para ofrecer información que llevó a la captura a Meza Núñez. Esta versión fue corroborada por la documentación que tiene la DEA y que tiene estampado el permiso migratorio, la primera reunión entre los agentes y el informante se dio el 18 de agosto en las instalaciones del puente “Libre”. “En esa reunión estuvo gente de la Interpol, del FBI y de la DEA. Les dije que “El Mayito” estaba en un hotel de Juárez, les di el teléfono que traía, porque así es como los encuentran, las placas de sus camionetas y todo”, afirmó “Alfonso”.
Diez días después, Núñez Meza fue detenido por Agentes de la Policía Estatal Única de Chihuahua, el comunicado de prensa precisó que fue “gracias a una denuncia ciudadana y a trabajos de inteligencia”. Ese mismo día “Alfonso” y su familia cruzaron la frontera bajo la forma migratoria I-94 SPBP, entregada a los colaboradores de las autoridades estadounidenses.
La entrega de “El Chapo”
“Los agentes me pidieron que si tenía más información y les dije que sí, que podía darles la información de cómo encontrar al Chapo, narró “Alfonso”. También dijo que conoció a Angélica Ortiz Coronel, prima de Emma Coronel.
“Ella me dio los teléfonos de Emma, uno fijo y un celular yo sabía que mediante ella podrían encontrar al Chapo y efectivamente así fue”. El médico mostró los mensajes de celular enviados al agente Muñoz, que después se retiró, con los números de la esposa de Guzmán Loera.
Otro de los agentes encargados del caso, confirmó la versión de “Alfonso” respecto a la información entregada. El agente dijo no poder hablar con el reportero pero señaló que es el encargado de “Alfonso” como testigo protegido de la DEA.
De acuerdo a mensajes de celular y documentos en posesión del abogado de “Alfonso”, el 15 de enero se dio la primera información para la captura de “El Chapo”. El 22 de ese mismo mes, el informante se reunió con dos agentes especiales a cargo y el supervisor de la DEA John W. Jewett en las instalaciones del Departamento de Justicia, ubicadas en El Paso, Texas, para hacer un reporte oficial sobre la información entregada.
La detención de El Chapo en Mazatlán, el pasado 22 de febrero, se dio luego de que autoridades rastrearan el teléfono celular de la pareja que loa acompañaba hasta antes de su arresto, de acuerdo con funcionarios del gobierno estadounidense que hablaron con la agencia de noticias Associated Press (AP).
La recompensa
El testigo afirma que uno de los agentes especiales de inteligencia de la DEA, le confirmó la existencia de una recompensa millonaria por información que llevara a la captura de Guzmán pero cuenta que a cambio, agentes del ICE detuvieron a su esposa y lo sentenciaron a que si no ofrecía mas información sobre los capos de la droga “no habría más dinero, más protección, ni más permiso para estar en los Estados Unidos”.
“Lo que ellos hicieron fue convertirme de un testigo protegido a un informante sin paga. Lo de la recompensa es pura mentira, nunca me dieron nada y yo lo púnico que pido es paoyo para sacar un permiso para trabajar aquí y mantener a mi familia”, dice.
Sin embargo, un agente de la DEA afirmó que se entregaron más de 50 mil dólares, en alrededor de siete meses a “Alfonso” por la información. “si me han dado dinero para comer, para rentar un apartamento, per a cambio de dejar mi trabajo en Juárez, de poner en riesgo a mi familia y de que ahorra nos puedan deportar a todos; eso no vale 50 mil dólares que además son para sobrevivir cinco personas en Estados unidos, respondió “Alfonso”.
De acuerdo con los registros del ICE, la esposa de “Alfonso” fue detenida el 26 de febrero y desde esa fecha ha estado en espera de la resolución de su caso. La dependencia informó que actualmente se encuentra pidiendo el asilo político.
Tomado de Eje Central.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.