México necesita paz

 

 

 

Muy pocos políticos y  dirigentes de los partidos conocen y recorren el país como lo hace Andrés Manuel López Obrador (AMLO). En su reciente visita a Quechultenango, Guerrero, AMLO se refirió a los 43 normalistas desaparecidos  de Ayotzinapa, prometiendo que se creará una comisión de la verdad para esclarecer el caso, y en ese contexto comenzó a abordar el tema de la amnistía a victimarios o agresores, si las víctimas de violencia están de acuerdo, como vía para pacificar una nación golpeada por los cárteles de la droga.

Parte importante de su discurso en esta localidad del Estado de Guerrero es el siguiente:

“No  es posible que siga este régimen de corrupción e impunidad. Vamos a limpiar la casa. Vamos a empezar desde arriba para abajo. Vamos a hacer todo lo que se pueda, para que logremos la paz en el país. Que no haya violencia”.

“Si es necesario… vamos a convocar a un diálogo para que se otorgue amnistía, siempre y cuando se cuente con el apoyo de las víctimas, los familiares de las víctimas. No descartamos el perdón. En mi tierra siempre se dice ‘ni perdón ni olvido’, yo no comparto eso. Yo sí creo que no hay que olvidar, pero sí perdonar, si está de por medio la paz y la tranquilidad de todo el pueblo”.

Transcribí textualmente parte del discurso, porque la derecha en México ha sacado la palabra “amnistía”fuera de contexto y ha hecho un linchamiento mediático contra AMLO.  El candidato verdadero del  PRI y del PAN, José Antonio Meade, también se ha sumado a este linchamiento. Seguramente Meade quiere combatir a la delincuencia con el mismo método de utilizaron sus jefes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Un método que ha demostrado su fracaso.

En el Proyecto de Nación 2018-2014 que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) dio a conocer este 20 de noviembre, se busca la recuperación de la paz que en México se ha perdido.

Este proyecto pretende  incidir en la recuperación de la tranquilidad y la paz destruida por las estrategias de seguridad pública y combate a la delincuencia, que han sido puestas en práctica por las dos últimas administraciones. De 2014 a septiembre del 2017, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta 146 mil 672 homicidios, entre culposos y dolosos. La búsqueda de la paz está motivada por el deseo de suprimir el dolor y la destrucción causados por el actual estado de violencia, pero también por la consideración de que ninguna sociedad puede funcionar adecuadamente sin certeza jurídica y sin garantías para la seguridad física de sus integrantes. Por ambas razones, es imperativo devolver la paz a las calles y los hogares mexicanos.

La crisis de seguridad que vivimos es mucho más profunda y grave que un asunto de policías, narcotraficantes y delincuentes. Se trata de una crisis de valores y de convivencia marcada por el resentimiento social a causa de la pobreza y la falta de oportunidades, particularmente para los jóvenes, que se traduce en violencia.

Agravan dicha crisis una conjunción de factores sociales y económicos, a los que se suma el deterioro y la corrupción en los cuerpos policiales y el aparato de procuración y administración de justicia. El estilo de vida actual inducido por la cultura neoliberal y consumista, en la que lo fundamental es el dinero, lo material y lo superfluo, ha contribuido también a generar frustración social, de nuevo particularmente en los jóvenes.

Recuperar la paz y la tranquilidad y reconstruir la convivencia social es una lucha que se debe dar en varios frentes. La solución de fondo, la más eficaz, pasa por enfrentar desempleo, pobreza y desintegración familiar. Pasa particularmente por sustituir al narcotráfico como opción económica para los jóvenes, por opciones de educación y trabajo honesto. Si no se repara el tejido social (…) no se va a resolver el problema de la inseguridad, aunque se tenga un policía en cada esquina.

Si las estrategias que han seguido Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto para conseguir la paz en México han fracasado, por qué no implementar otras estrategias, por que seguir el mismo camino que ya ha demostrado ser un total fracaso.

 

E-mail: [email protected]

Twitter: @riosrojo

 

Artículo de opinión publicado el 10 de diciembre de 2017 en la edición 776 del semanario Ríodoce.

 

Un comentario en “México necesita paz

  1. Nuevamente saludos Dr. Chapatin, te recomiendo que no veas la paja en el ojo ajeno y no tengas la capacidad de ver la viga en el tuyo

» Riodoce tv

En el juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán han sido descartados cinco miembros del jurado

» Impreso

El juicio del siglo. Teme la DEA que los hijos del #Chapo atenten contra testigos

El gobierno de Estados Unidos montó un operativo sin precedente al iniciarse este lunes el juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán, en lo que se espera sea el proceso judicial del siglo, e incluirá medidas extremas de seguridad en los alrededores de la corte de Brooklyn, en Nueva York, incluyendo al menos 30 agentes federales […]

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com