Vida nocturna de Culiacán: Fiesta, bares, cantinas… y operativos

OPERATIVOS.

 

Es la madrugada del sábado 2 de diciembre. La fiesta está por terminar. Unos piden la cuenta, otros la última bebida y otros cantan. Es el toro enamorado de la luna… Entre tragos de cerveza, todos cantan a tope, a todo pulmón. Las palmas arriba, acompañando al músico que con su voz aguardentosa complace al público.

No faltaron las de Silvio Rodríguez y menos las de Sabina. Piden la última “rola”. Y el músico complace a su público. Y ese toro enamorado de la luna, que abandona por la noche la manada… Pero el júbilo se interrumpe. Hombres vestidos de verde olivo ingresan al lugar y la fiesta termina.

Se trata de acciones del operativo “bares y cantinas” que implementan en conjunto las Policías Estatales y Municipales y los militares en Culiacán, desde el atentado en el bar el Pirata, la madrugada del pasado 24 de febrero.

Ese 2 de diciembre, dicho operativo se desplegó por sectores del Paseo del Ángel, y los bulevares Enrique Sánchez Alonso y Diego Valadez. Fue de sorpresa, sin embargo, solamente detuvieron a tres personas por faltas al bando de policía y buen gobierno. Nada más.

El Mayor Carlos Alberto Hernández Leyva, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, explicó que estos operativos son a petición de los mismos empresarios, debido a los altos índices delictivos que se han registrado en bares y cantinas de Culiacán.

“Visitamos un bar hace dos semanas, creo que fue el bar Geishas. Entró personal femenino para revisar al personal femenino y personal masculino para revisar al masculino, y una de las señoritas que trabaja ahí le encontramos en su bolsa una pequeña dosis, se remitió a barandillas y ahí siguieron el proceso que corresponde”, señaló.

Durante el más reciente operativo conjunto, autoridades realizaron además cuatro infracciones de tránsito y revisaron a 39 vehículos, durante las acciones en 28 diferentes establecimientos en las zonas señaladas.

Y tras el más reciente hecho sobre un bar en el bulevar Sánchez Alonso, la calma en las inmediaciones parece frágil. En las zonas de mayor afluencia, apoyan las labores de prevención cuatro Fuerzas de Reacción Inmediata Mixtas (FRIM) del Ejército Mexicano.

Y la madrugada del sábado 2 está por concluir. Los de verde olivo ingresan y revisan. Los clientes, amedrentados. Algunos se envalentonaron y “a capela” reanudaron las letras que cantaban: Y el torito que es bravío, tiene casta valiente; abanicos de colores, parecen sus patas…

Y ahí, los militares buscaron criminales. Hurgaron en los bolsos de mujeres, revisaron identificaciones y registraron uno a uno a los hombres. No encontraron nada en el Peor para el Sol. Tampoco en el Paseo del Ángel. Sólo comensales amedrentados por el verde olivo.

MAYOR CARLOS HERNÁNDEZ. ‘Los operativos son a petición de los empresarios’.

De ese operativo no tenían conocimiento los empresarios. Regularmente son informados semana a semana y a su vez advierten a sus empleados, quienes reciben capacitación que apoye con las labores de prevención.

Pero esa madrugada de sábado fueron sorprendidos. Sobre la calle Jesús G. Andrade, entre Miguel Hidalgo y Antonio Rosales, una docena de vehículos militares taparon la vialidad. Eran los FRIM. En la esquina con Ángel Flores un mesero despide la jornada interrumpida, la cual concluyó alrededor de las 01:00 horas de la madrugada.

Los resultados de ese fin de semana se remiten a detenidos por faltas menores. Por ello, el temor de los empresarios continúa. Diciembre es el mes donde sus ventas repuntan, y tras un 2017 “atípico”, esperan que el tema de seguridad no les siga golpeando. Así lo explica una empresaria.

“Esto no solamente tiene que ir enfocado a la verificación sorpresiva, sino que también deben notar que el peligro está en la calle. Esta gente está por todas partes y los mecanismos que ellos están haciendo es resguardar a la ciudadanía”, dijo.

La empresaria señaló que a la fecha son nueve establecimientos nocturnos los que se han visto en la necesidad de cerrar, y añade que existen otros que esperan el repunte decembrino para salir adelante.

El sentir generalizado es de preocupación. No solamente los crímenes de alto impacto en establecimientos alejan a la clientela, sino los mismos operativos. Restaurantes, bares, centros comerciales, la calle en general es escenario de crímenes. Durante noviembre, en Culiacán han ocurrido 53 homicidios dolosos de los 112 que se dieron en Sinaloa. La cifra en el año supera los 1 mil 400 incidentes.

Y el problema, según acusan los empresarios, no es exclusivo para la vida nocturna y ellos temen seguir golpeados. Mientras tanto, los operativos se mantienen: ahorcan a empresarios, a clientes, multan y sancionan y en algunos casos remiten a escandalosos. Sólo eso.

De vuelta al bar Peor para el sol, entre cantos, los militares se despiden. Terminaron su labor preventiva sin detenido alguno. Balance positivo. Los comensales también se retiran. Entonan las últimas letras: Abanicos de colores parecen sus patas

Artículo publicado el 17 de diciembre de 2017 en la edición 777 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Aseguran 50 toneladas de crystal en Alcoyonqui

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com