Red de metanfetaminas, de Pericos a Indianápolis

La droga está en la calles gringas; los muertos acá  

La mañana del 10 de mayo de 2016, reportaron al sistema de emergencias que había tres cadáveres tirados en Capirato, Mocorito.

Los cuerpos estaban envueltos en bolsas de plástico negro, con impactos de bala y tirados en el bordo de un canal en las inmediaciones de la carretera que conduce a Badiraguato.

Los tres habían sido privados de su libertad una semana antes, cuando circulaban en un automóvil por la carretera Internacional México 15 a la altura de la sindicatura de Pericos.

Los hombres eran originarios de Nogales, Sonora y fueron identificados como Luis Carlos “N”, José Ángel “N” y Adrián Eduardo “N”.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, eran miembros del Cártel de Sinaloa y fueron plagiados y asesinados por una deuda de 500 mil dólares de José Ángel “N”, quien formaba parte de una red de distribución de metanfetamina que operaba en Indianápolis.

La célula fue desmantelada el año pasado con el arresto de 16 miembros y sus líderes. El mes pasado, el departamento dio a conocer que en el juicio presentará testigos que involucran a José Ángel “N” como integrante del Cártel de Sinaloa y las actividades que realizaba para conseguir la metanfetamina en México.

Los 16 acusados formaban parte de una red que distribuía sustancias controladas en todo Estados Unidos, con José Ángel “N” coordinando la adquisición de drogas en México.

Los líderes del grupo eran Rafael “N”, Héctor Saúl “N” y José Manuel “N”, quienes distribuían desde el oeste de los Estados Unidos a Indiana y Pensilvania.

De acuerdo con el documento, el Cártel de Sinaloa secuestró a José Ángel “N” y lo mantuvo como rehén a la espera del pago de 500 mil dólares que habían perdido por un decomiso.

La esposa del secuestrado pidió a Héctor Saúl “N” 250 mil dólares para contribuir con el rescate y él pidió a Yesenia “N” y a Yesenia “M”, integrantes de la célula detenida, ayudar a juntar el dinero de las ganancias de la venta de drogas para pagar el rescate.

Héctor Saúl “N” y las dos mujeres se reunieron en Indianápolis, Indiana, y recaudaron aproximadamente 250 mil dólares.

Luego fueron a Nueva York donde Héctor Saúl “N” pagó a un individuo, a quien un miembro de alto nivel  del Cártel de Sinaloa había designado para cobrar el dinero.

El Gobierno afirma que el asesinato de José Ángel “N”, es relevante porque su muerte interrumpió el flujo de metanfetamina a Rafael “N” en Indianápolis.

Antes del asesinato, Rafael “N” conseguía la mentanfetamina por medio de José Ángel “N”, quien la compraba en México y ordenaba que la trasladaran a Estados Unidos.Una vez en aquel país, Rafael “N” y Héctor “N” la distribuían.

El Gobierno explica que tras el asesinato de José Ángel “N”, Rafael “N” recibió 13 kilos de metanfetamina de una nueva conexión en Arizona y otros 13 kilos de nuevos socios de Héctor “N”.

Después se asociaron con Roberto “N”, quien les hizo un primer envío de 70 kilos de metanfetamina.

La red de distribución de metanfetamina y cocaína fue desmantelada en marzo del año pasado con la detención de 17 miembros y sus líderes.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, el grupo generó millones de dólares en efectivo por la venta de drogas.

Desde julio de 2015 hasta septiembre de 2016, Héctor “N” adquirió cocaína y metanfetamina de México para redistribuirla en los Estados Unidos.

Algunos envíos fueron a Rafael “N” en Avon, Indiana, quien hacía los tratos de venta en lugares públicos como estacionamientos del supermercado Target, la birriería Andrade y el restaurante El Pastorcito.

Según el Departamento de Justicia las operaciones eran dirigidas desde México, con cocaína adquirida principalmente de California y metanfetamina de Arizona enviada desde México.

La red fue descubierta cuando agentes de la DEA obtuvieron órdenes para intervenir llamadas telefónicas y un testigo cooperó con los oficiales para localizar lugares donde se hacían las transferencias de drogas y miles de dólares en efectivo.

En las conversaciones intervenidas los oficiales detectaron arreglos para entrega de drogas y ubicaron a miembros de la red cuando circulaban en un vehículo con metanfetamina.

Los agentes los interceptaron y al revisar el automóvil hallaron un kilo de metanfetamina en una caja de zapatos escondida detrás de las piernas del chofer.

Después obtuvieron una orden para catear la casa hacía la que se dirigían los ocupantes del automóvil y en la vivienda hallaron 5 kilos de metanfetamina, básculas digitales, celulares, material para empaque y tarjetas falsas de seguridad social.

Los primeros días de marzo del año pasado, la DEA dio a conocer el desmentelamiento de la red y el arresto de sus miembros.Los detenidos fueron Rafael “N”, Óscar “N”, Merath “N”, Francisco “N”, Roberto “N”, Héctor Saúl “N”, Elvia “N”, Aldo “N”, John “N”, Rafael “N”, Yesenia “N”, Jesús “N”, Julio César “N”, José Manuel “N”, Cristian “N” y Melvin “N”.

Artículo publicado el 12 de agosto de 2018 en el edición 811 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

En el juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán han sido descartados cinco miembros del jurado

» Impreso

El juicio del siglo. Teme la DEA que los hijos del #Chapo atenten contra testigos

El gobierno de Estados Unidos montó un operativo sin precedente al iniciarse este lunes el juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán, en lo que se espera sea el proceso judicial del siglo, e incluirá medidas extremas de seguridad en los alrededores de la corte de Brooklyn, en Nueva York, incluyendo al menos 30 agentes federales […]

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com