México 2018: Recuerdos del porvenir

LOS EXTREMOS DE AMLO. De la anhelada purificación a la temida regresión.

En esta elección de 2018 todos los males públicos de México apuntan hacia un grupo de responsables, que puede ser mayor o menor, según el parecer del analista: el PRIAN, la mafia del poder, el grupo de Atlacomulco y el presidente Enrique Peña Nieto, las instituciones, los medios.

Se antojaría claro entonces hacer ajustes de cuentas sustituyéndolos a los pícaros por gente mejor, y reformar las instituciones. El problema es que las complejas sociedades posmodernas no constituyen aldeas cohesionadas, sino organismos civilizacionales complejos, donde todo se encuentra interrelacionado, de manera recursiva, de tal suerte que terminamos siendo responsables todos, en alguna medida, de nuestro atraso, y corresponsables de su solución con métodos de una democracia cosmopolita.

¿Qué está ocurriendo?

La ciudadanía se aprestó el domingo a votar para echar de la presidencia y de la mayoría en la cámara de diputados y senadores, a los ejecutores de la mafia en el poder y del sistema PRIAN, para colocar en su lugar a Andrés Manuel López Obrador y a la alianza política que converge en Morena.

También te puede interesar: Salinas de Gortari y el neoliberalismo dieron el tiro de gracia al PRI: Meyer https://bit.ly/2lPz6w3

Es un intento por refundar al país, incluso con actos simbólicos cuasi sagrados: terminar con la figura del presidente de perfil ejecutivo en su aspecto personal, que desempeña su función mediante ceremoniales y condiciones de trabajo sofisticadas, quitar la privacía a su vida cotidiana, eliminar condiciones de seguridad y secrecía para sustituirla por una presidencia austera, con un líder que parezca un hombre de familia cualesquiera, que asiste a su trabajo y regresa a su casa a descansar. Se propone destruir materialmente los espacios de referencia presidencial. Acabar con la residencia de Los Pinos, vender la flota de aviones y helicópteros del gobierno, desarticular el conjunto de secretarías ubicadas casi todas en la Ciudad de México, para trasladarlas a diversas ciudades de la república, desaparecer canonjías y prestaciones del presidente y sus colaboradores.

Al mismo tiempo, se busca despojar de sus lujos y aura a las autoridades mas emblemáticas del equilibrio de poderes en una república, como el poder judicial y organismos autónomos, para que asuman una austeridad que tendrá como medida la que imponga el presidente para sí mismo.

No se ha razonado bien, pero esa austeridad y medianía de la presidencia, podría salir más cara que lo que cuesta mantenerla, si algunos incidentes afectaran de manera grave la seguridad del presidente y sacudieran los mercados financieros, generen devaluaciones y pérdida de reservas. Ya se verá.

EL PROYECTO. Un nuevo redentor popular. (FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM).

¿Un nuevo PRI?

Es previsible que, en pocos años, además, el sistema de partidos cambie en México, y Morena se convierta en el equivalente a lo que fue el PRI en el siglo XX, una gran alianza de grupos regionales y nacionales de todas las clases, complementado con pequeñas agrupaciones, aliadas y de oposición, que servirán para legitimar al régimen.

Morena se está nutriendo paradójicamente de personeros del ancien regime y de la antigua oposición, de todos los signos.
Si bien tiene una nueva membresía proveniente de jóvenes debutantes en política, sus adultos pertenecieron a la diversidad de partidos hoy enjuiciados, de izquierda y de derecha.

También te puede interesar: La tecnocracia hundió al Partido Revolucionario Institucional: Sergio Aguayo https://bit.ly/2KK2HlF 

Hay de todo, dirigentes y funcionarios públicos de niveles altos y bajos, en la esfera nacional y local, incluso de quienes han sido cercanos colaboradores de presidentes panistas y priistas.

Esto semeja una especie de tripulación que cambia de nave, pues llegan al poder con un hálito purificador de personas que han cometido “los mismos pecados” en el hundimiento del país, que a los que van a sustituir.

El nuevo hombre fuerte

Es algo más que un gatopardismo, donde se cambia todo para que nada cambie, sino de una continuidad en el ciclo de crisis nacionales ocurridas desde que México nació como república en 1824, y ha encontrado en cada coyuntura, a un nuevo “redentor” popular como llamó Sebastián Lerdo de Tejada a su antecesor Benito Juárez y a su sucesor Porfirio Díaz.

Desde el siglo XIX en las diferentes convulsiones ha emergido un hombre fuerte: Vicente Guerrero, Agustín de Iturbide, Antonio López de Santa Anna, Benito Juárez, Porfirio Díaz, Venustiano Carranza, Plutarco Elías Calles, hasta que se instituyó el presidencialismo sexenal en el periodo de Lázaro Cárdenas (1934-1940). A partir de ese momento, los presidentes fueron todopoderosos, pero dejaron de ser caudillos para convertirse en jefes de instituciones por un tiempo definido.

También te puede interesar: El partido que todos llevamos dentro https://bit.ly/2NmAO4x 

Los panistas que relevaron a los del PRI entre 2000-2012, no lograron romper la inercia institucional del presidencialismo fundado por Cárdenas. Pero ahora, en 2018 aparece en el horizonte un termidor, un nuevo caudillo, un refundador nacional, que promete estar solo seis años en el poder, pero que su discurso lo contradice.

El padrino político de López Obrador, ex gobernador de Tabasco, Enrique Martínez Pedrero, ha escrito una historia de dos volúmenes sobre la época de Santa Anna en el siglo XIX, con el título El país de un solo hombre, tiempo que pareciera resucitar con la presidencia de su coetáneo.

La fundación de un nuevo partido de masas y pluriclasista, requerirá de un hombre fuerte, que es algo mas que lo que representaban los presidentes panistas y priistas de los últimos 40 años.

Podrá tener a su disposición multitudes que saldrán a la calle cada vez que los convoque para resolver lo que las instituciones le impidan.


La historia del porvenir

Este proyecto se justifica con la historia y para la historia.

Se toma prestado de los libros de texto, que quizá se escriban en las próximas décadas, la idea que en 2018 inicia una cuarta gran transformación nacional, en los cuales los lectores de historia patria aprenderán que fue exitosa. Y se formula, al mismo tiempo, con apoyo en el ejemplo de próceres pretéritos, Juárez y Madero.

Es paradójico que, apoyándose en el prestigio de los héroes del pasado patrio, se asuma el futuro como una premisa para legitimar el presente.

Es una especie de Recuerdos del Porvenir (Elena Garro).

La idea de purificación nacional entusiasma a la mitad de la población mexicana, sobre todo de las clases más pobres y las élites excluidas del poder político.

También te puede interesar: Doce años de fracasos con el PAN https://bit.ly/2u1S1HQ 

La otra mitad temen un regresión social, inestabilidad política e interrupción del crecimiento económico a pesar de que ha sido moderado en las últimas dos décadas.

El optimismo gana la partida

El discurso de cierre de campaña de AMLO el 27 de junio en el estadio Azteca tuvo pasajes muy claros: que está decidido acabar con la corrupción, aplacar la impunidad, combatir la desigualdad y dar un merecido castigo a quienes agraviaron al país, trabajar para que haya democracia, un estado de derecho, equilibrio de poderes y fomentar el crecimiento económico con soberanía nacional. Esto es lo que todos esperamos.

Al mismo tiempo, mantiene señalamientos flamígeros contra la “mafia en el poder”, que se contradice con sus declaraciones de que no habrá venganzas.

No pocos piensan que como país nos aprestamos a dar un salto al vacío. Otros consideran cobardía política no intentar el cambio, y otorgan una confianza acrítica en las capacidades fiscales, políticas, legales, culturales, humanas, del nuevo grupo en el poder para cumplir sus promesas.

Para que le vaya bien a México se requiere que la misma cautela y vigilancia crítica que se tiene con el actual régimen, se mantenga con el que llega. Por el bien de todos.

Artículo publicado el 1 de julio de 2018 en la edición 805 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

En el juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán han sido descartados cinco miembros del jurado

» Impreso

Unai Emery y su increíble confesión

En la biografía ‘Unai Emery, el Maestro’, del autor Romain Molina, el entrenador actual del Arsenal, afirmó que durante su época de jugador del Toledo apostaba en contra de ese equipo; desmantelan red en España; las apuestas ilegales existen desde que se inventó el deporte. La biografía Unai Emery, el Maestro, del autor Romain Molina, […]

Llega al cine película sobre robo al Museo Nacional de Antropología

Caravanas migrantes. Éxodos que buscan materializar sueños

Altares para Javier Valdez desde Sinaloa hasta Barcelona

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Del imaginémonos cosas chingonas al… Sí se pudo en el Mundial U-23

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Cruz Azul ¿podrá lograr el doblete?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Cocinero

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Jesús Estrada, el mensaje y el mensajero

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Más pejistas que el Peje

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

La Vida y la Muerte

Ernesto Hernández Norzagaray

El delirio neoliberal

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

» Ñacas y Tacuachi

200600

La ofrenda

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com