Manifestación en la UNAM agredida por porros despierta al Puma

PORROS EN LA UNAM. Las agresiones no cesan.

Eran las dos de la tarde del lunes tres de septiembre cuando un contingente de no más de medio millar de estudiantes de los planteles de nivel medio y superior encabezados por estudiantes del CCH Azcapotzalco, se trasladaron a la Torre de Rectoría en la emblemática Ciudad Universitaria en la Ciudad de México, para exigirle al Rector Enrique Graue Wiechers, poner fin a la violencia e inseguridad que golpea a los centros educativos de la UNAM.

AMLO y Graue acuerdan blindar a la UNAM https://bit.ly/2x3vcoI

El Rector jamás atendió la petición de diálogo de los manifestantes, guardó silencio y la respuesta se hizo venir cuando un contingente de porros con rostros cubiertos con pasamontañas, armados con piedras, palos y hasta bombas Molotov irrumpieron en la protesta que leía un pliego petitorio de demandas, armaron la trifulca y golpearon a estudiantes a diestra y siniestra.

En el zafarrancho, algunos de los manifestantes, en su mayoría del CCH Azcapotzalco, fueron atrapados por la horda de porros.

Unos lograron refugiarse en los pasillos de las facultades de Filosofía y Derecho, y en la biblioteca Central. Otros fueron brutalmente golpeados sobre el suelo y en cuestión de minutos la protesta se vio envuelta en una trifulca donde los provocadores repartían golpes y arrojaban explosivos contra la multitud de jóvenes que huían de las llamas y la persecución de los atacantes.

Lo sorprendente de este incidente que desató la indignación de los estudiantes, es la complicidad abierta de los responsables de la vigilancia del recinto universitario, que según testimonios video gráficos, jamás intentaron frenar la furia de los porros y permitieron la filtración de los agresores a las instalaciones.

Cuando las redes sociales condenaban el hecho y señalaban al Rector como responsable de la agresión a cuatro estudiantes —de los cuales dos estaban gravemente heridos en hospitales de la Ciudad de México—, Graue Wiechers condenó los hechos y ofreció abrir una investigación para dar con los responsables y aplicar el peso de la ley. En los mismos términos se divulgó un comunicado del Centro de Ciencias y Humanidades (CCH).

Porros agreden a alumnos que se manifiestan en la UNAM (Videos) https://bit.ly/2LWOm5b

El martes siguiente, la comunidad universitaria expresó su indignación en las redes sociales y por la tarde de ese día, estudiantes y maestros de 32 planteles de la UNAM y de Universidades como la Metropolitana, Autónoma de la Ciudad de México, la Escuela Nacional de Antropología e Historia y algunos planteles del Instituto Politécnico Nacional, se lanzaron a un paro de labores por 48 horas solidarizándose con las demandas de la comunidad estudiantil de la UNAM y exigiendo un esclarecimiento de los hechos con castigo a los responsables.

El miércoles, en el corazón de la emblemática Ciudad Universitaria, estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Economía, Filosofía, y del Centro de Estudios Cinematográficos de la UNAM se manifestaron al grito de ¡GOYA! y ¡Fuera porros de la UNAM! en una marcha hacia Rectoría, y se sumaron al paro de labores las facultades de Arquitectura, Ingeniería, Economía, Ciencias, así como las preparatorias 6, 2 y 5, junto con los CCH Naucalpan, CCH Sur.

Las redes sociales publicaban fotografías que retrataban la crueldad con que los porros golpeaban a puntapiés a los estudiantes tirados sobre el suelo, algunos gravemente heridos, y las evidencias de cómo estos agresores eran protegidos por los guardias de seguridad de la UNAM.

A partir de estos datos se difundió la fuerte sospecha entre los jóvenes estudiantes de que detrás de estos grupos porriles estaban actores políticos e incluso las mismas autoridades de la UNAM. Ya en la marcha multitudinaria del miércoles, más de 30 mil estudiantes marcharon por el circuito interior de Ciudad Universitaria, desde la Facultad de Ciencias Políticas hasta la explanada de rectoría, demandando la renuncia de Graue Wietchers, acusándolo de permitir las hordas de porros dentro de la UNAM.

“Desde la huelga del 99 no se veía un ataque como el del lunes en la UNAM, ni se veía un ataque tan rabioso de parte de grupos organizados por parte de la Rectoría. Ya estamos hartos de esta situación y ahora la exigencia es muy clara: O resuelve el Rector este problema, o no descansaremos hasta que renuncie”, señala Valdimir Oznaya, catedrático de la Facultad de Filosofía.

El mismo día de la manifestación del miércoles en Ciudad Universitaria, uno de los agresores fortaleció la hipótesis de que autoridades universitarias, entre otros actores, están detrás de la agresión, ya que le confesó a Abraham Nava, de Grupo Imagen Multimedia, que la violencia contra los estudiantes del CCH Azcapotzalco y la UNAM continuará por parte de grupos porriles.

“Lamentablemente, sí. Esta diferencia de pensamientos va más allá, es que es una historia muy larga, pero nada más te puedo comentar eso, no puedo hablar de más”, mencionó en la entrevista.

“Yo estoy consciente que somos grupos de choque, recibimos órdenes de partidos políticos, pero el porrismo se tiene que vivir, no te lo puedo explicar, se tiene que vivir” y reveló que este ataque fue ordenado por un alto mando de la universidad, aunque no reveló su nombre.

“Sí hubo orden, sí hubo un mandato de jerarquía, se puede decir; sí, sí fue mandado, pero no todo es culpa del porrismo, esto está más allá”, aseveró.

Al final de la entrevista aceptó que se infiltró en la marcha pacífica del lunes pasado: “estamos para ver las consecuencias de nuestros actos, también estamos, pues se podría decir informándonos de la reacción de los mandos de la UNAM, de los directivos”.

El escándalo sacudió a altas jerarquías al grado que Jesús Teófilo Licona Ferro, coordinador operativo de vigilancia de la UNAM fue suspendido del cargo por instrucciones del rector Enrique Graue, quien además firmó la expulsión de 18 personas por los actos de violencia del lunes.

La Procuraduría General de la República recibió la carpeta de investigación en torno a los hechos violentos ocurridos y la Procuraduría Capitalina ofreció colaborar en el esclarecimiento, de tal forma que esta última ofreció un informe detallado sobre la ruta que siguieron los agresores horas antes de la trifulca.

Artículo publicado el 9 de septiembre de 2018 en la edición 815 del semanario Ríodoce

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Terremoto de magnitud 5.1 golpea el suroeste de China

» Impreso

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano; se manejan millones y millones de pesos en apuestas clandestinas; Sportradar, una firma suiza analizó el riesgo de corrupción dentro de la Liga MX tomando en cuenta el volumen de las apuestas que maneja. Una vez más, el futbol mexicano está en graves problemas y sin duda […]

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

El secuestro de Pedro Álvarez, periodista de Los Mochis

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com