El subsecretario de Turismo, Gustavo Zavala, enfrenta denuncia por fraude

GUSTAVO ZAVALA. Acusado de fraude.

Al subsecretario de Turismo lo acusan de recibir dinero a cambio de contratos

El subsecretario de Turismo, Gustavo Zavala Guerrero y su ex auxiliar Cristian García Martínez, enfrentan una denuncia penal por el delito de fraude por un millón 100 mil pesos.

El funcionario del gobierno estatal negó las acusaciones y dijo haber recibido un préstamo de 300 mil pesos de la persona que lo denunció, pero ese dinero lo pagó desde julio de 2016.

“Quieren presionarme para hacerme a mí responsable de algo que yo no tengo nada que ver, yo me voy a defender ante las instituciones y ante lo que me tenga que defender; estoy en todo mi derecho, más aun cuando a mí me atiende la razón y me atiende el derecho y me atiende la ley, no tengo en lo absoluto por nada que temer”, dijo el subsecretario.

Zavala Guerrero y García Martínez fueron denunciados por Adolfo Figueroa Placencia el 25 de octubre del año pasado, en la Unidad del Ministerio Público Penal de Tramitación Común.

Supuestamente, en marzo de 2016, Cristian le dijo que Gustavo tenía aspiraciones políticas como diputado local o como miembro del gabinete del siguiente gobierno, por lo que lo había mandado para proponerle proporcionar recursos económicos que Gustavo necesitaba para sus propósitos y a cambio tendría contratos con el Gobierno del Estado para trabajos de impresión.

El dinero supuestamente se lo devolverían en diciembre de 2016 y una vez que empezara el nuevo gobierno y Gustavo tuviera su nuevo puesto, obtendría contratos.

Gustavo Zavala negó que el dinero era para financiar sus aspiraciones políticas, ya que en marzo de ese año él ya era candidato plurinomimal y no necesitaba hacer campaña; y el dinero era para pagar a un arquitecto.

Cristian le dijo que no dejara pasar esa oportunidad, ya que era seguro que el PRI ganaría las elecciones porque así lo reflejaban las encuestas y la designación de Gustavo como miembro del gabinete estaba garantizada.

La primera entrega fue de 300 mil pesos el 18 de marzo, durante el acto en el que Quirino Ordaz Coppel solicitó su registro como candidato a la Gubernatura, en el Instituto Estatal Electoral.

En ese lugar, Gustavo supuestamente le dijo que lo contrataría para servicios de imprenta para el Gobierno del Estado o para la dependencia a la que lo asignaran.

Cristian y Adolfo se subieron en una camioneta y se hizo la entrega del dinero y como garantía recibió un reloj marca Rolex y un Cartier.

El 26 de marzo entregó otros 250 mil pesos; el 5 de abril, 200 mil; el 22 de abril, 150 mil; el 5 de mayo 100 mil y el 25 de mayo otros 100 mil pesos.

Según Adolfo todas las entregas se hicieron en lugares donde se realizaban actos de campaña y algunas de ellas en presencia de Gustavo.  En las seis ocasiones Cristian le firmó un pagaré.

Al llegar diciembre no recibió el pago y en enero una vez que Gustavo rindió protesta como subsecretario de Turismo trató de comunicarse con él y con Cristian pero ninguno contestaba.

Adolfo señaló que fue a buscar a Cristian a su casa y ahí le dijo que no se desesperara y que su dinero estaba seguro, ya que darían trabajos de impresión de la Secretaría de Turismo, nada más estaban esperando que empezaran las licitaciones.

Los siguientes meses, aseguró, siguió buscando a Gustavo pero no le contestaba las llamadas, hasta el 30 de octubre cuando le envió un mensaje que supuestamente decía: “amigo una disculpa de nuevo, puedo verlo el lunes a las 9 am en el Starbucks de la Pedro Infante, el que está a un lado de Carls Jr”.

Adolfo mencionó que acudió al lugar y Gustavo no reconoció todo el adeudo y le dijo que los primeros 300 mil pesos ya se los había dado a Cristian para que se los devolviera.

Adolfo mostró los pagarés firmados por Cristian y Gustavo y le comentó que trataría de resolver el problema con Cristian para que le devolviera su dinero.

El 9 de noviembre recibió un mensaje de Gustavo que decía: “amigos buenas tardes, informarle que he estado muy al pendiente del tema con Cristian y en una semana o en diez días debe de quedar resuelto el asunto”.

El 21 de diciembre recibió otro mensaje en el que Gustavo lo citaba en la casa de Cristian.

En la reunión Gustavo le dijo que quería aclarar un hecho del cual no era responsable ya que el dinero lo debía Cristian.

En esa ocasión Cristian le dijo que le pagarían con una casa y efectivo, pero lo harían ante un notario público y pactaron la fecha y la notaría en la que se haría el pago, pero Cristian y Gustavo no acudieron.

 

No tengo nada que ver: Gustavo Zavala

Gustavo Zavala, dijo que nunca pidió dinero para aspiraciones políticas sino para pagarle a un arquitecto que estaba remodelando su casa y tampoco ofreció dar contratos.

“Yo ya pagué ese dinero y no he visto mis relojes, se quieren aprovechar de una situación para obtener un beneficio que no corresponde, yo me voy a defender con todo lo que me atiende el derecho y me atiende la razón por que se me hace no solamente una injusticia, se me hace un abuso que me esté pidiendo a mí que yo responda por algo que no tengo nada que ver, en lo absoluto tengo algo que ver”, indicó.

Mencionó que en marzo de ese año le dijo a Cristian que necesitaba 300 mil pesos y él le mencionó que sus familiares tenían un conocido que prestaba dinero y su auxiliar consiguió esa cantidad.

Zavala señaló que en julio pudo retirar un dinero que tenía en una cuenta a plazo fijo y entregó los 300 mil pesos a Cristian para que pagara el adeudo.

En septiembre de 2016, indicó, Adolfo lo buscó para decirle que le debía más de un millón de pesos que le había entregado a Cristian.

El Subsecretario señaló que se reunió con Adolfo y se comprometió a tratar de arreglar el problema con Cristian, pero Cristian negó haber pedido más de un millón de pesos.

Dijo que las reuniones en Starbucks y en la casa de Cristian que menciona Adolfo, sí se realizaron y ahí él trató de fungir como intermediario entre Cristian y Adolfo.

“Yo les dije este asunto es entre ustedes dos, no me enreden a mí ya, no estoy diciendo tampoco que Cristian es culpable porque yo no he sabido de él y él me dijo a mí que eran mentiras lo que estaba diciendo este señor”, expresó.

Zavala Guerrero dijo que ya contestó la demanda ante el Ministerio Público y presentó las pruebas para demostrar su inocencia.
“Se han dedicado a ejercerme presión a mí para que yo responda por algo que no tengo nada que ver”, señaló.

Artículo publicado el 6 de mayo de 2018 en la edición 797 del semanario Ríodoce.

4 Comentarios en “El subsecretario de Turismo, Gustavo Zavala, enfrenta denuncia por fraude

  1. Ese cristian ha muchos a chingado a mucha gente en nombre de gustavo zavala y de gobierno es una lacra ese muchacho

  2. Esa contestacion del subsecretario se escucha mas lavamdose las manos que casualidad que en esas fechas tumbo su casa y la iso completamente nueva sea hombre y no heche culpas a terceros.

    • Se ve q no sabes nada del problema ni conoces alos que estan en ello jajajjaja pobre ilusa

      • y tu seguramente si conoces a este par de ratas de 2 patas que los defiendes as de ser igual que eyos

» Riodoce tv

Aseguran 50 toneladas de crystal en Alcoyonqui

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com