Enfermedades mentales por drogas, problema de salud pública

INFORME CIJ. Sin políticas de prevención para el abuso de sustancias.

Las enfermedades mentales asociadas al consumo de drogas y al alcohol van en aumento en Sinaloa, y sin una política a corto plazo para detenerlo, tiende a ser un problema de salud pública, coincidieron los directores de diversos organismos de tratamientos de adictos.

Manuel Velázquez Ceballos, coordinador estatal de Centros de Integración Juvenil de Sinaloa (CIJ), afirmó que en el sector que atiende las adicciones y sus efectos en la población “hay cierto miedo de lo que está ocurriendo con la juventud adicta, pues ahora hay usuarios muy violentos que incluso atacan a la propia familia.

Hemos detectado conductas con brotes sicóticos y alucinaciones frecuentes, cuando años atrás sólo observábamos borrachitos”.

Este es un problema con tendencia alcista, como lo demuestra el año 2017 cuando se detectó un 11 por ciento en los incrementos de adicciones y con disminución de edad de inicio de 13 años en las mujeres y 14 años en los hombres.

ÁLVARO CECEÑA. Cuadros sicóticos en adolescentes por abuso de ‘cristal’.

 

El problema afirmó, es que no hay políticas públicas que incidan para reducir el impacto de las adicciones en los problemas de salud mental, porque sencillamente “no hay conveniencia. Nadie del gobierno emite una campaña en donde alerte de los problemas de la mariguana, o el de combinar tabaco con medicamentos controlados, alcohol y otras sustancias!.

Consideró que como comunidad se debe alertar más a la prevención, incluso desde las familias. “No hacernos de la vista gorda, ni justificar como familia que el ‘choro’ es de un amigo”.

De acuerdo con Elizabeth Jaimes Andrade, directora del Centro comunitario de Salud Mental de Los Mochis, el más antiguo funcionando, los problemas de salud mental asociados al abuso de sustancias, es la segunda causa de atención médica, y con una tendencia al aumento, principalmente entre la juventud.

Dijo que los padecimientos mentales al alza son depresión, ansiedad y esquizofrenias.

Álvaro Ceceña Nuño, siquiatra responsable de la Unidad de Salud Mental, afirmó que los cuadros presicóticos van en aumento entre el sector femenino infantil de la zona rural y en el adolescente masculino de la zona urbana por abuso de “cristal”.

No obstante la afirmación, aceptó que hay muchos datos oscuros y subterráneos del fenómeno “porque el paciente acude en estado disfuncional, bajo un cuadro pre sicótico, que las familias se dan cuenta cuando existe la complicación por falla de los impulsos, cuando hay violencia, cuando se agreden entre sí”.

Fausto Apodaca Cota, director de la Unidad de Tratamiento de Adicciones Mochis, afirmó que aunque el sector salud no lo perciba, y la misma sociedad se niegue a aceptarlo, hay un incremento de esquizofrénicos y sicóticos en las ciudades y comunidades rurales asociados al abuso de drogas sintéticas, principalmente.

FOCO Y PIPA HECHIZA.

Aseguró que con esos pacientes en las calles aumentan las conductas antisociales, la desintegración familiar, ataques a las familias, violaciones y actos inmorales y perversos, sin que hasta el momento exista un marco de atención.

“Como centros de rehabilitación no los podemos atender, y los canalizamos al Sector Salud, pero no sabemos el destino final”.

Consideró que se requiere un plan de largo plazo para contener las enfermedades mentales provocadas por abuso de sustancias.

En tanto, Cristhian Aldo Muñoz Madrid, Comisionado Estatal de prevención y Tratamiento y Control de Adicciones, aceptó que las enfermedades mentales asociadas al abuso de sustancias es una realidad. “Nunca se habían visto tan reales los problemas de salud pública relacionados con enfermedades mentales por consumo de drogas como hasta ahora”.

Sin embargo y pese a que afirmó que el 95 por ciento de los casos egresados de los centros de rehabilitación y tratamiento tienen una secuencia, no hay cifras concretas que lo prueben.

Dijo que pese a todo lo negativo, el gobierno estatal le apuesta a la prevención de adicciones aplicando la ley en todos los sentidos e invirtiendo. “Sólo en prevención tenemos un presupuesto de 6.5 millones de pesos, y vamos por mas”, señaló.

Artículo publicado el 8 de abril de 2018 en la edición 793 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Elba Esther Gordillo se dice inocente y haber sido presa política

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Redacción

El juicio del ‘Chapo’ Guzmán remueve la historia criminal de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La ceremonia del adiós

Ernesto Hernández Norzagaray

Panteones de París II

José Antonio Ríos Rojo

Rescatar el sector energético

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com