El misterio del 88

ochenta y ocho

Involucrado en desapariciones recientes

La mañana del pasado lunes 27 de junio, en los límites de los municipios de Guasave y Ahome, entre las sindicatura de Juan José Ríos y Central, respectivamente, un cuerpo envuelto en una bolsa plástica de color negro fue abandonado por supuestos desconocidos.

El lugar, cuyo nombre es Concheros, está ubicado en el kilómetro 192 más 300 metros de la carretera México 15, tramo Las Brisas-Los Mochis, y resulta uno de los sitios con vigilancia permanente de la Policía Municipal de Ahome. En ese sitio es en donde comienza el blindaje policial a la ciudad, el cual se extiende kilómetros adelante hasta la entrada oriente, precisamente sobre el ramal Lateral 18, que resulta también el punto de observación preferido del Grupo de Operaciones Tácticas Especiales (Gote) y del Grupo de Operaciones Tácticas Especiales Rurales (Goter), la élite de la corporación preventiva.

Pero ese día, sospechosamente, ninguna de las policías elite se percató de cuando el cadáver fue abandonado. Ellos, simplemente se esfumaron.

Pasado el reporte del cuerpo extraño dejado sobre el retorno de la carretera, justo a la entrada de unos laboratorios agrícolas, los diversos grupos policiales se arremolinaron.

Era un hombre, pero no sabían quién, establecían los primeros reportes policiales. La necropsia reveló que era joven, de vida regular. Había muerto por dos balazos en la cabeza. El cadáver acusaba también diversas lesiones leves. Estas se produjeron en vida, cuando el sujeto se defendió, establece un informe. Pero finalmente fue inmovilizado y asesinado.

Horas después, los deudos reclamaron el cuerpo de quien dijeron que se llamaba Osvaldo Ortega Ahumada, quien tenía 34 años y vivía en la colonia Tabachines Uno y/o  en el fraccionamiento Villa Huites, según los reportes policiacos.

También declararon que Osvaldo era vendedor de carros y que recientemente se había mudado a Guasave, el municipio vecino, y que por ello tenían tiempo sin verlo.

Y aceptaron que como apodo le decían el 88, aunque no precisaron la causa de ello.

El sobrenombre  levantó una cortina de sospechas para los investigadores que fueron llamados a indagar el asesinato, pues el apodo les aparecía en la reseña de un sangriento ataque a un grupo de la Policía Ministerial del Estado en marzo del 2007. En el ataque fueron masacrados siete agentes, y de acuerdo con declaraciones de gatilleros capturados después, cuatro de ellos también murieron, pero fueron rescatados por ellos mismos y abandonados los cuerpos en parajes de la sierra de Sinaloa municipio.

El atentado fue en las inmediaciones del poblado Gabriel Leyva, Guasave, zona controlada por el Cártel de Guasave que lidera Fausto Isidro Meza Flores, apodado el Chapo Isidro.

Un año después de aquel sangriento rescate, Carlos Fernando Bakir Romero declaró que el 88 formaba parte de las células armadas que trabajaban para Meza Flores y en específico para el jefe, el Cien.

Bakir, de acuerdo con las indagatorias, era un joven residente de Puerto Vallarta, Jalisco, que se alquiló como sicario, primero para el Cártel de Sinaloa y que terminó asesinando a sus antiguos patrones por órdenes de los Mazatlecos  y del propio Meza Flores.

Las indagatorias recientes revelan que el expediente de Ortega Ahumada, el 88, lo relaciona con la desaparición en febrero (2016) de los jóvenes Zumiko Lizbeth Félix Ortega y Eduardo González Rodríguez, conocido por los apodos del Yampool o la Thalía.

Estos procedían de Guasave, pero al pasar por Juan José Ríos fueron seguidos por patrulleros preventivos de Ahome, quienes los habrían detenido. Desde entonces el paradero de ambos muchachos es desconocido.

Antes de desaparecer, el Yampool o la Thalía se había hecho perseguir por la policía, al ser delatado por cómplices capturados, de ser quien comandaba el grupo de jóvenes que despojaba vehículos en la carretera Internacional, para trasladarlos a Guasave.

Incluso, había concluido dos procesos penales por narcomenudeo. Era parte del clan de los Mazatlecos, al igual que el 88, según archivos consultados.

Jesús Arnoldo Serrano Castelo, Subprocurador Regional de Justicia del Estado dijo que el homicidio de Osvaldo Ortega Ahumada, era un asunto pendiente, cuya información se encontraba reservada por estar contenida en una carpeta de investigación aún no concluida.

“Lo que puedo confirmar, es que el apodo del 88, si aparece como su nombre conocido”.

Un comentario en “El misterio del 88

  1. O sea que si algún sujeto esta relacionado con hechos delictivos, la policía tiene indicaciones de desaparecerlo o decirle a la maña que esta de su lado que lo ejecuten y la policía con hacerse de la vista gorda o disimulada, retirándose de la zona, para que se realicen los hechos, porque seguramente les avisan que se retiren o simplemente los corren por los compromisos que tienen sus jefes y que no pueden desobedecer, alejándose de esa parte que entre comillas tienen blindada, porque así lo dicen, aunque en realidad no funcione su blindaje en ningún sitio urbano o rural, ya que lo suyo es dar protección a la maña que siempre han cuidado en la zona norte, Culiacán y zona sur por no decir en todo el estado, principalmente en las carreteras federal México 15 y autopista Benito Juárez, incluyendo los centros de acopio de las ciudades importantes, en fin, por mas que rio doce les saca sus trapitos al sol, no hay repercusiones, porque hacen oídos sordos y los que no ven, como dicen por ahí, le apuestan al olvido, a la impunidad y a la corrupción, que los ha protegido durante toda la administración, a pesar de que haya denuncias y carpetas de investigación, los encargados les dan largas porque son igual de corruptos y siempre están esperando línea del que manda. Hay que recordarles el caso de la violación de los derechos constitucionales en contra de la señora Yecenia, que fue violada y torturada y nadie le hace justicia, como si fuera esto cosa menor. La suprema corte de justicia de la nación brilla por su ausencia, no obstante ser hechos que han trascendido internacionalmente, tenemos mucha confianza en que rio doce, llegará al final del túnel, para que se castigue a los responsables incluyendo a los redentores.

» Riodoce tv

Aseguran 50 toneladas de crystal en Alcoyonqui

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com