Crónica de un secuestro

 

 

persecusión mazatlán 2

 

Matan a hijo de policía en balacera protagonizada por la UEA y supuestos secuestradores, cuando éstos acudían a recoger el dinero para liberar a su víctima, quien habría logrado escapar

 

 

En la balacera protagonizada por elementos de la Unidad Especializada Antisecuestros (UEA) en las inmediaciones del fraccionamiento Estadio y colonia Adolfo López Mateos, aproximadamente a las 23:20 horas del miércoles 13 de enero, murió Fernando Ulises Galaviz Reyes, quien era hijo de un policía.

El joven, de 22 años de edad, quien vivía en el sector L, número 11  de la colonia López Mateos “era el que iba tirando balazos arriba de la camioneta, murió en el lugar del enfrentamiento y los otros dos se dieron a la fuga y hasta el momento se desconoce su identidad”, aseguran fuentes extraoficiales.

Galaviz Reyes habría participado en ir a recoger el dinero del supuesto secuestro de una persona por la que habían pedido 400 mil pesos, pero el día de los hechos solo se entregarían 77 mil 500 pesos.

Sostienen los informantes que de los 77 mil 500 pesos, en el “manoteo” de quienes manipularon el cadáver de Galaviz Reyes, se perdieron 300 pesos.

El finado, indican, es hijo del policía Fernando Galaviz Rodríguez, número de cobro 3495, adscrito en edificio de la Primera Unidad, ubicada en la colonia Benito Juárez.

 

Historia extraoficial

 

La historia empieza en la calle Luna de Villas del Sol, en Mazatlán.

Ese día, un reporte a C-4, comentan, alerta pidiendo apoyo para una persona que había sido víctima de un supuesto secuestro y de inmediato llegan las unidades de apoyo, el afectado pide entrevistarse con un comandante a quien le explica que fue secuestrado el lunes 11 de enero, a las 17:00 horas, en la carretera Villa Unión-La Embocada, a la altura de la Glorieta.

El perjudicado relató que viajaba con su padre, porque una persona les había hablado para venderles muebles, pero no encontraron a la persona que los citó y cuando ya venían de Concordia, los interceptaron delincuentes que viajaban en un vehículo Tida, color tinto, y a él lo “levantaron”.

Los secuestradores dejaron ir a su padre, añaden las fuentes, pero con la advertencia de que tenía que conseguir el rescate por su hijo, que ascendía a  400 mil pesos.

Según esta versión, la víctima le relata esa historia a la UEA, y ésta se pone en contacto con la familia, que estaba dispuesta a entregar una parte del dinero, porque no tenían la suma total exigida.

A duras penas, la familia consiguió 77 mil 500 pesos, mismos que serían entregados a los secuestradores en la Terminal de Autobuses Primera Plus, ubicada a un costado de la empresa Walmart.

Fue entonces cuando la UEA hace su operativo, exponen, pone la trampa, y a los delincuentes les falló la coordinación, porque el que lo estaba cuidando ni cuenta se dio que el secuestrado se había escapado y pidió auxilio.

Los secuestradores llegaron al lugar de la cita, pero ahí hubo también una falla de la UEA, porque en cuanto estos llegaron y recogieron el dinero, no fueron detenidos en flagrancia, comentan.

En cambio, lo que hizo la UEA, señalan, fue perseguir a los plagiarios hacia la avenida Insurgentes, en donde empezaron los disparos en plena vía pública.

En la balacera, tanto los delincuentes como los de la UEA pusieron en riesgo la vida de terceras personas, critican.

Empujados por la adrenalina, continúan, la UEA se empecinó en perseguir a  los secuestradores hasta la casa de seguridad, porque al parecer asumían que los fugitivos irían a su guarida donde había otros cómplices.

Pero las cosas no fueron así, argumentan, porque enfrente del Súper La Puerta, rumbo a La Marina, se bajaron el conductor y el copiloto, escapando cada quien  por su lado.

Los de la UEA se quedaron viendo de lejos la huida de los fugitivos, refieren, y cuando revisaron la camioneta hallaron a una persona muerta en el asiento trasero, era el hijo del policía, a quien le encontraron un arma, marca Glock, calibre 9 milímetros, con la que iba disparando a sus perseguidores durante la fuga.

Acto seguido, señalan, como el operativo se les había salido del control, la UEA y el Ministerio Público, pusieron en marcha la “operación tapadera”, impidiendo que los reporteros de la fuente policíaca se acercaran a tomar fotos del muerto.

Nadie de la UEA habló del grupo delincuencial al que pertenecen los secuestradores, porque cuando los sorprendió la madrugada del jueves, lo único que se supo fue que  la camioneta color tinto tiene reporte de robo.

En cuanto a la versión oficial, bromean sarcásticos, los altos mandos policíacos, incluidos sus jefes políticos como el presidente municipal Carlos Felton y el secretario de Turismo Francisco Córdova, dirían, como lo hicieron con la balacera de El Quelite, que era solo “fuego de pirotecnia”.

 

Recuadro

 

“Las garras de tigre”

 

-2 de enero.  A las 11:30 horas, al menos 150 sicarios irrumpen tirando balazos en el poblado El Quelite, en busca de siete habitantes del lugar, quienes los habrían recibido con granadas de fragmentación. El grupo armado balaceó vehículos y despojó de 10 carros a visitantes y habitantes del lugar turístico. El alcalde Carlos Felton y el secretario de Turismo, Francisco Córdova Celaya, aseguraron que sólo fueron cohetes de los conocidos como “garras de tigre”.

-11 de enero. A un ladrón conocido por el apodo el Simio lo iban persiguiendo los afectados de sus fechorías, cuando éste les disparó. Agentes de una patrulla de la policía municipal que por casualidad transitaba por el lugar intentó capturarlo, pero no lo lograron.

-13 de enero. Elementos de la UEA y presuntos secuestradores protagonizaron una balacera en las inmediaciones del fraccionamiento Estadio y colonia Adolfo López Mateos. Dos de los protagonistas abandonaron impunemente un vehículo color tinto, tipo Chevrolet, mientras el hijo de un policía que habría participado en el secuestro resultó muerto.

 

 

4 Comentarios en “  Crónica de un secuestro

  1. saludos mama
    un saludo pa mi apa
    y pa la martha que anda trabajando
    noticias pa la banda YEA!!
    PUTO EL QUE LO LEA

    • una disculpa a todos los lectores de esta importantisisisisisisisisiisisisisma nota :c
      Saludos a la Claudia Paez Que se anda riendiendo 8)
      Yadiiiraaaaaa!! <3

  2. saludos pa’ la banda , un saludio ala karina palacios que anda nerdiando aora <3

  3. vamonos de pary pipol!!!! saludos a la adriana baltazar ….. dulce hernandez te extrañamos wee , tambien ala martha marroquin

» Riodoce tv

Terremoto de magnitud 5.1 golpea el suroeste de China

» Impreso

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano; se manejan millones y millones de pesos en apuestas clandestinas; Sportradar, una firma suiza analizó el riesgo de corrupción dentro de la Liga MX tomando en cuenta el volumen de las apuestas que maneja. Una vez más, el futbol mexicano está en graves problemas y sin duda […]

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

El secuestro de Pedro Álvarez, periodista de Los Mochis

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com