Contra los políticos enfermos de poder

“Estoy listo para dar la batalla hasta sus últimas consecuencias, no lo hago en defensa mía, ni del gobierno del Estado, lo hago en defensa de la soberanía, de la dignidad, de la grandeza del pueblo de Chihuahua”: Javier Corral Jurado, gobernador del Estado de Chihuahua.

—”Preparémonos para lo peor”: Voz anónima.

—”En la guerra que se avecina, como es natural, habrá vencedores y vencidos, esto nos empuja a tomar medidas, hemos de estar pendientes de todo aquello que  nos pueda informar de cómo está la situación”: Fernando López.

Estas frases son de personas que, como el caso del señor Gobernador Javier Corral Jurado, se han visto en la necesidad de sacar la casta, el coraje necesario para enfrentarse a un monstruo que no da visos de detener su carrera de corrupción y maldad. La valentía, más bien el valor civil fincado en la democracia del señor Corral ha llamado la atención de miles, quizá millones en el país que estamos hartos del sistema corrupto que tiene el mando del país.

La frase: Preparémonos para lo peor, no es una ficción.

Es necesario hacer caso de Fernando, aunque supongo que “la guerra que se avecina” es la electoral, de cualquier manera es importante estar informado, atento, porque un gobierno federal que realiza abiertamente acciones de venganza, como es el caso del Gobierno de Peña Nieto, contra el de Javier Corral que es Estatal, es una señal grave porque va en contra directamente del pueblo.

Es momento de recordar la tesis de Pío Baroja: “El ejército no debe ser más que el brazo de la nación, nunca la cabeza”.

Con el ánimo de ser más claro, he de ir a la nostalgia histórica. Don Porfirio Díaz llegó a la presidencia de la República amparado con un sólido prestigio como militar, había defendido con honor al país de la intervención francesa. Cuando recibió el nombramiento dijo: “Recibí el gobierno de las manos de un ejército victorioso, pero, tan pronto como me fue posible se efectuó una elección y entonces mi autoridad me vino del pueblo”.

Pero don Porfirio enfermó de “poder”, esa enfermedad que ataca al político y lo convierte en dictador, duró 29 años como presidente, hasta que el pueblo mismo lo quitó.

Empezaron las voces: En el norte del país, Francisco Villa —Doroteo Arango Arámbula— dijo: “En nuestro país quienes se dedican al bandidaje son los terratenientes, los rurales y los generales de Porfirio Díaz. La gente humilde como yo luchamos por una suerte mejor”.

En el sur, Emiliano Zapata: “Exigimos: ¡Tierra y Libertad! ¡La tierra es de quien la trabaja!

Ricardo Flores Magón: “Un viejo gobernante —Porfirio Díaz— de setenta años no es lo que necesita una nación joven y briosa como México”.

Justo Sierra: “Se inicia esta ímproba labor, que ha consistido en emancipar definitivamente la instrucción general de la dirección eclesiástica, en convertirla en instrucción pública, en hacerla institucionalmente laica, en considerarla como un ramo administrativo de primera importancia, en transformar sus métodos para hacer surgir de ella la educación nacional”.

No podía faltar la intromisión de la iglesia en tan relevante movimiento. Los príncipes del imperio Romano, entiéndase Vaticano, siempre han estado atentos a los intereses de nuestra nación.

La Revolución Mexicana duró de 1910 a 1920, una larga, muy larga década en la que hubo poco más de un millón de muertos. Durante ese tiempo, en el seno mismo del movimiento, se dieron transformaciones a causa de insubordinaciones, sublevaciones, traiciones que provocaron cruentas batallas con resultados desastrosos en vidas, destrucción y robo de bienes, de ahí que algunos analistas consideran que más bien se trató de una revuelta, porque al final permanecieron, por varios años, las estructuras porfiristas.

¿Qué podemos deducir de lo anterior?

Esto me provoca un sentimiento de resquemor y dudas, muchas dudas. Lo que ahora estamos viendo, de manera muy clara, es a un Enrique Peña Nieto que se muestra violento; y en su soberbia, dispuesto a seguir defendiendo a su séquito de corruptos, da la impresión que no le importa que su partido se hunda más, ¿acaso piensa llegar hasta el fondo? Pero, ¿hasta el fondo de qué?

Prácticamente las campañas políticas en las que se ha de decidir quién será el que ocupe la famosa silla presidencial, algunas gobernanzas y diputaciones ya empezaron, y con ello también los sainetes, dimes y diretes que provocan la mayoría de los politicastros, me refiero a esos que participan únicamente para conseguir el poder para servirse en lo personal, esos son precisamente los que se enferman de “poder” y distorsionan la verdadera imagen del político auténtico: un ser dispuesto a entregar lo mejor de sí en bien de su patria.

Si alguien me preguntara qué espero de estas elecciones, les comparto lo que le escuché de mi abuelita Juana: “espero que los candidatos que logren el triunfo, tengan en consideración que el prestigio de los políticos en este país, ahora está por los suelos, se les mira “como marranos en chiquero”, entonces, tienen la gran tarea de lavar esa puerca imagen, y la única forma es siendo honestos. Ya es hora de que detengan la corrupción, se puede ser cochi, pero no tan chimirilludo; que tengan piedad de la gente y no le roben tanto, que impongan la ley pa’ que no aiga tanto muerto y tanta droga que está matando a los plebes”.

Por mi parte, yo pediría que el sueño de José Vasconcelos se hiciera realidad: Concretar una Revolución Cultural que permita que ésta llegue a todos los niveles de la población. Empezando por hacer que los libros se promuevan, y sean de precios accesibles. Esto permitiría una mejor sociedad, sin duda.

Seguimos exigiendo a las autoridades, en especial al Gobernador Quirino Ordaz Coppel, demuestre su capacidad de gobernante y ordene se aclare el asesinato de nuestro compañero y amigo Javier Valdez Cárdenas. ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

*Autor de la novela La Selección y Golpe a golpe.

Artículo publicado el 21 de enero de 2018 en la edición 782 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

En el juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán han sido descartados cinco miembros del jurado

» Impreso

Unai Emery y su increíble confesión

En la biografía ‘Unai Emery, el Maestro’, del autor Romain Molina, el entrenador actual del Arsenal, afirmó que durante su época de jugador del Toledo apostaba en contra de ese equipo; desmantelan red en España; las apuestas ilegales existen desde que se inventó el deporte. La biografía Unai Emery, el Maestro, del autor Romain Molina, […]

Llega al cine película sobre robo al Museo Nacional de Antropología

Caravanas migrantes. Éxodos que buscan materializar sueños

Altares para Javier Valdez desde Sinaloa hasta Barcelona

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Del imaginémonos cosas chingonas al… Sí se pudo en el Mundial U-23

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Cruz Azul ¿podrá lograr el doblete?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Cocinero

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Jesús Estrada, el mensaje y el mensajero

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Más pejistas que el Peje

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

La Vida y la Muerte

Ernesto Hernández Norzagaray

El delirio neoliberal

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

» Ñacas y Tacuachi

200600

La ofrenda

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com