Malayerba Ilustrada: Ramo de flores

El plantío coloreaba. No puede ser, pensó, y dijo un chingada madre en voz alta ante el que todo el mundo se sacó de onda. Su comitiva iba con él en la suburban. Arreglen esta chingadera porque si no vamos a tener problemas.

Tenía que deshacerse de la amapola que estaba sembrada en ese predio inconmensurable, frente al templete donde sería el evento.

Inmediatamente le avisó al gobernador. Estaban preparando la visita del secretario de Comunicaciones. El evento de la primera piedra de la presa estaba a punto de iniciar.

Vete de avanzada, le ordenó el gobernador: vete para allá inmediatamente, que todo esté listo y no falte nada. Dos horas antes.

Apenas bajaba de la carretera cuando vio a lo lejos las flores emergiendo entre las ramas verdes de la plantación, mostrándose, bellas, formando una alfombra colorada que se contoneaba con el viento.

¿Qué hago?, ¿qué hago?, se preguntó, suplicó. Las edecanes que lo acompañaban nomás se le quedaban viendo, los de su equipo de trabajo también.

Ordenó a sus empleados que cambiaran el templete, que lo pusieran de tal manera que quedara de espaldas a la amapola. No disponían de mucho tiempo: hay que acelerar los cambios, muevan aquello para acá y de aquel lado pongan unas mantas.

Pero sus edecanes, maravilladas por tanto colorado en esas flores tan extrañas como fascinantes, empezaron a recolectarlas: acariciaban con delicadeza los bulbos lechosos y se quedaban atónitas, hipnotizadas.

Hicieron ramos pequeños y nutridos. Brincaban entre las plantas, jugaban a intercambiar flores y racimos. Reían, festivas, entre tan imponente color y tan hermosas flores. Lo prohibido a sus pies, el delito en sus manos.

Parapetó el escenario para que aquello que se les imponía fuera menos evidente.

Arribaron el gobernador y el secretario. Un séquito de trajeados, con radios de intercomunicación, carpetas y maletines, corría tras ellos. El secretario se instaló, poderoso e indiferente: no vio ni de reojo el mar colorado y coqueto que simulaba la amapola.

Callado. No se puede hablar cuando está en pleno discurso el mandatario. Ni reír ni llorar. Luego se acercó el secretario al micrófono para leer su discurso: bla, bla,bla. Que se apuren, que termine esto ya.

Y él rezaba para que no viera: que no voltee a ver las flores, que no diga nada, que no pregunte y siga de largo.

Unas edecanes formadas alrededor del templete, otras cerca del sillerío: repartieron folletos, refrescos, agua natural. Nada de desayuno, como inicialmente estaba programado: hay que apurar los malos tiempos.

El evento fue instantáneo. Las edecanes se subieron a la suburban; traían con ellas los racimos que momentos  antes habían escondido en la camioneta. No me las dejen ahí, muchachas.

Las llevó de regreso. Se bajaron en el centro de la ciudad, frente a catedral. Cada quien con su ramo. Ufff, por fin.

Días. Dos semanas. Todavía recordaba el episodio: lo sacó del recuerdo un retén que lo esperaba metros adelante. Eran federales. Volteó hacia atrás, a los asientos… y le brotó el sudor cuando vio un ramo de amapolas en el piso, marchitas y aplastadas.

¿Dónde lo tiro? ¿Dónde? En ningún lado. Ya los tenía a pocos metros. El policía lo detuvo y antes de esculcarlo le pregunto a qué se dedica. Trabajo con el gobernador. No le gustaba charolear, pero lo primero que hizo fue enseñar la identificación metálica, antes de que se la pidieran.

Pásele. Respiró profundo. Sonrió nervioso. Buscó un bote de basura. Pinches flores. Y las tiró.

Columna publicada el 4 de febrero de 2018 en la edición 784 del semanario Ríodoce.

Un comentario en “Malayerba Ilustrada: Ramo de flores

  1. ESO ME SUENA A LAS EPOCAS DE DON LEOPOLDO SANCHEZ CELIZ,Y DE DON ANTONIO TOLEDO CORRO,ESTAVAN TEN BIEN APADRINADOS QUE HASTA EL MISMISIMO EJERCITO LES CUIDABA LOS PLANTIOS,ESO ME TOCO VERLO INVITADO POR EL TONY TOLEDO,COMPAÑERO DE ESTUDIOS DE MI HERMANO MAYOS Y YO PUES ANDABA DE COLERO.

» Riodoce tv

Caos provoca en CU en Culiacán cierre de la mayoría de los accesos y salidas

» Impreso

DEA incluye a ‘Alfredillo’ entre los 10 más buscados; recomienda no intentar arrestarlo

En lo que pudiera ser la primera gran estocada contra Joaquín el Chapo Guzmán en el juicio que enfrentará contra Estados Unidos, la DEA incluyó a uno de sus hijos, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, entre los 10 narcotraficantes más buscados del planeta. “Es un poco raro esa lista (de los más buscados), sobre todo si […]

El proyecto del Distrito Paseo Mundial genera desconfianza en ciudadanía

En juicio ocho asesinatos de mujeres cometidos por mujeres

En Sinaloa más presupuesto para Morena y nada para seis que pierden registro

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Morena hizo de las cámaras un mercado

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com