Compromisos y opciones de Quirino Ordaz

 

Quirino 2

 

Malova ya se va. Ahora sí. Desde hace más de un año se estaba despidiendo con balances triunfalistas. Claro, en escenarios y ante públicos que solo aplaudían sin considerar, ni uno ni los otros, que le faltaba la cuesta más intrincada, cuando los leales salen por la puerta de atrás y el que gobierna se va quedando solo. Cuando los demonios se sueltan y los hilos se pierden.

Después de sus cuentas alborozadas de entonces —noviembre del año pasado—, Sinaloa cuenta mil homicidios más, que se suman a la lista más grande de crímenes dolosos en un sexenio: 7 mil 514 hasta octubre según los números oficiales y sin contar los desaparecidos.

El gobernador ha centrado su discurso de despedida en el crecimiento económico del último cuatrimestre, diciendo que crecimos más que China. Ridículo, debiera mejor explicar por qué, según las cuentas del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), la pobreza y la pobreza extrema crecieron durante su sexenio. Y nunca dirá, por supuesto, que buena parte de la economía en Sinaloa se sostiene por la inyección de dinero del narcotráfico.

Pero Mario López Valdez ya se va. Deja a cientos de miles que votaron por él, decepcionados. Los que esperaron una mejora económica y siguen comiendo con lo mismo; los que demandaron castigo a los funcionarios corruptos de la administración anterior y no solo no fueron llevados a juicio, sino que ahora hasta esperan ser colocados en el Gobierno que viene. También a los que esperaron justicia ante sus hijos, hermanos, esposos, asesinados; a los que le pidieron la mano para encontrar a sus desaparecidos; a los que votaron inútilmente un Gobierno más abierto, transparente, honrado, como lo ofreció en su campaña, y a los que terminó dando una administración rapaz, hecha para los amigos.

Ahora, el que viene, debe mirarse en dos espejos. En el que dejó Jesús Aguilar Padilla cuando se fue y en el que deja Mario López Valdez. Si el PRI perdió las elecciones hace seis años es porque la gente estaba hasta la madre de lo que representaba el PRI: corrupción, criminalidad, ineficacia, pobreza, desempleo. Y si votó de nuevo por el tricolor en las elecciones pasadas, más allá de variables de coyuntura como la división del PAN y el surgimiento del PAS, que fragmentó el voto opositor, es porque Malova decepcionó a quienes buscaron un cambio hace seis años.

La gente quiere otro tipo de gobiernos. La gente quiere un cambio de verdad. Y ese es el reto del Gobierno que viene. O Quirino Ordaz Coppel se monta en esas aspiraciones de la gente o la oportunidad de pasar a la historia se irá al caño. Hay ejes muy obvios: la economía casera, la seguridad anhelada, la que tiene que ver con el combate al narcotráfico pero también la que se añora en el camión, cuando se lleva a los hijos a la escuela, en los comercios, en nuestras casas. Y, por supuesto, la lucha contra la corrupción. No podrá un gobernante ganarse el cariño y la confianza de la gente si no demuestra que él y su equipo tienen las manos limpias.

Gobierno transparente y lucha contra la corrupción fue uno de los ejes del discurso que Quirino Ordaz trajo en campaña y eso representa ya un compromiso que, de no cumplirse, los electores podrían cobrar caro. No hay que olvidar que en 2018 habrá elecciones en las que se votarán, gracias a la homologación, presidente de la república, diputados federales, senadores, alcaldes y diputados locales. Y que lo que haga y deje de hacer el gobierno estatal tendrá incidencia en el ánimo de los electores.

No hay mucho tiempo para que, si Quirino Ordaz quiere pagarle la deuda al presidente, Enrique Peña Nieto, haga un gobierno ejemplar que se traduzca en votos para el partido que lo ha llevado al poder. Las miras de la clase política, de los partidos y de los gobernantes, está puesta en 2018. Por ello, todo lo que se haga y se deje de hacer desde los gobiernos tendrá una repercusión en esa justa.

Bola y cadena

EJE CENTRAL DE CUALQUIER POLÍTICA  de gobierno en Sinaloa, la seguridad debe ser una de las principales preocupaciones de la administración que viene. Hay muchas razones para pensar que Quirino Ordaz Coppel está planeando, por iniciativa propia, por recomendación o por imposición, militarizar de nuevo las corporaciones estatales y, al menos, los mandos de las policías municipales de las principales demarcaciones. Su relación con el secretario de la Defensa, la gran corrupción policiaca y los hechos ocurridos recientemente no anuncian otra cosa. Pero que no nos quieran vender a los militares como la panacea. Ya los tuvimos desde Renato Vega Alvarado hasta Jesús Aguilar y no fue nada distinto. Ahí están los nombres del teniente Jesús Collazo, director de la Policía Ministerial y preso en la Novena Zona Militar antes de salir defenestrado de Sinaloa; el del mayor  Alfredo Mejía Pérez, también titular del mismo cargo, relacionado con Alfredo Beltrán Leyva y asesinado en diciembre de 2012. Y el del teniente coronel Silvio Isidro Hernández, también jefe de la Ministerial con Jesús Aguilar, siempre enredado en complicidades con el narco.

Sentido contrario

SI UNA EMPRESA LE DESCUENTA IMSS E INFONAVIT a un trabajador y no remite esos descuentos a las instituciones públicas, se configura un fraude. Un trabajador puede perder su casa por esa causa o su propia vida o la de un familiar por falta de atención médica. De hecho ha ocurrido muchas veces pero no nos damos cuenta. Pero que un ayuntamiento haga lo mismo, como está ocurriendo con el de Culiacán, es no tener madre.

Humo negro

SIGUEN PASANDO LAS SEMANAS y no hay signos de que el asesinato de los cinco militares vaya a  ser castigado. Ni ruido ni nueces.

 

3 Comentarios en “Compromisos y opciones de Quirino Ordaz

  1. Yo considero que si se debe militarizar las instituciones de seguridad, ya que es labunica institucion que mas o menos repeta esa gente de la delincuencia, por lo menos yo confiaria mas en ellos.

  2. cachito ponte a leer mas no estas viendo la nota donde ya los tuvimos y fueron mas de lo mismo o no eres de sinaloa o estas joven o eres de poca memoria.

  3. por que les faltaron mas nombres por poner de militares que han estado en los mandos de las policias de sinaloa, o si los quieres ver patrullando a los militares solamente sal a la calle y veras camionetas de la marina o verdes

» Riodoce tv

Tromba en Peribán, Michoacán ocasiona inundaciones y deja siete muertos

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com