La apacible vida de las Villas en Sinaloa

 

MAZATLÁN, SINALOA, 01JULIO2017.- Un enfrentamiento ocurrido en la comunidad de Villa Unión dejó un saldo de 19 presuntos delincuentes muertos y cinco policías heridos, informaron autoridades locales. Los hechos ocurrieron en el entronque de Aguaje Costilla y la carretera federal número 15, precisó la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa. En ese lugar, un grupo de hombres armados se encontró con elementos de la policía de municipal de Mazatlán, quienes realizaban un recorrido de rutina encabezados por el jefe de la policía local, Joel Ernesto Soto. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Villa Unión, Mazatlán; y Villa Juárez, Navolato, tienen más coincidencias que el nombre, ser pequeñas, y que están en Sinaloa. La ubicación geográfica de la sindicatura de Villa Unión era fundamental para su condición de puerta al estado. Por muchos años un nutrido retén del ejército, o de la policía que más le conviniera al gobierno federal, fue la bienvenida a Sinaloa. En Villa Unión confluyen las vías de la sierra de Durango y la carretera México 15, imposible evadir el cruce por tierra. Eso le dio su condición de puerta de acceso y también su importancia.

Villa Juárez, Navolato, en cambio, lo hace atractivo el rico valle agrícola, que permite ser asiento de importantes empresas hortícolas y además la masiva inmigración de millares de trabajadores del campo.

Ambas villas —Unión y Juárez—, han sido en el primer semestre de 2017 sitio de disputa de las organizaciones del crimen organizado. Así se explican muchos de los asesinatos en las dos comunidades, de esos homicidios la gran mayoría son jovencitos entre 15 y 29 años de edad.

Los dos pueblos, que también coinciden en su situación de vida rural pero con una peligrosa cercanía con las ciudades, un día sí y otro también, se levantaron en estos seis meses del año con alguna noticia sobre violencia. Fue creciendo hasta ver grupos armados paseándose en las calles de Villa Juárez, Navolato, y disparándose en la persecución. O la masacre de Aguaje de Costilla, en Mazatlán, para despedir el primer semestre con 17 personas muertas, abatidas por la policía municipal.

Las dos apacibles villas de Sinaloa son la pequeña muestra de la debilidad institucional en el estado. Que no se revierte únicamente porque se dio el relevo en los síndicos, alcaldes, gobernador, secretario de seguridad pública o mandos castrenses. Está en lo más hondo de la fragilidad de los gobiernos de todo tipo. Los ciudadanos quedan desamparados, ya no a dos fuegos sino a tres o cuatro fuegos, donde una organización y otra se disputan el liderazgo y donde ocasionalmente participa la autoridad. A veces con una contundencia inaudita, como el viernes 30 de junio a ocho kilómetros de Villa Unión, donde 10 policías abatieron a 17.

La violencia no se mueve en Sinaloa, como solían decir el exgobernador Mario López y su Secretario Genaro García, que apenas llevaban la seguridad a Choix ya estaban en Concordia, se enfrentaban a los delincuentes en Cosalá pero después ya estaban en Mocorito. No, la violencia vivía y vive estacionada en Sinaloa. Sigue soterrada en Villa Juárez, no se apagó con la captura de Dámaso López. Como brota de cuando en cuando en Villa Unión, porque los grupos ahí están esperando órdenes, porque los jefes en lo alto hacen amarres incomprensibles para las huestes del narco.

 

Margen de error

(Ataque) El gobierno estatal se siente atacado ante la duda razonable del enfrentamiento en Aguaje de Costilla, Mazatlán. El gobernador Quirino Ordaz le pasa la estafeta de la explicación al general Genaro Robles, pero su habilidad no está en el trato con los medios, para eso está Cristóbal Castañeda Camarillo, y empezó a trompicarse con el enojo.

Si bien la estrategia de reaccionar de inmediato emitiendo un rápido comunicado oficial con cifras exactas de muertos y aseguramientos les dio ventaja, no fue suficiente al día siguiente cuando se requerían otros detalles que ya no estuvieron dispuestos a ofrecer. Ahí la estrategia proactiva falló y pasaron a tener que ser reactivos de lo que iba ocurriendo.

 

Mirilla

(Más patrullas) El gobierno estatal lleva 175 patrullas entregadas en el mismo primer semestre del año donde los homicidios se acercan a 900. ¿Es posible que una administración estatal entregue en tal desastre un aparato de seguridad, que obligue al sucesor a desembolsar de emergencia más de 100 millones para comprar lo básico, lo que siempre debe estar funcionando? La respuesta es sí. Y lo peor es que no pasará nada.

Las policías municipales y la Estatal ya tienen patrullas, ahora faltan los policías. Con el nivel de déficit en Sinaloa, la Ministerial quedó con menos de mil elementos. Si en estos momentos a cada uno de ellos le tocara investigar un crimen, no alcanzarían, si a otros los mandaran a resolver el robo de 100 autos cada uno, tampoco.

El esquema estatal donde los militares tienen apuntalados a los policías no durará toda la vida. Los locales tienen que llegar a ser más que choferes.

 

Deatrasalante

(Camarones) Se necesita ser Enrique Peña Nieto para no estar en la necesidad de ir al Cuchupetas para probar los manjares del famoso restaurante de mariscos, porque en su caso es el Cuchupetas quien va a Peña Nieto. Así fue el año pasado, en 2016, cuando el Presidente jugaría golf con Eleovigildo Carranza y Quirino Ordaz en el complejo Estrella de Mar, en la Isla de la Piedra.

El famoso restaurante de Villa Unión, Mazatlán, presume en sus paredes fotografías de Manuel Sánchez —así se llama el Cuchupetas— con políticos alguna vez encumbrados y ahora en desgracia o declive, también de artistas y deportistas. Dice haber alimentado alguna vez a 10 gobernadores de Sinaloa y a cinco presidentes de México.

Peña Nieto se tomó muchas fotos con los cocineros del Cuchupetas, sin la necesidad de ir a Villa Unión, que es más que su famoso restaurante (PUNTO)

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Aseguran 50 toneladas de crystal en Alcoyonqui

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com