‘Mula ciega’, método para enviar droga a EU

Garita de Otay.

 

Angélica Urías Espinoza cruzó a Estados Unidos para comprar ropa, pero en el asiento trasero de su vehículo llevaba 12 kilos de metanfetamina.

La mujer originaria de Sinaloa y con residencia en Tijuana, alegó que es una “mula ciega”, que la droga no era de ella y que su vecino se la puso sin que ella tuviera conocimiento.

Desde 2015 fue detenida en la garita Mesa de Otay, llevada a juicio y sentenciada a 7 años y medio de prisión; la semana pasada una Corte de Apelaciones de California revocó la sentencia.

Para los magistrados que anularon la condena, hay evidencias que apuntan a que la mujer fue usada como “mula ciega”.

Los magistrados determinaron que durante el juicio, la acusada presentó evidencias que podrían probar que su vecino, fue quien puso la droga en el vehículo.

Desde 2014, la mujer cruzaba a Estados Unidos con frecuencia en una camioneta Ford Escape para comprar ropa que luego vendía en su tienda en Tijuana y también hacia compras de pedidos específicos de ropa.

El 22 de abril de 2015, oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) hallaron 12 kilos de metanfetamina en el asiento trasero de su vehículo.

De acuerdo con la sentencia de la Corte de Apelaciones, en el puerto de entrada, un agente de CBP le preguntó por la identificación y si ella tenía algo que declarar y proporcionó su tarjeta de cruce fronterizo y declaró que no llevaba nada ilegal a los Estados Unidos.

El agente fronterizo sospechó lo contrario, y después del interrogatorio inicial, decidió realizar una inspección en el vehículo con asistencia de varios agentes.

La búsqueda reveló que los asientos traseros del auto habían sido ahuecados y rellenados con metanfetamina.

La mujer fue llevada a juicio y acusada de importación de metanfetamina.

En el juicio, el gobierno llamó a dos agentes de CBP para testificar sobre el descubrimiento de la droga y uno de ellos declaró que notó un bulto en la parte posterior del asiento del automóvil, hurgó y descubrió paquetes de celofán debajo de la tapicería de los asientos traseros.

El agente dijo que Urías Espinoza no reaccionó cuando examinó el asiento y descubrió las drogas.

Otro agente testificó que además localizó un teléfono celular del Angélica en la camioneta.

Un tercer agente dijo que la mujer cruzó la frontera 14 veces entre el 27 de febrero de 2015 y el 22 de abril de 2015 y presentó una serie de mensajes de WhatsApp encontrados en el celular con fecha de la semana anterior al arresto.

Los mensajes revelaron una conversación en la que habla de la entrega de un “producto”, así como el plan de Urías Espinoza para solicitar un pase de acceso rápido a Estados Unidos.

La defensa de la acusada alegó que se trataba de un pedido que le estaba haciendo un cliente, pues ella además de comprar ropa para venderla en su tienda, hacía compras de artículos específicos que le pedían.

El agente señaló que en el vehículo hallaron varios recibos de tiendas de Los Ángeles que coincidían con las fechas en las que la mujer había entrado a ese país.

En su defensa, la acusada aseguró que ella no sabía de las drogas que llevaba en su vehículo y acusó a su vecino de haberlas colocado sin su conocimiento.

Después de que Urías fue detenida, el vecino huyó de su casa.

La acusada presentó pruebas que no fueron admitidas por el jurado.

Las evidencias eran imágenes de su vecino y su declaración de que él había sido traficante de drogas en las calles de Los Ángeles y que había sido detenido en ese país por distribuir mariguana e importar metanfetamina.

Testigos presentados por la mujer señalaron que era conocido que ella viajaba frecuentemente a comprar ropa, que estacionaba su carro en la calle y que tras su detención el vecino huyó de su domicilio.

El jurado consideró que la evidencia era insuficiente para considerar que el vecino tenía motivos, conocimiento y oportunidad de usar a la mujer como “mula ciega” para transportar metanfetamina.

Tras el juicio la encontraron culpable y sentenciaron a 90 meses de prisión, pero la defensa apeló la sentencia.

La Corte de Apelaciones dio la razón a la acusada y anuló la sentencia.

Los magistrados señalaron que el gobierno no presentó ningún testimonio de un testigo que hubiera visto a Urías Espinoza cargar las drogas en su auto.

El tribunal señaló que las evidencias presentadas por Urías ayudan a establecer que el vecino tenía conocimiento de cómo obtener y transportar metanfetaminas en grandes cantidades.

La condena que había tenido el vecino en Estados Unidos por posesión con la intención de distribuir mariguana en Los Ángeles, demuestra una posible conexión con distribuidores en ese país que podrían vender la metanfetamina encontrada en el auto de Urías Espinoza.

En combinación, señaló la Corte, estas convicciones hacen que sea más probable que el vecino tenía el conocimiento y la capacidad de usar a Urías Espinoza como una “mula ciega”, menciona la sentencia.

En segundo lugar, establece, se considera de relevancia que el vecino había sido deportado por lo que él no podía conducir ni cruzar legalmente a ese país y necesitaba a alguien más.

En resumen, la evidencia rechazada habría ayudado a Urías Espinoza en la demostración de que su vecino tenía la oportunidad, motivo y conocimiento para usarla como “mula ciega”, “todo lo cual hace que sea más probable que lo haya hecho”, decidió la Corte de Apelación para anular la sentencia.

Las “mulas ciegas” es uno de los métodos de los cárteles para cruzar drogas con traficantes involuntarios.

La Secretaría de Seguridad Pública de Baja California y la Policía Municipal de Tijuana, han alertado en varias ocasiones del peligro de convertirse en “mulas ciegas” y piden a los ciudadanos revisar sus vehículos.

En octubre del año pasado, un vecino del fraccionamiento Otay Universidad, en Tijuana, salió de su domicilio y observó paquetes adheridos al chasis de su vehículo.

Al revisarlos, encontró que eran paquetes confeccionados con cinta canela y cada uno con un imán para adherirlo al chasis.

El hombre llamó a la Policía Municipal y los agentes retiraron los paquetes que contenían 12 kilos de mariguana.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Caos provoca en CU en Culiacán cierre de la mayoría de los accesos y salidas

» Impreso

DEA incluye a ‘Alfredillo’ entre los 10 más buscados; recomienda no intentar arrestarlo

En lo que pudiera ser la primera gran estocada contra Joaquín el Chapo Guzmán en el juicio que enfrentará contra Estados Unidos, la DEA incluyó a uno de sus hijos, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, entre los 10 narcotraficantes más buscados del planeta. “Es un poco raro esa lista (de los más buscados), sobre todo si […]

El proyecto del Distrito Paseo Mundial genera desconfianza en ciudadanía

En juicio ocho asesinatos de mujeres cometidos por mujeres

En Sinaloa más presupuesto para Morena y nada para seis que pierden registro

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Morena hizo de las cámaras un mercado

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com