Malayerba: Expreso Culiacán-París

Germán tenía una novia en Austria. Y ahí estaba, sentado en ese restaurante de aquella plaza. Había ido a visitarla periódicamente, después de que concluyó sus estudios en aquel frío país. Lea también: Malayerba: El encajuelado Era culichi desde el acta de nacimiento hasta esa caspa incómoda. Pero eso sí, conservaba rasgos de ese hablar […]

Malayerba: El encajuelado

Hacía frillito. Y era su segunda vez. La primera se había ido impune. Y pensó que su contrincante ni cuenta se dio. Diez de la noche. Muchos clientes en el expendio de la cervecería. Algunos también lo eran para él. Lea también: Malayerba: El gangoso y el sordo Chicles, cacahuates, dulces, cigarros. Era su surtido. […]

Malayerba: Busco narco

Mujer sola. Guapa y joven. Simpática, agradable y jaladora. Con apenas un inconveniente: sus dos hijos. Así parece decir ella, con esa mirada esperanzadora. Sus ojos no ven la luz del otro lado del túnel oscuro y patético: una soledad que parece devorarse sus mejores años, a sus treintaitantos, y una rutina más terca que […]

Malayerba: Mijito

El abuelo iba en su carcacha, preocupado por llegar a tiempo. Eran las cinco y media de la mañana y a su paso apenas le iba a alcanzar el tiempo para cruzar la ciudad y llegar más o menos puntual al trabajo. Lea también: Malayerba: Mesero El peso de la oscuridad de la calle se […]

Malayerba: Mesero

Era buen mesero. Y muy trabajador. Pero además de llevar y traer comidas, de servir bebidas, se sirvió para sí: engolosinado, exprimió las botellas, después aspiró los polvos alineados en las mesas y los humos enervantes que no le traían el viento. Se le acuerda activo, revuelto y envuelto en charolas, comandas, ademanes atentos y […]

Malayerba: Un bato derecho

Después de su primer jale, que consistió en transportar en un camión de carga un buen guato de droga a la frontera norte, su hermana sospechó: pagó seis meses de renta de su casa, compró los muebles de la sala y la cocina, y se hizo de ropa. Lea también: Búfalo Esto no me está […]

Malayerba: Búfalo

Antes quería redimir a los pobres. Ahora trabajaba arduamente para redimir su pobreza. Y así se lo sentenció aquel amigo. Y no era para menos: de ferviente militante de la izquierda había pasado a pizcador de mariguana. No tenía otro pasado que ese inmediato. Le entró a las filas de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, […]

Malayerba: Pita, cabrona

Esos perros. Yo los mato. El taxista espejea. Ve por el retrovisor a una mujer manejando. La trae pisándole la defensa trasera desde cuadras atrás. Quiere pasar y no puede. No se puede. La calle es angosta, de un solo carril. Lea también: Malayerba: Por dos mil pesos Mire esta cabrona. Mujer tenía que ser, […]

Malayerba: Por dos mil pesos

Los reporteros buscaban un plantío de amapola. Querían fotografías de cerca. Ver a través de la lente cuándo y cómo rayaban el bulbo. Admirar la goma emergiendo, destilando. Hacer el clic de la cámara con los jornaleros entre surcos. Habían andado cerca. Pero los pobladores eran recelosos y desconfiados. Uno a uno de los consultados […]

Malayerba: Comandante Martínez

Y cuando te lo presente pórtate bien. Míralo a los ojos. Tienes que ser cordial. Respetuoso. Es el jefe, recuérdalo. El de la lana. El que manda. Y entonces le vas a decir: mucho gusto señor cochi. Pero no quiso. Algo le olió mal y no era el sudor de su interlocutor. Sabía de ese […]