‘El PRI, se renueva o se muere’

El sinaloense Francisco Labastida Ochoa, uno de los priistas con mayor influencia en la clase política moderna, admite que el PRI tiene ante sí la posibilidad de refundarse o morir, pero teme que los grupos que quieren el poder por el poder o que lo utilizaron para hacer negocios privados, se apropien de él y terminen por aniquilarlo.

Cuando se le pregunta sobre el destino del Grupo Atlacomulco y la familias Baz, Del Mazo, Montiel, Hank, Chuayffet, Beteta, Pichardo, Peña, responde con suma cautela: “Si hablamos de un cambio profundo tiene que haber una renovación de fondo. La medicina tiene que ser en función del daño”.

Asegura que la pulverización del PRI se inicia al entrar el PAN a gobernar el país: “No quiero decir algo de lo cual no estoy seguro. Pero una de las expresiones que le dieron un golpe duro al PRI es cuando se entrega el poder al PAN y el poder presidencial se debilita con el surgimiento de esa casta de virreyes llamados gobernadores, que empezaron a tener sus feudos y a reforzar sus cacicazgos en todo el país. Y eso se dio durante los sexenios en que el PAN mantuvo la Presidencia. Ahí es donde empieza a soltar el poder el PRI”.

En una conversación telefónica, el ex Gobernador de Sinaloa se muestra reacio a explayarse sobre la agonía del PRI. Se reserva comentarios para un libro donde narra sus memorias sobre lo que se veía venir, pero que el Partido y su dirigencia se negaron a atender, como la inconformidad social de un amplio número de mexicanos.

—¿Cómo explica el colapso del PRI o del régimen político?

—A ver, yo creo que como todos los fenómenos sociales y políticos de gran envergadura, son multifactoriales las causas, no hay una sola. Y tal vez las más significativas es el deterioro terrible que sufrió la seguridad pública en el país; el crecimiento de la corrupción y los efectos correspondientes a la imagen del PRI. Obviamente el problema de corrupción no es un asunto de partidos, es un problema de personas y en todos los partidos hay personas indebidas como también gente que vale la pena.

—¿Entonces es con Ernesto Zedillo que decide negociar con el PAN la sucesión presidencial, cuando se exhibe esa gran fractura del Partido?

—Bueno, es que previo a esas elecciones donde yo fui el candidato del PRI, el dirigente del partido José Antonio González y yo nos opusimos férreamente a una imposición de Zedillo para instalar 66 mil casillas electorales que obligó a quebrar las finanzas del PRI, obligándole a desplomar su candidatura a la Presidencia frente a Vicente Fox del PAN.

—Pero esto de entregarle la Presidencia al PAN ya estaba pactado desde antes ¿no?

—Solo puedo suponerlo, no sé. Hay versiones de que se convino con Estados Unidos a cambio de un préstamo a México por 4 mil millones de dólares… Otra es que Zedillo lo hizo para pasar a la historia como el gran demócrata.

—Y de todas estas versiones ¿con cuál se quedó usted?

—Estoy escribiendo mis memorias y ahí planteo seis hipótesis que no se saben.

—¿Estas memorias las escribió a propósito de esta crisis del PRI?

—No, me propuse escribirlas desde el año pasado. Ahí escribo una parte importante del PRI y del país, describo anécdotas y reflexiones sobre lo que nos falló como PRI. Espero que para el fin de año ya esté la edición en circulación.

—¿Nos puede adelantar algo?

—No, noooo, noooooo.

—¿O su opinión sobre lo que pasará con el PRI ?

—Lo que va a  pasar no lo puedo decir, soy economista no brujo. Pero sí le puedo hablar sobre los riesgos que veo: La primera opción —tal vez la menos deseable— es que los grupos que quieren el poder por el poder, o que lo quieren para hacer negocio, se quedan con el Partido (PRI). Y es la opción más riesgosa y menos deseable.

“Otra opción es que el Partido logre defenderse con una buena dirigencia conformada con un grupo respetable que dirija el Partido, que cambie los estatutos y muchas tantas cosas para que surja una renovación. Y la tercera opción es que el PRI decida renovarse o morir. Eso va a depender de lo que hagamos los priistas”.

—Y en esta renovación ¿qué pasará con esos grupos como el de Atlacomulco que influyeron en la crisis que vive ahora el PRI?

—Desde luego que viene una recomposición de los grupos, eso forma parte de los cambios que se prevén. Tiene que haber un cambio profundo. Se requiere de un diagnóstico y una medicina efectiva del tamaño del problema que se vive. Al PRI no le queda otra alternativa. Se renueva o se muere. Lo peor que le puede pasar es que quede en manos de unos traficantes del poder.

 

 

—Hay muchos de esos en el PRI ¿no?

—Sí claro, no será una batalla fácil. Yo me inclino por la renovación.

—¿Y está en condiciones de dar ese gran paso?

—Ahhh, eso debe responderlo René Juárez, el presidente nacional del PRI.

—Pero por dónde empezar, si perdieron el principal bastión priista del país, el control de las cámaras estatales y las federales… ¿de dónde tomarán dinero para costear los gastos de nómina, mantenimiento de edificios y demás? ¿Tendrán presupuestos para eso?

—Mira, el Partido tiene prerrogativas. Y explica: El conjunto de los partidos políticos recibe un promedio de 6 mil 600 millones de pesos en prerrogativas. El INE cuesta 16 mil y pico de millones de pesos con funcionarios que ganan sueldos de 400 mil y más pesos libres de impuestos, una nómina excesivamente cara, pagándole a 24 mil empleados que trabajan solamente tres meses cada tres años. Vale dos veces y medio lo que cuestan todos los partidos.

“Esos 6 mil 600 millones se reparten entre todos los partidos en función de los votos que sacan. Si el PRI tuvo el 20 por ciento de los votos va a tener mil y tantos millones de pesos, que son suficientes para trabajar”.

—Pero no alcanzó el 20 por ciento…

—El candidato tuvo 16 por ciento, pero entre candidatos a diputados, senadores y demás ajustan el porcentaje. Pero además si no alcanza la prerrogativa tendrá que ajustarse a la realizad y reducir la nómina. Tendrá que adaptarse a las condiciones.

—¿Qué le augura al PRI operando como un Partido marginal y posicionado como la tercera fuerza política?

—Bueno, ya veremos los próximos tres años, aunque deseo que le vaya bien al país porque está primero el país que los Partidos. Pero el PRI en su esencia y su política —sin hacer escarnio de los errores que se cometieron— fue el creador de las grandes instituciones del país y fue el único en América Latina que le dio paz y tranquilidad a México.

“Además fuimos el único milagro económico en América Latina porque durante 25 años tuvimos un crecimiento de arriba del seis por ciento anual y una inflación de abajo del tres por ciento, con un crecimiento del salario de tres puntos arriba de la inflación cada año y sin tomar deuda.

—Pero la factura nos costó muy cara ¿no?

—Pero no fue contra eso, fue contra los gobiernos que rompieron la disciplina.  Una regla elemental en una familia, empresa o gobierno es que no debe gastarse más de lo que no se tiene.

—¿Y aquí quién gastó de más?

—Aquí cometimos el error de convertir el patrimonio en gasto corriente, y eso fue lo que ocurrió en el Gobierno de López Portillo.

—¿Ahí empieza la debacle que ahora vive el PRI?

—Ahí empieza la debacle. La abundancia del petróleo fue como aquel que hipoteca la casa para irse de vacaciones. Ahí es donde empieza a fallar el país y la instrumentación de los programas.

—Si nos basamos en el resultado electoral ¿cómo interpreta que César Camacho no haya alcanzado una Senaduría? Eso tiene una lectura muy fuerte para el PRI.

—Digamos que en la vorágine del Partido hubo voces de alerta que no se escucharon de esto que venía. Se advirtió sobre el derrumbe.

—¿Y qué se advertía sobre este derrumbe?

—Esa parte no se la puedo adelantar. Ni un adelanto porque violaría confidencialidad. Yo las hice pero las publicaré en mis memorias que saldrán al final del año.

—¿Usted hizo estos pronósticos al PRI?

—Sí, y así sucedió. Se los hice hace unos cinco meses.

Artículo publicado el 08 de julio de 2018 en la edición 806 del semanario Ríodoce.

3 Comentarios en “‘El PRI, se renueva o se muere’

  1. Ya esta muriendo y parte de los culpables es Labestida, Beltrones Malova, Gerardo vargas

  2. El Lic. Labastida, es uno de los mejores estadistias que tiene México y el el de mayor experiencia en proyectos de desarrollo. Fué una caida estrepitosa del partido al no haberlo apoyado ni el presidente Zedillo ni las estructuras del PRI.

» Riodoce tv

Llega Caravana Migrante a la Magdalena Mixhuca

» Impreso

El juicio del siglo. Teme la DEA que los hijos del #Chapo atenten contra testigos

El gobierno de Estados Unidos montó un operativo sin precedente al iniciarse este lunes el juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán, en lo que se espera sea el proceso judicial del siglo, e incluirá medidas extremas de seguridad en los alrededores de la corte de Brooklyn, en Nueva York, incluyendo al menos 30 agentes federales […]

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com