Tres anuncios por un crimen

 

El camino no era el más transitado, pero sí el más cercano a su casa y emblemático.

Pagar por tres anuncios a las afueras del pueblo denunciando que, a siete meses de la violación y asesinato de su hija, no atrapaban a los culpables, parecía poco funcional. Aun así, el mensaje de Mildred (Frances McDormand) llega de inmediato a su destinatario: Willoughby (Woody Harrelson), el jefe de la policía que, según ella, no había hecho nada.

Ante ese inusual reclamo, la empleada de una tienda de souvenirs se gana el descrédito de muchos de los habitantes de Ebbing, Missouri, sobre todo de Dixon (Sam Rockwell), un rudo y racista policía al que le molesta todo, más si se trata de que esos llamativos espectaculares van dirigidos a su admirado jefe.

Si la vida era complicada para Mildred, a partir de su exigencia de justicia será peor: algunos la señalarán y atacarán directamente; su ex esposo (John Hawkes), que la dejó por una chica muy joven, no perderá la oportunidad de cuestionarla, lo mismo que su hijo (Lucas Hedges), con quien discutirá en todo momento. Aun así, la dolida madre seguirá creyendo que hizo lo correcto.

La muerte de un elemento clave en el esclarecimiento del caso y la falta de dinero para mantener los anuncios, no detendrán a Mildred, menos cuando comienza a ganar adeptos, por lo que seguirá con la esperanza de hallar la justicia.

Lo mereciera o no, si una película pudo haberle arrebatado el Oscar a La forma del agua (2017), era Tres anuncios por un crimen (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri/EU/2017), sobre todo cuando a una semana de la noche de premiación de la 90 entrega de los premios, se escuchó con más fuerza de la demanda a Guillermo del Toro y Fox, por supuesto plagio. Por fortuna, el mexicano sí recibió la estatuilla por mejor película y también por su trabajo de dirección.

La cinta escrita y dirigida por Martin McDonagh (En Brujas, 2008) no es mala, y aunque es incomparable con su contrincante triunfadora, el filme de la chica muda enamorada de un anfibio tenía más elementos a favor, para coronarse.

Lo que no estaba en duda en Tres anuncios por un crimen era la brillante actuación de McDormand —para nadie fue sorpresa que se quedara con el Oscar a mejor actriz, por esa rabia, coraje, hambre de justicia/venganza, valentía, tristeza, impotencia, frustración, persistencia… y sentimiento de culpa que envuelven a su personaje. Lo mismo pasó con Rockwell —ganador de ese premio como actor de reparto— por los diferentes matices que muestra ese policía amargado, tosco, impulsivo, violento, después compresivo y solidario.

Con buenos dotes de violencia, cargada de ofensas y golpes, la cinta funciona de principio a fin: muestra varios aspectos que propician a la reflexión; algunos diálogos son ingeniosos; a pesar del tema, hay justificada cabida para la risa; tiene hermosos paisajes y una última escena interesante. Se le reclama esos personajes innecesarios, el miedo de su director a mantener, en todo caso, la crítica social e inclinarse por la pronta e inverosímil redención. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 18 de marzo de 2018 en la edición 790 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Se derrumba muelle en festival en Vigo, España; hay más de 300 heridos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El cubano Félix Pérez tiene oferta del beisbol de Corea

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Tiene el club Galatasaray en la mira a Héctor Moreno

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: ¡Y ándale!

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Bartlett y la primera llamada para AMLO

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Los últimos 27 años: Un cuento macabro

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com