El círculo

 

circulo_0 

 

 

La premisa de El círculo (The Circle/EU/2017) es muy interesante: esa idea de mostrar lo inmersas que están las personas en el internet y cómo hacen su vida en las redes sociales sin reflexionar hasta dónde están expuestos, cuánto han descuidado su vida “real” por la “virtual” ni cuáles son las repercusiones de ello, no suena mal, pero la aspiración de abarcar tanto la lleva a perderse y no aterrizar en ninguno de los temas que aborda.

La economía en la casa de Mae (Emma Watson) no es la mejor: aunque tiene un trabajo, el dinero no alcanza para hacerse cargo de su mamá (Glenne Headly) y su papá (Bill Paxton), por eso cuando su amiga Annie (Karen Gillan) le consigue una entrevista en el Círculo, se emociona con la posibilidad de integrarse a la empresa más importante de internet.

La chica se conduce como cualquiera en un lugar nuevo, pero conforme pasan los días se da cuenta que, si quiere tener éxito en su trabajo, debe cambiar radicalmente, porque para el Círculo no sólo es importante cumplir con las tareas asignadas, sino la socialización con los compañeros, en persona y virtualmente.

Es tanto lo que Mae entiende la sugerencia, lo que se integra a la compañía y la empatía que logra con sus jefes Bailey (Tom Hanks) y Stenton (Patton Oswalt), que deja de visitar a su familia, aunque todo se invierte cuando decide portar una cámara que difundirá lo que hace las 24 horas del día, sin dimensionar las consecuencias.

El círculo acierta en tratar un tema actual, del que es necesario mayor análisis, investigación y discusión. La cinta no lo hace de manera adecuada, pero es indudable que el uso excesivo de redes sociales, la exposición deliberada de la vida a través del internet, la denuncia y exhibición del otro por medio de videos o audios —con o sin razón— en Facebook, Youtube, Instagram y todo lo que se le parezca, es urgente que se regule o, mínimamente, se tenga más conciencia de lo que implica.

El problema de la cinta escrita y dirigida por James Ponsoldt, basada en el libro de Dave Eggers, radica en su ambivalencia para abordar su postura de lo que se vive fuera y dentro de la red.

La historia comienza muy bien con su tratamiento, pero llega el momento en el que no se tiene claro cuál es la verdadera posición de Mae en su vida personal, si sólo añora la amistad con su vecino, si la tiene ahora y quiere continuar con ella o preferiría algo más; tampoco se entiende si le agrada su trabajo, comparte la manera de pensar de sus jefes, es honesta con lo que propone, y si está a favor o en contra de la compañía para la que labora.

¿Cuál es el verdadero objetivo del personaje de Watson? ¿En realidad quiere que la empresa tenga los alcances que pretende? ¿Está de acuerdo en que su vida sea expuesta en la red las 24 horas o desearía no hacerlo? ¿Se arrepiente de cómo termina su vecino al poner a prueba un programa con él? ¿Quiere darles un escarmiento a sus jefes o mostrarles que ella es más lista?

Ni siquiera el carisma de Watson y Hanks, que sin duda tienen, brilla como en otras ocasiones. Vaya a verla… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Aseguran 50 toneladas de crystal en Alcoyonqui

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com