2024 en Sinaloa, no es ficción, es realidad

CASTRO E INZUNZA. El arranque por los votos.

Si hace tres años alguien hubiera querido hacer un cuento futurista sobre las campañas del 2024 en Sinaloa, no hubiera sido capaz de crear lo que estamos viendo en el arranque, sin caer en los extremos de la invención. Kafka, que fue capaz de transformar a Gregorio Samsa en una cucaracha de la noche a la mañana, hubiera quedado como un aprendiz de las letras.

Es posible que en otros estados esté ocurriendo algo semejante. La política mexicana puede ser vista desde hace años como un camino poblado de chapulines donde todos brincan de un lado a otro por su propia naturaleza, porque así se mueven, es algo vital para ellos. Unos por gusto, por conveniencia y por ambición, y otros porque no les quedó de otra. Pero en Sinaloa esta imagen parece más bien sacada de una película de Luis Estrada, donde puede ocurrir lo impensable en un ambiente de normalidad, porque así es la vida y la política, así somos los seres humanos, los mexicanos, y lo que nos sirvan a la mesa nos tenemos que tragar.

La fotografía de Jesús Valdés iniciando campaña por el partido verde, es patética. Fue diputado y alcalde por el PRI y hace menos de tres años era dirigente estatal de ese partido cuando grupos del crimen organizado le secuestraron a más de cien operadores el mero día de la elección para la gubernatura. Los inmovilizaron y luego, cuando ya había pasado la elección, los dejaron libres. Y ahora resulta que el señor es de Morena —el partido beneficiado por el secuestro de sus operadores— y busca la senaduría por el verde en el marco de esa estrategia llamada Plan C, pretendiendo lograr la primera minoría. Igual Faustino Hernández, el principal afectado por el secuestro de sus operadores, ahora presume casaca tinta.

Otro caso de novelesca metamorfosis de nuestros políticos es el de Héctor Melesio Cuen, pero en él ya parece vicio, porque, como tiene un partido estatal y no puede contender en lides nacionales, se ofrece siempre al mejor postor. Ayer estuvo aliado con Morena y ahora se afilió al PRI en una insólita jugada que, al final, sin duda alguna le dará frutos, puestos de elección popular, más allá de que sus maniobras sean execrables desde el punto de vista de la ética política. El viernes, durante el arranque de campaña al Senado de la República de Paloma Sánchez, ni ella fue tan enjundiosa en su discurso como Melesio Cuen, quien enfocó sus arengas, qué más se podía esperar, contra el gobierno estatal.

Igual en Morena, que enarbola la bandera del “no robar, no mentir, no traicionar”, vuelve a presentar candidatos que debieran ser –vaya paradoja—impresentables. En la lista aparece de nuevo Gerardo Vargas Landeros ¿Por qué le permiten registrarse para su reelección en la alcaldía de Ahome? ¿Tiene algo que ver con el “sagrado” proyecto del semidios de Macuspana que enarbolan sus delirantes seguidores? ¿Por qué los defensores de esa bandera en la que dicen estar dispuestos a envolverse e inmolarse los morenistas de verdad, no reclaman personajes como este en su proyecto? ¿No tiene Morena activos en el norte que hagan un papel más digno que este hombre que antes que en la alcaldía debiera estar pagando por lo que hizo como segundo responsable en uno de los gobiernos más corruptos que ha tenido Sinaloa, el de Mario López Valdez? ¿O es para dejarlo a la deriva frente a un contendiente (Mingo Ramírez) que hace tres años, en una justa sin trampas, le hubiera ganado la elección?

¿Y respecto a Gildardo Leyva Ortega, alcalde de El Fuerte, ahora con licencia para competir de nuevo, nadie va a protestar? ¿No hay en Morena nadie que proteste si hay evidencia de sobra no solo de su incapacidad para gobernar la comuna, sino de sus trapacerías, de sus desplantes intolerantes, de su desfachatez ante sus gobernados, del acoso laboral a sus empleados? ¿nadie? ¿Por qué Morena postula de nuevo a José Paz López Elenes, de claro perfil narco, si él mismo anda diciendo que una vez que llegue a la alcaldía por segunda ocasión regresará a los brazos de Héctor Melesio Cuen y del PAS? ¿No lo saben en el tercer piso? ¿Ni porque son de Badiraguato? ¿No se los dijo el señor de la montaña?… Montaigne, no el otro.

Bola y cadena
TAMBIÉN COMO DE FICCIÓN LA FOTOGRAFÍA de Imelda Castro Castro y Enrique Inzunza pegando carteles en los coches a la medianoche; una mujer nacida en un pueblito de Guasave con una mano atrás y otra adelante, que busca repetir en el Senado, con más suerte que méritos; y un hombre, también de rancho, pero alteño, de casa humilde, formado en los helados escritorios de la justicia sinaloense y en lecturas clásicas, de literatura y de filosofía, pero que no sirven de mucho para enfrentar las campañas negras que se avecinan.

Sentido contrario
NO TENGO DUDAS DE QUE la presidencia de la república la ganará Morena, con Claudia Sheinbaum; así lo dicen todas las encuestas y no veo elementos para que los escenarios cambien tanto como para darle vuelta a un resultado previsible; lo que está en juego, en todo caso, es la mayoría calificada en el congreso federal, de lo cual dependería, en gran medida, que el país se encamine o no a una dictadura perfecta, como la que vivimos durante tantos años con el PRI y que bien describió alguna vez, el escritor Mario Vargas Llosa.

Humo negro
ASÍ COMO A NIVEL NACIONAL AMLO jugará un papel preponderante en la elección, en Sinaloa será muy importante lo que haga el gobernador Rubén Rocha. Fue el candidato que ofreció mejores resultados a Morena en la elección del 2021 y está considerado uno de los mejores gobernadores del país según distintas evaluaciones. Pero su pleito con Cuen, con el PAS y con los directivos de la UAS, ha modificado sensiblemente la correlación de fuerzas y no se descarten sorpresas en algunos municipios importantes, en distritos locales y en uno o dos distritos federales. Así que, de aquí al 2 de junio, que nadie duerma. Suerte para todos y que las elecciones transiten en paz. Si eso ocurre, todos habremos ganado.

Artículo publicado el 03 de marzo de 2024 en la edición 1101 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.