Liberan a joven indígena acusada de asesinar a su violador en Chiapas

Liberan a joven indígena acusada de asesinar a su violador en Chiapas

El 14 de marzo de 2022, el cuerpo sin vida de un hombre identificado como Juan “N”, fue localizado en una habitación de un domicilio ubicado en el barrio conocido como Guadalupe, en el municipio de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Ahí también se encontraba Juanita, una joven indígena originaria del municipio de San Juan Cancuc, quien fue localizada en estado de intoxicación etílica y con huellas de agresión sexual.

Por estos hechos, la joven fue detenida y acusada de homicidio calificado, y pasó alrededor de un año y dos meses en prisión, sin que existieran pruebas de que ella había cometido el delito. Sin embargo, tuvo la suerte de contar con la Colectiva Cereza Chiapas, que ayudó aportando diversas pruebas para comprobar la inocencia de la joven.

El 6 de mayo, Colectiva Cereza Chiapas llevó a cabo una rueda de prensa frente a Palacio de justicia de los Altos en la que exigieron la liberación inmediata de Juanita, y en donde también expresaron su temor ante la posibilidad de que existiera un “pacto” entre la Fiscalía de Justicia y el Tribunal Superior de Justicia con la finalidad de condenar a la joven indígena sin que hubiera alguna prueba en su contra.

La joven indígena, quien sólo habla tzeltal, no sabe leer ni escribir y tenían unos meses viviendo en San Cristóbal de las Casas, en donde trabajaba como niñera con su hermana, explicó que fue llevada con engaños a ese lugar en donde su agresor la obligó a ingerir alcohol, la amenazó con matarla y abusó de ella.

La agresión provocó en la víctima un trastorno mental transitorio completo (TMT), que se sumó al trastorno por estrés postraumático (TEPT) que Juanita arastraba debido a una violación sexual que sufrió cuando tenía 15 años, como comprobaron los estudios periciales y psicológicos.

Juan “N” era un hombre corpulento, 35 años mayor que Juanita, con estudios de secundaria y ya con dos mujeres, pese a lo cual pretendía a la joven desde hace tiempo, pero ella lo había rechazado, por lo que él habría ideado un plan para  abusar de ella.

Luego de que se recabaron las suficientes evidencias, el peritaje arrojó que no había huellas de Juanita en el arma con la que perdió la vida su agresor y que el lugar de los hechos había sido alterado, ya que probablemente el cuerpo de Juan habría sido manipulado. Además, la casera del lugar escuchó a la víctima pedir auxilio, sin embargo , declaró que no se metía en asuntos de sus inquilinos, según relató el colectivo.

Sinembargo

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.