‘Son tiempos de serenarse’, advierte Feliciano Castro a Madueña

FELICIANO CASTRO. ‘No se trata de perseguir a nadie, pero tampoco se trata de solapar violaciones a la ley’.

Deben las autoridades de la UAS rendir cuentas por mandato constitucional

“Lo que las autoridades de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) deben hacer es cumplir con la ley, es muy elemental, hacen, administran recursos públicos por mandato de la Constitución y están obligados a rendir cuentas, ni más ni menos”, coincidieron los diputados Feliciano Castro Meléndrez y Sergio Mario Arredondo Salas, al preguntarles sobre la denuncia que interpuso la Auditoría Superior del Estado en contra del rector Jesús Madueña Molina.

Lea también: Se tensa conflicto UAS; ASE y Fiscalía afilan artillería

Ambos legisladores fueron entrevistados en el marco de la Sesión Solemne del 159 Aniversario de la Defensa Heroica de Mazatlán, celebrada el viernes 31, en el Teatro Ángela Peralta de Mazatlán, por los tres poderes del Estado de Sinaloa.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Feliciano Castro Meléndrez, dijo que los recursos propios de la UAS, son recursos públicos y deben rendir cuentas ante las instancias del estado y es la ASE, el órgano técnico con autonomía para realizar todas las auditorías que sean base para el ejercicio constitucional de la fiscalización, por ello, ante la negativa del rector de la universidad, lo que ha hecho la auditoría es proceder con la Ley en la mano.

“Es muy sencillo no se trata de perseguir a nadie, pero tampoco se trata de solapar violaciones a la ley, negativas a rendirle cuentas al pueblo de Sinaloa, afirmó.

“El Congreso del estado, somos representantes populares y en ese sentido yo reitero una invitación al rector, son tiempos de serenarse, que las diferencias no los lleven a extravíos, que las diferencias nos convoquen a dialogar para construir el mejor escenario, el Rector y nosotros tenemos un límite, lo que marca la ley, y en ese contexto, demos cauce al diálogo”, argumentó.

-¿No habrá marcha atrás?- se le pregunta al representante popular.

-Para nosotros la Ley Orgánica de la UAS es ineludible, por supuesto sabremos asumir los tiempos legales, sin duda alguna, no tengo ninguna duda. La UAS no tiene la razón jurídica, la suspensión definitiva es una medida de prevención que indebidamente el juez le otorgó. Es asunto de él, vamos a acatar esa disposición pero el proceso legal sigue, nosotros habremos de interponer un recurso de revisión aquí en el colegiado a propósito de la resolución del Juzgado Primero con sede en Culiacán.

-¿El juez le otorgó indebidamente la suspensión definitiva?

-No tenemos ninguna duda por dos razones: sólo se concede el amparo a las personas físicas al ver vulnerados sus derechos humanos, la universidad como institución pública no es persona física por lo tanto carece de interés jurídico.

“La otra variable, agrega el legislador, es eventualmente que se equipare una persona moral con una persona física en tanto se daña el patrimonio, en este caso no hay tal daño al patrimonio, de qué se está amparando, en ese sentido es una evasiva para seguir vulnerando la autonómica universitaria desde el control partidario que supone el PAS, por ello desde el Congreso del estado reiteramos: la reforma a la ley orgánica de la UAS es ineludible”.

La UAS regida por el Estado de derecho

Por su parte, el diputado Sergio Mario Arredondo Salas, argumenta que la autonomía es mucho más que la expresión y la interpretación que se está haciendo de las autoridades universitarias, la autonomía es un instrumento que ha dotado el Estado a los espacios de educación superior en el país.

“Lo anterior, para que ejerzan la libertad de cátedra, la libertad de pensamiento, a partir de un manejo propio de los recursos, de su patrimonio, sin la injerencia de ningún poder externo, pero algo muy distinto es interpretar la autonomía como un elemento de extraterritorialidad, de excepción del Estado mexicano”, enfatiza.

Agrega que la UAS está regida también por un estado de derecho, tiene que rendir cuentas al pueblo de Sinaloa, es del pueblo de Sinaloa, no olvidar que la UAS es por los sinaloenses para los sinaloenses, y la asamblea popular de los sinaloenses es el Congreso del Estado de Sinaloa.

“Todos los años, la UAS acude con dignidad a luchar por su presupuesto, con esa misma dignidad y compromiso tiene que rendir cuentas por el presupuesto que se le entrega, eso no es injerencia, la universidad tiene el derecho a decidir si quiere construir una prepa, si quiere comprar equipo y pagar más maestros. A lo que no tiene derecho y no la faculta la autonomía, es una interpretación pobre en todo caso de ella, es obviar un capítulo de rendición de cuentas”, destaca.

El representante popular sostiene que por el contrario, la Universidad está obligada por el papel, por el rol, por la potencia que tiene socialmente su discurso a enarbolar la cultura de la rendición de cuentas y la transparencia.

“La UAS”, continúa, “tendría que estar aprovechando cada uno de los espacios y oportunidades que le brinda la ley para rendir cuentas al pueblo de Sinaloa, estamos hablando de recursos propios de ingresos propios”.
Arredondo Salas pregunta que de dónde provienen los recursos propios de la UAS, para luego responder que de los padres de familia y de los sinaloenses.

“De los hogares sinaloenses que creen en la educación, que luchan por la educación y que confían en una institución, el mínimo respeto que le merecen las autoridades universitarias, yo distingo, la universidad de las autoridades universitarias, a esta confianza depositada por la sociedad, es rendir cuentas”, explica.

La rendición de cuentas se debe dar, subraya, en el marco de lo que la ley establece, no a partir de una interpretación a modo, porque es triste y desafortunado que una universidad esté buscando interpretaciones legales para decir: “a mi no me auditas, yo no rindo cuentas, yo no entro en eso”.

Artículo publicado el 02 de abril de 2023 en la edición 1053 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1113
GALERÍA
Pequeños productores de Sinaloa se declararon en plantón permanente en palacio de gobierno de Culiacán, inconformes por el precio de 5 mil 457 pesos la tonelada de maíz.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.