La mitad de los sinaloenses se siente protegida por el crimen organizado, según encuesta del CESP

BLINDADA AL SERVICIO DE OVIDIO. Las marcas de la casa.

Ante la falta de autoridad, el narco

La mitad de los sinaloenses percibe que el narcotráfico protege sus ciudades, revela una encuesta realizada por el Consejo Estatal de Seguridad Pública, antes del segundo “Jueves Negro”.

El estudio “Percibe” fue realizado en las ciudades de Culiacán, Mazatlán y Los Mochis como parte de una serie de encuestas sobre temas de seguridad.

En el promedio estatal, el 48 por ciento señaló que siente que el narco protege su ciudad y el 35 por ciento no se siente protegido.

Culiacán, donde ya había ocurrido el primer jueves negro, tiene el mayor porcentaje de ciudadanos que se sienten protegidos por el narco con el 54 por ciento, mientras que en Mazatlán y Los Mochis, es el 51 por ciento.

A nivel de colonia, tanto en Mazatlán como en Los Mochis, hay un alto nivel de rechazo a la idea de la presunta protección del crimen organizado, con 64 y 60 por ciento que no se siente protegido; mientras que en Culiacán, en contraste, un 44 por ciento considera que sí protege y el 32 por ciento que considera que no.

La encuesta señala que, de acuerdo con los resultados que arroje la segunda edición de este ejercicio en 2023, podrá ir determinándose un patrón de opinión frente a las agresiones del narcotráfico y la percepción tras el segundo jueves negro.

El coordinador General del CESP, Miguel Calderón Quevedo, mencionó que el narcotráfico es una realidad evidente dentro del estado, que por mucho tiempo se ha preferido ignorar, pese a los

hechos de violencia que desatan estas actividades del crimen organizado desde hace décadas.

“Las opiniones expresadas fueron recabadas en septiembre de 2022, es decir, en un periodo de “tranquilidad”, lejos del primer jueves negro y, obviamente, antes del 5 de enero de 2023. Esto nos asegura resultados confiables, pues el estado de ánimo de las personas entrevistadas no se encontraba afectado por una coyuntura de alto impacto”, señaló.

Mencionó que este estudio está elaborado con base en la opinión pública de la ciudadanía, lo que puede contrastar en algunos temas con la realidad que muestran las cifras oficiales.

“Los resultados de esta encuesta son muy interesantes, pero también deseamos que la opinión de los sinaloenses presentada aquí sea un insumo para estrategias futuras de política pública”, indicó.

El estudio Percibe detalla la realidad que se vive en el estado con relación al tema entre lo que se destaca que el “narcotráfico” es un problema que ha dejado muchas secuelas en el estado, principalmente la generación de violencia, que deja un efecto negativo en la calidad de vida de los sinaloenses, dijo.

La encuesta, mencionó, muestra qué es mito y qué es realidad, cómo se percibe el crimen organizado en el día a día, más allá de su propia propaganda; y cómo las ciudadanas y ciudadanos perciben en verdad sus actividades.

De acuerdo con los resultados, el 43 por ciento de los habitantes de las tres principales ciudades de la entidad sostienen que la presencia del narcotráfico afecta bastante o mucho la calidad de vida de la gente; mientras que el 10 por ciento considera que no afecta nada.

Un hallazgo que destaca el estudio Percibe es que un 30 por ciento de los sinaloenses de clase media baja considera que una de las maneras en las que el narcotráfico influye en los jóvenes es mediante el reclutamiento para sus filas.

El 64 por ciento de sinaloenses percibe la presencia de crimen organizado de manera bastante fuerte y notoria y el 83 por ciento

considera que el narcotráfico tiene una influencia en los jóvenes, principalmente por el consumo de drogas que es un problema de salud y de seguridad en la entidad

Seis de cada 10 sinaloenses dijo que en su colonia o comunidad ve a punteros en sus motos hablando por teléfono o radio detrás de alguna patrulla o convoy del Ejército, Marina o Guardia Nacional.

En Los Mochis, la presencia de punteros hace sentir inseguridad al 67 por ciento de los ciudadanos, en Mazatlán al 65 por ciento, mientras que en Culiacán genera ese sentimiento en el 47 por ciento.

Los ciudadanos consideran que la presencia de punteros en sus colonias genera una variedad de problemas, principalmente de distribución y consumo de drogas e influencia negativa en otros jóvenes.

El estudio menciona que el narcotráfico se trata de una realidad evidente pero que preferimos ignorar.

“Ese elefante que aparentemente vemos y nos asusta cuando patalea, pero que cuando se oculta después optamos por mejor no hablar de él”, indica.

Establece que la industria ilegal del tráfico de drogas es un problema que en Sinaloa ha dejado muchas secuelas, empezando con la más obvia, que es la generación de violencia, las cuales dejan un efecto negativo en la calidad de vida de los sinaloenses

El consumo de drogas es una situación la perciben los ciudadanos, que consideran que esa es la principal influencia negativa que deja la presencia del narcotráfico entre los jóvenes.

Esa percepción es más alta en Mazatlán, con el 77 por ciento, en Los Mochis con el 51 por ciento y en Culiacán con el 47 por ciento.

En los próximos meses, el CESP presentará otras encuestas de la serie Percibe, sobre civilidad, corrupción, incidencia delictiva en el entorno y vulnerabilidad.

Artículo publicado el 22 de enero de 2023 en la edición 1043 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.