Anuario 2022: El fracaso de la política de abrazos

Bloqueos y quema de automoviles Zacatecas-16-foto Adolfo Vladimir-Cuartoscuro

El año 2022 significó una catástrofe en materia de seguridad para México, pues no sólo los homicidios se siguieron dando, sino que quedó demostrado que los cárteles de la droga tienen hoy más poder que nunca y que no se detendrán para tomar ciudades enteras cada vez que intenten capturar a uno de sus líderes, opinaron expertos y analistas.

Lea también: Anuario 2022: Entre la polarización, violencia, polémicas reformas y la lucha por la sucesión

“Yo veo que la violencia va a continuar el próximo año y lo que resta del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, por su estrategia de abrazos no balazos, pero también porque los cárteles van a tener más poder por la gran cantidad de armas que siguen llegando a México”, consideró Mike Vigil, ex encargado de operaciones especiales de la DEA en México.

GUANAJUATO. El narco toma las calles. Foto: Diego Costa/Cuartoscuro.com.

Crece violencia en estados “pacíficos”

De acuerdo a datos oficiales de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, hasta el 31 de noviembre pasado se habían contabilizado 31 mil 127 homicidios en todo el país, lo que significan cerca 2 mil asesinatos menos que los ocurridos durante los 12 meses del 2021.

Estados históricamente “pacíficos”, como Zacatecas y Guanajuato, hoy arden en medio de una violencia insólita en donde los cárteles de la droga mantienen enfrentamientos por el control del territorio sin que las autoridades logren hacer nada para detener la escalada de violencia.

Lea también: Anuario 2022: CDS, de la captura de Caro al negocio del fentanilo

“Lo que empeora la situación es que en Estados Unidos van a aumentar las adicciones, y que el tráfico de armas va a seguir porque hoy en día, los servicios de inteligencia del país detectan que la producción de armas va en aumento, y si ambos países no prestan más atención a esos dos temas, en 2023 la sociedad va a sufrir un nivel superior de violencia”, observó Vigil.

Miguel Garza Flores, director ejecutivo del Instituto para la Seguridad y la Democracia (INSYDE), coincidió con Vigil al señalar que, fuera de las detenciones de Rafael Caro Quintero y Antonio Oseguera Cervantes el Tony Montana, el gobierno federal no había logrado un solo acierto, y que por el contrario la violencia seguía a todo lo que daba en el país.

“Los homicidios se siguen dando, al igual que los feminicidios y robos con violencia, pero sobre todo lo que se sigue dando son las desapariciones forzadas, que cada vez son un delito más constante, y se cree que este año cerrará con 110 mil desaparecidos”, dijo Garza Flores.

GUADALAJARA. En medio de la violencia. Foto: Diego Costa/Cuartoscuro.com.

Se replican los “culiacanazos”

El año 2022 también significó un aumento de “culiacanazos”, fenómeno en donde miembros del crimen organizado tratan de rescatar a alguno de sus líderes cuando son detenidos. Ocurrió durante la primera quincena de agosto pasado cuando elementos del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), tomaron ciudades en Baja California, Chihuahua, Guanajuato y Jalisco quemaron autos, gasolineras y comercios, además de bloquear calles y caminos en su afán por rescatar a miembros de alto nivel que formaban parte de esa organización criminal.

La presión fue tanta que el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, tuvo entonces que dar la cara para precisar que había ocurrido en esos estados y como había sido la respuesta de las fuerzas castrenses.

Así fue como se informó que lo ocurrido en esos estados era una réplica de lo que pasó en Culiacán en octubre de 2019, el llamado “culiacanazo”, pero también imita un operativo similar dirigido por células del CJNG, cuando en 2017 dirigieron seis bloqueos en Guadalajara y otros municipios en respuesta a los ataques que el gobierno federal realizaba en aquellos meses.

Aunado a los rescates, el año que recién terminó fue testigo de la violencia que continuó en Michoacán, Tamaulipas, y en la zona del desierto de Altar, donde la violencia repuntó luego que los diferentes grupos del crimen organizado mantuvieran una guerra en su afán por hacerse del territorio, que incluye corredores de la droga, pero también puertos como el caso de Lázaro Cárdenas, Michoacán, de los más importantes del país y para los cárteles de la droga oro puro.

EL ARMAMENTISMO. Foto: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro.com.

Y siguen llegando las armas

“Lo que está pasando es que, en Estados Unidos, la Asociación Nacional de Rifles (NRA), que es un grupo muy poderoso, dan mucho dinero a sus candidatos para que se opongan a que se controle la producción y venta de armas, y muchos de ese armamento termina en manos de los cárteles de las drogas, lo cual los vuelve poderosos”, observó Vigil, en entrevista con Ríodoce.

Según reportes de la Agencia para el Control de Armas, Alcohol y Tabaco (ATF), hay más de 400 millones de armas en Estados Unidos, es decir, hay más armas que ciudadanos, y eso provoca, la facilidad de vender armas. Según reportes del gobierno de ese país, el 75 por ciento de esas armas se van a México.

“Eso es muy real; lo que notamos desde que estaba en México es que muchas de esas armas, y no hablamos de pistolas sino de armas militares: Barret .50, AK47, lanzacohetes, terminan en manos de los cárteles, y eso a la larga hará que los cárteles tengan tantas armas como en una zona militar de alguna ciudad en la república”, señaló Vigil.

Los otros datos


Para el presidente López Obrador la situación es prometedora, pues según informes de su gabinete el índice de homicidios disminuyó en 2022, comparados con el 2021, y según explicó en una de sus mañaneras, esto es apenas el inicio.

“Hemos avanzado mucho este año, y ha sido notorio como ya hemos empezado a bajar la incidencia delictiva, en específico en homicidios”, dijo el presidente esta semana.

Agregó: “Nos llevó tiempo romper la tendencia al alza por la dinámica de incremento de la violencia que se traía desde otros gobiernos, pero ya empezó a cambiar eso, aunque durante los primeros años todavía nos costó”.

Las declaraciones del presidente contrastan con reportes del pasado 24 y 25 de diciembre, cuando se cometieron 137 asesinatos en todo el país, y según reportes, la pasada nochebuena y navidad, representan la segunda jornada más violenta de los últimos cuatro años en el país.

Por su parte, la iglesia católica pidió un mayor diálogo ante la ola de violencia que enfrenta el país, según un video difundido por la Conferencia del episcopado mexicano.

“Toda esa realidad nos exige un compromiso mayor de cambio, de conversión, para buscar las mejores oportunidades de trabajar juntos por la paz”, declaró Ramón Castro Castro, secretario general de la CEM.

Mientras tanto, ciudades como Tijuana, Reynosa, Irapuato, Tepalcatepec, Caborca, Fresnillo, Ciudad Juárez, entre otras, se siguen cayendo en medio de la violencia sin que la estrategia de seguridad, pueda salvarlos.

“Esta ardiendo, no sólo aquí en Caborca sino en toda la zona del desierto de Altar, y parece que va a escalar el próximo año”, dijo un periodista de la zona de Altar contactado para este reportaje, y quien solicitó no se revelara su identidad por temor a represalias.

Artículo publicado el 01 de enero de 2023 en la edición 1040 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.