Durante la pandemia cerraron 500 negocios en el primer cuadro de Culiacán

cultura botica

Restaurantes, tiendas de ropa, mercerías, neverías, papelerías, casas de empeño… pusieron punto final a su historia. La pandemia los convirtió en lugares de la memoria.

La ciudad agonizaba desde aquellos días en los que la COVID-19 surcó sus peores escenarios y se empezó a leer: “se renta”, “se vende”, en la ciudad. Muriendo muchos negocios nacientes o hasta antes consolidados.

La pandemia fue cruel en la economía y la ciudad parecía un pueblo fantasma; cortinas cerradas, calles despobladas desde 2020, año en el que se paralizaron las clases y los hogares se convirtieron en oficinas.

El escenario desolador también llegó a las tienditas escolares y a los ambulantes que ahí tenían su mercado.

La dinámica de ciudad se detuvo. Muchos giraron sus modos de sobrevivencia y otros más perdieron lo poco o mucho que tenía.

Marielos Martínez recordó que aquello fue desolador; recién habían puesto un puesto de tacos en las afueras de una escuela. De ahí vivía junto a sus dos hijos, pero de repente todo paró y no le quedó más que echarse a llorar.

“Fue muy difícil porque de ahí vivíamos y tuvimos que buscar otra forma de salir adelante, los ahorros no duraron tanto, así que me puse a vender tacos por la colonia”, contó.

“No vendía casi nada porque la gente tenía miedo, nadie estaba en la calle, todos adentro de sus casas y pues ni me abrían la puerta”.

Aquí estuvo…

De acuerdo a declaraciones el líder de locatarios, Óscar Sánchez, entre 2020 y 2021 se perdieron 11 mil empleos en el municipio, por el cierre de negocios.

Fueron 500 los locales cerrados, en el primer cuadro de la ciudad; eso llenó de soledad las calles, dejando también en situación crítica a sus propietarios.

El 70 por ciento de estos espacios correspondían a microempresas; el 20 por ciento a pequeña empresa y 10 por ciento a mediana empresa. A nivel municipio fueron 1800.

Así, las cortinas cerradas y los nombres aún impresos de los negocios, se convirtieron en retratos del pasado. No hubo distinciones, acabaron, incluso, algunos con tradición histórica. Ya no están ahí papelerías, tiendas de tela, farmacias, zapaterías, restaurantes, aunque se conserva el recuerdo.

Donde alguna vez se compraron los útiles escolares, las medicinas, las telas, los zapatos y se disfrutó de un rico platillo.

Iluminar la ciudad

La ciudad que emerge aún de la pandemia, sigue siendo ambigua. En las calles los puestos aún cerrados, el silencio acompaña.

Pero la memoria no falla. Está palpada en las paredes de los espacios ahora de la memoria. El pulso del centro de la ciudad, sigue su curso. Se recupera a pasos lentos. Para que el olvido no lo alcance.

Artículo publicado el 30 de octubre de 2022 en la edición 1030 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.