Se multiplican robos a comercios en Culiacán

locales cerrados

En 2022 el delito se ha incrementado 40 por ciento

Si no les llueve les llovizna. Así lo explica una joven mujer en su local comercial en el Centro de Culiacán. Primero fue la pandemia por el COVID-19 y ahora los robos. El corte al mes de mayo contabiliza554 robos a negocios en la ciudad.

Su pequeño establecimiento fue de los que permanecieron cerrados al no ser considerado de primera mano. Vende equipos celulares y accesorios. Las cortinas de su pequeño negocio duraron abajo 90 días. Después de los embates del coronavirus pudo volver a trabajar pero ahora los robos la merman, dice.

El comparativo con el año pasado refleja un incremento en la incidencia. Según cifras del Semáforo Delictivo Sinaloa en Culiacán entre enero y mayo de 2021 se registraron 407 robos a negocios.
Y según versiones de los comerciantes del Centro, es ese sector el que ha sido el más golpeado.

“Antes nos preocupábamos por el robo hormiga a los negocios o equis asalto a un local comercial pero ahora estamos viendo que hay grupos organizados que incursionan en estos delitos en el Centro de Culiacán, hemos detectado incluso a bandas de mujeres que están participando en estos delitos, tanto en el día como en la noche ingresando a los negocios”, señaló Óscar Sánchez, líder de la Unión de Locatarios del Centro de Culiacán (ULCC).

Según cifras de la Fiscalía General en Sinaloa el robo a local comercial se ha incrementado en un 39.33 por ciento. En 2021 se registraron 600 eventos contra 836 en este año en el periodo de enero a junio.
Pero esas cifras son a nivel estatal y la mayoría se concentran en la capital.

“Hubo un momento de paz en enero y febrero de este año pero volvió a recrudecerse, esos meses estuvimos tranquilos aquí en el Centro pero nuevamente las cifras volvieron a dispararse”, explica el comerciante.

Según cifras del Semáforo Delictivo, en Culiacán la incidencia del robo a negocio entre enero y febrero de este año fue de 148 eventos y para marzo la cifra se disparó a 123, mientras que para abril la cifra llegó a 156.

Los primeros dos meses del año no superaron los 90 eventos en Culiacán mientras que en marzo y abril contienen un promedio de 4.65 eventos cada 24 horas. Y según los locatarios del Centro, su zona es la preferida por los hampones.

“En promedio tenemos dos robos a la semana en local cerrado de noche, ingresan y sustraen la mercancía de los locales y todos aquellos bienes importantes que pueda tener el local, esta banda ya ha tenido operando durante varios años a pesar de que se han presentado denuncias ante el Ministerio Público y se sigue presentando”, señaló Óscar Sánchez.

Versiones de los propios comerciantes señalan que durante las noches grupos delincuenciales ingresan por la fuerza a establecimientos para robar la mercancía. A veces violando cerraduras y otras a través de un boquete en el techo o paredes. Nada los detiene.

“Aquí el procedimiento que llevan los ladrones es hacer boquetes en los techos, en las marquesinas de los negocios que les implican horas de trabajo, golpes que pueden ser escuchados de madrugada, entonces es evidente que hay ausencia o podría haber complicidad”, explica el líder de los comerciantes.

Uno de los casos más fuertes vividos en el Centro de Culiacán lo sufrió uno de los establecimientos de más abolengo, como lo fue la Eléctrica Maytorena. En febrero del año pasado fue saqueada durante un puente y las pérdidas sufridas obligaron al cierre definitivo del establecimiento.

“Hubo un negocio que en tres noches consecutivas lo asaltaron de noche y tuvo que cerrar sus puertas, la eléctrica Maytorena por la Juárez, tres veces consecutivas se abrió las cortinas, tumbaron candados y se llevaron todo”, explicó.

El atraco ocurrió durante el fin de semana largo a inicios de febrero. La eléctrica fue saqueada prácticamente en su totalidad junto a una joyería y un taller, ubicados en el mismo sector entre las calles José María Morelos y Domingo Rubí en el primer cuadro.

“Les robaron todo el material y maquinaria que ellos rentaban, entonces estamos hablando de algo espantoso, que los delincuentes han perdido el miedo a las autoridades”, añadió el líder de comerciantes.
Ahora el establecimiento quedó resignado a ser un estacionamiento público. Así funciona ahora.

Y el problema no es novedad. Según la versión del presidente de la ULCC la incidencia no afecta únicamente a locales cerrados sino que en ocasiones se han registrado asaltos a los comerciantes, ya sea en los estacionamientos tras dejar sus establecimientos o incluso en sus hogares.

“Es una situación preocupante, otros delitos que se están cometiendo como comerciantes asaltados al llegar a su casa, o sea cierran el negocio, los siguen y en sus domicilios son asaltados o a la llegada de los estacionamientos”, expresó.

“Entonces el gobernador ha dicho que está controlada la delincuencia, nosotros quizá pensemos diferente, puede estar controlado en algunos delitos como él señala como homicidios pero se está descuidando el aspecto preventivo como los asaltos a negocios”, añadió.

Y eso es en cuestión de seguridad. El comercio no ha podido levantarse tras la recesión por el COVID-19, muchos locales han requerido hasta tres créditos para sobrevivir. Los letreros de “se renta” comienzan a multiplicar. Entre las ventas que no despegan, la contingencia por la pandemia y los robos, el sector vive uno de sus peores momentos.

Artículo publicado el 26 de junio de 2022 en la edición 1013 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.