jueves, mayo 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘Amalgama’

cine-amalgama

Ya que están en la Riviera Maya en un congreso, cuatro dentistas (Stephanie Cayo, Miguel Rodarte, Manolo Cardona y Tony Dalton) aprovechan la belleza del paradisiaco lugar y se escapan a una hermosa isla, donde solo hay una casa; dejan las ponencias y talleres para relajarse y con suerte tener una aventura amorosa, pero entre deleitarse con las bondades de la naturaleza, la comida y el alcohol, los profesionistas que se conocen desde hace años, tienen cada uno su momento de catarsis, por lo que lejos de disfrutar su estancia, experimentan fuertes emociones que los llevan a tomar las decisiones más importantes de su vida.

En el cine de Carlos Cuarón hay oficio. Ante sus películas se nota que el director del cortometraje Sístole Diástole (1997), con Salma Hayek, Ernesto Gómez Cruz y otros experimentados intérpretes, le sabe a eso de hacer películas y desde varios roles (director, guionista, productor, editor), aunque su mayor experiencia es con la pluma, no solo de sus propios guiones, también algunos de José Luis García Agraz (El misterio del Trinidad, 2003), Alfonso Cuarón (Y tu mamá también, 2001; Solo con tu pareja, 1991) y Carlos Marcovich (¿Quién diablos es Juliette?, 1997), además de varios capítulos de la inigualable serie de televisión La hora marcada (1998/1990), en la que participaron Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, Luis estrada, Alfonso Cuarón y el mismo Marcovich.

En Amalgama (México/2020), recién estrenada en Netflix, luego de su paso por las marquesinas el año pasado, hay buenos encuadres de paisajes que son hermosos por sí solos y algunos movimientos de cámara atractivos; una recurrente música (a cargo de Felipe Pérez Santiago), que según tiene la intención de trasladar el paraíso a las salas de cine; y un elenco experimentado que nada más cumple con la encomienda.

Sin embargo, aun con su larga carrera y el haber trabajado por 10 años la idea que escribió junto a Luis Usabiaga, muy poco está bien en la reciente película de Cuarón (Besos de Azúcar, 2013; Rudo y Cursi, 2008), ya que el realizador se relaja (como no pudieron hacerlo sus personajes) y entrega una historia que falla en su estructura narrativa, con un ritmo lentísimo (sobre todo en su primera mitad), un inverosímil “causa/efecto” en el comportamiento de los dentistas, y un estereotipado, limitado y forzado “discurso” (frases) de género (“las mujeres tienen mente y corazón propio”; “ahora resulta que porque soy gay no sé de motores”) que intenta romper con su mayormente planteadas masculinidades toxicas (“eso piensan los pinches putos baja novias de mierda”; “¿Le puedes decir a tus labios que se estén quietos, ya? […] porque me están pidiendo a gritos que los bese”).

Ni siquiera ese guiño/recicle a una de las escenas más icónicas de Y tu mamá también, un filme que sí tiene algo interesante qué decir, es suficiente para atraer, realmente, la atención del público –en una escena en la sala de la elegante casa de la isla, el personaje de Cayo comienza a moverse muy parecido a como lo hace la española Maribel Verdú en ese módico restaurante en la playa, y así como en un momento a esta se le unen Gael García Bernal y Diego Luna y bailan los tres juntos, a la Peruana se le agregan Rodarte y Cardona y hacen un trío dancístico. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 30 de abril de 2022 en la edición 1005 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.