sábado, septiembre 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Maíz blanco, el viacrucis de la comercialización en Sinaloa

AGRICULTORES DE SINALOA. En la incertidumbre. FOTO: RASHIDE FRÍAS/CUARTOSCURO.COM

La incertidumbre de los campesinos y el júbilo de Villalobos

Luis Manuel Rivera Villela siembra maíz blanco, y este año, está en la incertidumbre, por los altos costos de producción y el precio de la cosecha, que es volátil.

Parecía que es lo mismo de otras temporadas, pero ahora, los números son más escalofriantes.

El agricultor de Ahome no tiene júbilo, sino pesadumbre. Un desconsuelo que comparte el gobernador, Rubén Rocha Moya, y que se contrapone con el júbilo del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, que por tercera ocasión en un mes visitó la entidad.

Según los cálculos de Rivera Villela, los costos de producción se duplicaron, y el precio de la cosecha se redujo un tanto.

Esto es que en el 2021 él se gastó 15 mil pesos para sembrar una hectárea de maíz blanco, hoy ronda los 48 mil pesos para comprar lo mismo: semilla de maíz certificada, fertilización inicial de amoniaco y las posteriores de urea o sulfato, agua para el riego, los trabajos de la tierra y hasta la trilla.

A esos costos se le suma la cobertura y el costo financiero del pago, porque los compradores retrasan meses la liquidación.

Rivera Villela sostiene que para tener ganancia y lograr el sustento de la familia con un cultivo al año, requiere de una cosecha de 16 toneladas por hectárea, pero para conseguirla debe de mejorar la fertilización y con ello, aumentar los costos de producción, y tener lo básico, una muy buena tierra.

Pero con sus recursos, como los de muchos campesinos, no le alcanza pues su predio produce un máximo de 12 toneladas por hectárea cuando el tiempo es excelente.

En las condiciones actuales, su predio le producirá 8 toneladas por hectárea, y con el precio actual del maíz tendría apenas una utilidad de 2 mil pesos, lo que le generaría mil pesos para subsistir al mes.

“Los números no dan, por eso la incertidumbre en lo que va a suceder con la agricultura. Por eso, muchos campesinos ya no siembran, porque cosechan hambre. El valor de la cosecha de maíz blanco es más bien el problema, aunque todos los políticos hacen referencia a los costos de producción, que van al alza.

“A nosotros nos pega todo, porque somos el eslabón inicial y final de la cadena en la producción de alimentos. La cosa no está bien, por eso, la pesadumbre”, dice mientras está sentado en una silla de plástico, justo abajo del toldo en donde unos minutos antes el gobernador, Rubén Rocha Moya y el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, lanzaron sus nuevas vivas al aire.

VÍCTOR MANUEL VILLALOBOS Y RUBÉN ROCHA. Dos visiones diferentes sobre el campo.

Rivera Villela llegó tarde y no escuchó el discurso, pero sabe que entre lo que presumen los políticos y lo que sucede con él, sus bolsillos y su familia, no es nada bueno.

Según el análisis del precio de la tonelada de maíz blanco realizada por consultores de mercados agropecuarios privados, de marzo del 2021 a marzo del 2022, la tonelada se incrementó 21 por ciento al pasar de los 6 mil 057 pesos a 7 mil 327 pesos. Dicha tendencia siguen los mercados futuros que marcan desde un 1 por ciento de aumento hasta el 36.5 por ciento, derivado de una probable reducción en la producción en Ucrania y Rusia, países que sostienen una guerra.

En Sinaloa se calcula una cosecha mínima de 5.34 millones de toneladas de maíz blanco con 468 mil hectáreas sembradas, pero podría llegar a las 5.37 millones de toneladas con una superficie de 470 mil hectáreas.

Los mismos analistas urgieron a los productores a que contraten de forma inmediata coberturas ante el riesgo de que las bodegas se saturen.

La tendencia al incremento de la cosecha fue reconocida por el gobernador, Rubén Rocha Moya, que el pasado jueves reveló que estaba contratando con la banca privada una cobertura para un millón de toneladas de maíz blanco más, puesto que con la Financiera Nacional no se pudo arreglar.

En la compra de coberturas, el productor deberá aportar 175 pesos por tonelada y el gobierno lo subsidia con 200 pesos.

Con la compra del seguro se pacta un precio mínimo de 6 mil 400 pesos la tonelada, pero es libre al alza, explicó el mandatario.

Recomendó a los maiceros adquirir las coberturas “porque el precio actual (7 mil 327 pesos) es un espejismo, dado lo volátil de la economía. Pudiera haber una cosecha que vale mucho, pero no habrá compradores por la importación del maíz transgénico, que es mucho más barato, es una realidad”.

Para Rocha Moya las situaciones del mercado y el que sean los compradores los que imponen el precio a los productores obliga a que estos siempre tengan a “Jesús en la boca”.

En tanto que Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, no reconoció los problemas de la comercialización del grano, en su visita a Ahome.

Sin embargo, repitió que el gobierno federal continuará en el 2022 con planes prioritarios que apoyan la liquidez del maíz, fomenta la producción y productividad para la autosuficiencia alimentaria y se apoyará la fertilización, como una forma de abaratar los costos de producción, además de realizar compras consolidadas a petición de parte, pignoración y garantías.

Llamó a los productores a mantener la unidad para lograr la autosuficiencia agroalimentaria.

Artículo publicado el 27 de marzo de 2022 en la edición 1000 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1025
18 de septiembre del 2022
GALERÍA
Un #terremoto de magnitud 6.9 sacudió el sureste de Taiwán este domingo, indicó el USGS, dejando al menos una persona muerta y más de 70 heridas; y activando alertas de tsunami a lo largo de las costas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.