domingo, julio 3, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Los reproches de las rastreadoras al nuevo Gobierno

REUNIÓN CON TRASTREADORAS. Herencia infame.

Hereda Rocha Moya desconfianza en la FGES de familiares de desaparecidos

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), premia a Quirino Ordaz Coppel enviándolo como embajador a España, porque según sus datos fue un buen gobernante, el sucesor de éste hereda una Fiscalía General del Estado (FGE) sumida en la desconfianza y el desprestigio.

En su búsqueda del diálogo con los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en Sinaloa, el nuevo secretario de Gobierno, Enrique Inzunza Cázarez, sólo encontró reproches de las víctimas hacia las instituciones encargadas de impartir justicia durante el gobierno saliente de Quirino Ordaz Coppel.

“La Fiscalía le pide permiso a una mano para mover la otra”, reprochó el padre de la enfermera Glorimar López García, de 26 años, desaparecida desde el 29 de octubre del 2020, del fraccionamiento Misiones, ubicado en Mazatlán.

Otro líder rastreador, reprochó: “Los investigadores (de la FGE) no investigan, las que investigan son todas las familias”.

Desde su presentación, Inzunza Cázarez insistió en la idea del diálogo que no del interrogatorio, con sus interlocutores que han sufrido la desaparición forzada de sus familiares en los diversos municipios del estado de Sinaloa.

“Este diálogo es para permitir escuchar a todas y todos ustedes cómo debemos construir esta agenda”, dijo el nuevo secretario de Gobierno.

Destacó que el gobierno tiene que cumplir en su totalidad con las exigencias de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, pero éstos desde su trinchera deben coordinarse institucionalmente con el nuevo gobierno.

“Este diálogo es para permitir que su servidor en carácter de secretario de Gobierno y responsable de acoplar, de llevar la relación con todos y todas ustedes, a través de la subsecretaría de Derechos Humanos, que se creará el 1 de noviembre, también podamos ir coordinándonos”, dijo Inzunza Cázarez.

El ex magistrado del Supremo Tribunal del Estado de Sinaloa quería escuchar de viva voz de los líderes de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en Sinaloa, las deficiencias y las fallas del sistema de justicia.

“Las deficiencias, para eso queremos escucharlas y escucharlos, cuáles son las deficiencias, las fallas, y que es lo que ustedes necesitan”, dijo.

Inzunza Cázarez se reunió el miércoles 27 de octubre en un salón del Tres Ríos, en Culiacán con las rastreadoras y rastreadores, con el objetivo de construir una agenda del gobierno entrante que preside Rubén Rocha Mocha, quien se reunió con dichas víctimas ayer lunes 1 de noviembre.

“Tenemos la responsabilidad de cumplir, cabalmente, y ustedes exigirnos y acoplarnos a toda cabalidad, entonces yo quisiera que esta reunión fuera eso, un espacio para construir, para el diálogo entre personas iguales”, argumentó.

Ríodoce consultó a algunos asistentes al diálogo con el funcionario estatal y aseguraron que éste había insistido en que el gobierno de Rocha Moya sería de puertas abiertas para todas las ciudadanas y ciudadanos sinaloenses.

“Las puertas de la Subsecretaría de Derechos Humanos van a estar abiertas sí, pero las de palacio de gobierno van a estar cerradas, no nos dejan entrar”, habría replicado escéptico el mismo líder que reprochó que los investigadores de la FGE no investigan, las que investigan son todas las familias.

Y de la crítica que ya había hecho al gobierno priista saliente de Quirino Ordaz Coppel, el rastreador pasó a cuestionar al secretario general del gobierno de la Cuarta Transformación, entrante:

“Y de qué sirve lo que estamos diciendo aquí, si no hay un representante de la Fiscalía (FGE); de qué sirve lo que estamos diciendo aquí si no hay un representante de Atención a Víctimas”.

“¿Por qué no hay uno (representante) de (la secretaría) seguridad (pública) aquí, para que escuche?”, cuestionó.

Y recordó el trato que han recibido en su vía-crucis de AMLO: “hay que ser realistas, ¿la cuarta transformación?, estoy de acuerdo, pero qué nos dijo López Obrador, cuando tuvimos una reunión con él en el palacio de gobierno (nacional): ‘griten lo que quieran, al fin y al cabo ya estoy acostumbrado’”.

Ante el rosario de reclamos de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, Inzunza Cázarez, en su calidad de segundo de a bordo del gobierno de la Cuarta Transformación, dejó clara su postura institucional:

“Yo no vine a pedir voto, yo ya tengo ganado el puesto en el gobierno y la intención es trabajar con ustedes; y si no trabajamos así como ustedes demandan, exíjanos y si no lo hacemos sigan exigiendo hasta que nos saquen a nosotros mismos si no podemos con el puesto, y que le entre otro hasta que se logre el cometido”, dijo.

Y a pesar de que Enrique Inzunza proviene de un Supremo Tribunal de Justicia del Estado, muy cuestionado por la corrupción que impera desde los gobierno prianistas, ponderó la bondad de las instituciones.

“Las instituciones son buenas, lo que falla es que el personal que debería ejecutar las funciones ( no sólo) la pereza les gana, (sino también) la apatía y la falta de empatía”.

Artículo publicado el 31 de octubre de 2021 en la edición 979 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1014
03 de julio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
gamo publicidad
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.