lunes, diciembre 6, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

‘El Licenciado’ Dámaso López Nuñez, ya no está en ninguna prisión de EU: Univisión

licenciado damaso

“El Licenciado”, Dámaso López Núñez, dejó de estar en el buscador de presos del Buró Federal Penitenciario (BOP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, mismo que a finales de febrero pasado le asignó el número de registro 92429-083.

Randilee Giamusso, vocero del BOP le confirmó a Univisión Noticias que el capo sinaloense, de 55 años de edad, ya no se encontraba en prisión, en la que supuestamente estaría hasta ​dentro de 12 años, el 8 de noviembre del 2032, ello a pesar de haber sido sentenciado -el 30 de noviembre del 2018- a cadena perpetua, informó el medio Zeta Tijuana.

“No puedo encontrar información sobre esta persona”, dijo el portavoz del BOP al citado medio. No obstante, el Buró no explicó por qué ocurrió este cambio, cuál es la situación legal de López Núñez, en dónde se encuentra, cuándo fue liberado o transferido, ni qué agencia gubernamental habría tomado su custodia.

Univisión Noticias, en una nota firmada por el periodista Isaías Alvarado, agregó que el abogado Manuel J. Rentería, con oficinas en Washington DC, declinó hablar sobre su defendido. “En la práctica con clientes no hago comentarios”, respondió el litigante.

El mismo medio señaló que una razón que no se especifica, documentos judiciales indican que “El Licenciado” estuvo bajo custodia del Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos (US Marshals), en una “instalación local”, desde el 7 de febrero al 6 de marzo del 2020.

El Cuerpo de Alguaciles se comprometió a responder a un mensaje enviado por Univisión Noticias, mismo que preguntó si el capo sinaloense estaba en alguna de sus cárceles o en su programa de testigos protegido. Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos tampoco emitió una declaración respecto a si habían reducido la condena a “El Licenciado”.

El 7 de febrero del 2020, el Departamento de Justicia de EE.UU. solicitó que alias “El Licenciado” rindiera testimonio durante el juicio de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) mexicana, durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Además, las fiscalías de Washington y Virginia recomendaron a la Corte del Distrito Este de Virginia, la reclasificación de la condena a cadena perpetua de López Núñez por narcotráfico, que era de al menos 15 años de prisión.

Sin embargo, el juez Thomas Ellis III pidió un plazo de cuatro a seis meses para analizar los méritos de la reclasificación de sentencia y evaluar con las propias fiscalías la pertinencia de que “El Licenciado” participara a favor del Gobierno de EE.UU. “en otros juicios en el futuro”.

La audiencia de López Núñez de ese mismo día, que duró más de tres horas, fue llevada a cabo a puerta cerrada en la División de Alexandría, de la Corte del Distrito Este de Virginia, a petición de ambas fiscalías, debido a la “sensibilidad“ de los datos que habrían de discutirse.

Además, los documentos que sustentaban la petición de reclasificación de sentencia y que detallan la forma en que “El Licenciado” colaboró con las autoridades estadounidenses, también fueron sellados, por lo que quedarán clasificados hasta una nueva orden judicial en sentido contrario.

Según con personas presentes al interior de la sala del Tribunal federal, el Gobierno estadounidense calificó a “El Licenciado” como un reo modelo, cuya colaboración fue “clave” y “fiable”, no sólo para procesar exitosamente a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo” -su ex socio y compadre-, sino “para abrir nuevas líneas de investigación” en torno a las actividades del Cártel de Sinaloa.

“El Licenciado” fue uno de los principales testigos en el juicio contra Guzmán Loera, de quien llegó a ser lugarteniente, mano derecha y sucesor en la estructura del Cártel de Sinaloa. A finales de noviembre de 2018, y tras un pacto entre Fiscalía y defensa, López Núñez fue sentenciado a cadena perpetua tras declararse culpable por tráfico de cocaína.

La petición de la Fiscalía de una reducción de condena para “El Licenciado” apuntaría que la cooperación con el Gobierno de EE.UU. habría concluido de forma satisfactoria con la información obtenida y, por tanto, pediría una menor sentencia para el capo sinaloense.

Los testimonios de Dámaso López Nuñez en el juicio contra Joaquín Guzman, el “Chapo”

A finales de enero del 2019, López Núñez testificó en tres ocasiones durante el juicio de “El Chapo” en la Corte del Distrito Este de Nueva York, una de las cuales aseguró que los hijos de Guzmán Loera, mandaron a matar al periodista mexicano Javier Valdez Cárdenas, porque éste insistió en publicar una entrevista “El Licenciado”, contra su voluntad.

Valdez Cárdenas “desobedeció las órdenes amenazantes de los hijos de mi compadre [Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias los Chapitos] y por eso lo mataron”, dijo “El Licenciado” en la sala 8-D de la citada Corte, a pocos metros de “El Chapo”.

Según la versión de las autoridades, sus supuestos asesinos, presuntos miembros de una célula del Cártel de Sinaloa, estaban bajo el mando de Dámaso López Núñez. Estos sujetos robaron los documentos que el periodista traía ese día, así como su computadora y su teléfono móvil.

En otra audiencia durante el juicio a Guzmán Loera, alias “El Licenciado”, aseguró que Emma Coronel Aispuro, esposa de “El Chapo”, coordinó en 2015, actuando como mensajera, la fuga del capo sinaloense del Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 1, mejor conocido como el Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Según el testigo -ex empleado y luego ex socio del Chapo- Coronel Aispuro se reunió en varias ocasiones con él y los hijos del capo -Jesús Ernesto, Iván Archivaldo y Ovidio Guzmán Salazar- para discutir la fuga que se llevó a cabo el 11 de julio de 2015 de la prisión de máxima seguridad, por un kilométrico túnel que llegaba hasta la celda de Guzmán Loera.

Además, la Fiscalía estadounidense presentó en la Corte neoyorquina, un video en el cual se muestra el interrogatorio y la supuesta tortura a Israel Rincón Martínez, alias el Guacho, mismo que realizó López Núñez, junto a su ex patrón y luego ex socio, Guzmán Loera.

En la grabación, de casi 4 minutos de duración, en el que el Guacho aparece golpeado, con la ropa sucia y esposado. El video, según relató el Licenciado durante su testimonio, se grabó en un rancho de su propiedad, ubicado cerca de Culiacán, Sinaloa, en el año 2008. Entre los presentes estaban no solo Guzmán Loera y López Núñez, sino también “Los Chapitos”: José Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

Los hechos se dieron en medio de la guerra que el Cártel de Sinaloa había emprendido contra sus ex aliados y primos del Chapo, los Beltrán Leyva. Según López Núñez, el Guacho había contratado sicarios para los Beltrán Leyva, mismos que utilizaría en la guerra contra Guzmán Loera, a quien acusaban de haber traicionado y “poner” a uno de los hermanos, “El Mochomo”, para que fuera detenido.

Según “El Licenciado”, Rincón Martínez fue asesinado esa misma tarde tras grabar el video. Cuando le preguntaron quién le había dicho que mataron al Guacho, López Núñez respondió: “mi compadre”, en referencia al Chapo, a quien al llegar a la sala 8D de la Corte neoyorquina saludó con respeto, llevándose el puño derecho al corazón.

El Capo sinaloense continuó narrando ante el jurado una serie de asesinatos cometidos u ordenados por el Chapo, esto a pesar de que el juez Brian M. Cogan pidió a la Fiscalía no centrarse en estos temas, dado que Guzmán Loera no estaba siendo acusado de homicidio, sino de narcotráfico.

López Núñez narró que, en 2004, el Chapo ordenó matar a Rodolfo Carrillo Fuentes, hermano de Amado, el Señor de los Cielos, debido a que sus sicarios no le mostraban respeto. El licenciado agregó que en el 2011, “su compadre” ordenó asesinar Juan Guzmán Rocha o “Juancho, su primo y una de sus hombres más cercanos, debido a que le mintió sobre su ubicación.

Además ordenó asesinar a su secretario, José Miguel “Güero” Bastidas Manjarrez, quien sabía de la mentira. Ambos fueron encontrados sin vida, con varios impactos de bala, amordazados, sobre un camino rural a la altura del poblado de Aguaruto, a mediados de diciembre del 2011.

Por último, narró el homicidio de Leopoldo “Polo” Ochoa Juárez, narcotraficante cercano a Zambada García, quien hizo un acuerdo con el Gobierno para proporcionar información sobre el Chapo, por lo que fue asesinado a balazos en Culiacán, junto a dos de sus guardaespaldas, en diciembre del 2012.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Al menos 22 muertos dejó la erupción del volcán Semeru en Indonesia este fin de semana
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.