Quirino Ordaz: con maletas para España

QUIRINO ORDAZ COPPEL. La defensa de su gobierno.

Decir que la embajada de España es un premio a favores electorales es discurso de los que perdieron, son excusas, lo más fácil es echar la culpa a alguien, dice Quirino Ordaz, y ataja: tampoco me están protegiendo ¿protegiendo de qué? Quien me conoce sabe que yo no conozco a ninguno de ellos (narcos)… por eso yo puedo ver a los ojos a quien sea, vivo con esa tranquilidad.

El gobernador Quirino Ordaz se va a España. Al menos esos son sus planes, y los del presidente. Terminará su mandato el 31 de octubre y esperará a tener las credenciales para viajar a Madrid como embajador de México. Andrés Manuel López Obrador lo anunció en su reciente visita a Sinaloa. Fue un anuncio insólito para todos, inesperado. Pero demoledor para los morenistas que durante tres años lo habían estado cuestionando por “frívolo”, desaseado en la administración, “intolerante”…

Llegó Andrés Manuel y los ignoró. Es un hombre de resultados, dijo, un buen administrador, de trabajo, comprometido con la gente. Me lo llevo.

“El que se va, se va suspirando…”

Quirino llega puntual a una salita contigua a su despacho. Había estado en los honores a la bandera con motivo de los 211 años de la Independencia de México y luego en reuniones apuradas porque sale a Ciudad de México. En la entrevista, que es fluida, mide, se detiene, y solo en un tema dice que no hablará ahora, sino en su tiempo.

—Prometiste durante tu campaña que lucharías contra la corrupción y para mí, y para Ríodoce, el gobierno de Malova ha sido uno de los más corruptos, más corrupto que el de (Antonio) Toledo, más corrupto que el de Juan Millán… y había muchos pendientes, denuncias, que al final, quedaron prácticamente en nada ¿Qué pasó?

—Bueno, es fácil opinar y decir desde fuera, pero hay que conocer cómo se mueven los esquemas de auditoría y de fiscalización, para combatir la corrupción y la impunidad; primero que nada, las leyes; los delitos de corrupción en Sinaloa, no eran delitos graves; cuando yo entro así estaba la legislación y la ley no puede ser aplicada retroactivamente. Por eso, una de las primeras cosas que yo hago es proponer para tipificar como graves los delitos de corrupción. Ahora, la Auditoría Superior del Estado no traía dientes. Tú no puedes llegar y decir voy a meter al bote a fulano si no tienes ni las leyes ni los instrumentos, ni la institución. Yo lo que hice fue proponer que se reforzaran las atribuciones de la ASE y sucedió. Luego se crearon los sistemas anticorrupción que la verdad de poco han servido, el Consejo Ciudadano…

—Pero, hablando de los malovistas, hubo algunos casos en los que el propio gobierno estatal y la fiscalía retiraron cargos, como es el de Armando Villarreal…
—El caso de Armando (ex secretario de Administración y Finanzas) no es un tema de que desvió recursos y se los llevó…

—Pero tampoco demostró a dónde se fue el dinero, y estamos hablando de 260 millones de pesos…
—No, es que sí está demostrado…

—Ante el juez no…
—Sí está acreditado, lo que yo sé…

— La misma jueza dijo: no se acredita hacia dónde se fue el dinero, pero si el gobierno del estado retira los cargos y el fiscal retira los cargos, yo no puedo hacer nada.
—Yo creo que allí habría que estudiar muy bien ese caso porque tienes que ver también otra cosa y es que hay un nuevo sistema de justicia penal que entró en vigor hace poco, que lo que busca es justamente tratar de que los casos se diriman, no entren a la cárcel; es decir, se conjugaron muchas cosas, las revisiones se hicieron. Ahora, yo no voy a entrar a una discusión de si está bien o está mal la Auditoría; yo la información que tengo es que en el caso de Villarreal, él toma dinero federal y la pasa a cuentas locales para pagar aguinaldos y deudas de Gobierno; eso es una desviación, pero no es llevártelo…

—Eso es lo que él dijo, pero no lo pudo acreditar.
—Sí, justamente, en el tiempo, lo que se logra acreditar es eso, con toda la información, porque las auditorías que hacen son aleatorias, no se van con profundidad más que en los temas en los que les toca abordar… pero en ningún momento hubo impunidad o un deseo de perdón.

Lo que cuesta un cascarón

—Ya hablando de tu administración, se ha criticado mucho la compra del edificio de Homex, que fue una compra muy cara, que es un edificio poco funcional…
—Te lo explico ¿tú has ido a Homex?

—Últimamente, no…
—Es que es muy fácil opinar…

—No lo dije yo, lo dijo tu propia secretaria de Transparencia (María Guadalupe Yan Rubio).
—Desde que yo fui subsecretario de Gobierno (con Jesús Aguilar) me di cuenta que el gobierno tenía muchísimas rentas y eso se fue acrecentando y muchas de ellas con mucha discrecionalidad, es decir, los avalúos se hacían a modo. Había necesidad de rentar oficinas porque el estado fue creciendo mucho. Cuando yo llego a la administración, una de las obras que yo quería hacer era una nueva unidad de Gobierno para quitar esas rentas, es más, la pensaba hacer en el estacionamiento de Gobierno, pero el presupuesto me salía muy caro, me salía en casi mil millones de pesos, y me iba a quitar estacionamientos. No era un tema sencillo en pleno centro de la ciudad.
“De repente nos ofrece Inbursa, no Homex, que estaban vendiendo o subastando el edificio de los que fue Homex. Mandé gente a que los revisaran; ellos, los de Nicolás le entregaron en “dación en pago” a Inbursa y ellos me dijeron no era su chamba tener inmuebles porque se van haciendo viejos, y allí es donde entra la oportunidad de comprar más barato.

QUIRINO Y MALOVA. ¿Acuerdos de inmunidad?

—El tema es que lo compraste muy caro, gobernador.
—Es al revés, el tema es que lo compro en 150 millones de pesos

— Pero se gastaron 800 millones…
—Porque se gastó en el reforzamiento de la estructura…

—¿Y eso no se calculó?
—No.

—¿No se calculó que se iba a gastar demasiado en un edificio viejo?
—No, no se calculó.

—¿Fue un error?
—No. No fue un error, al contrario, yo creo que fue una gran decisión..

—¿Gastar 800 millones de pesos en un edificio fue una gran decisión?
—Sí, porque te hubiera costado mil millones el nuevo y si ves ahorita lo que te implica de ahorro y la ventaja de que hay 1 mil 600 funcionarios trabajando en condiciones muy dignas, en un lugar que tiene una enorme plusvalía porque está frente al río, en un área de oficinas al lado del estadio de los Dorados. ¿Qué fue lo que no sabíamos? Que necesitaba reforzamiento de estructura, que necesitaba dársele mucha habilitación a los espacios y equiparlo; eso fue lo que fue generando el costo.

—¿Tú harías la compra de nuevo después de todo esto?
—Sí, sí la haría… ese edificio cuesta ahora 1 mil 300 millones de pesos o más.

—¿No fue un pago de favores con Homex? Porque el Tato de Nicolás fue uno de los que hablaron a tu favor para que fueras candidato en 2015?
—Homex no tenía nada qué ver, es la confusión que hay, el trato fue con Inbursa.

Un estadio para Ricardo Salinas

—Háblame del estadio de futbol de Mazatlán.
—Una gran decisión por dos razones. Una, lo que implica el futbol ahorita para Mazatlán, en costo de publicidad. Estás en los medios nacionales e internacionales todas las semanas. Para cambiar el estigma de un estado como Sinaloa necesitas hacer muchas cosas y una de ellas es proyectar permanentemente las fortalezas y bondades que tiene tu estado.

—¿Pero por qué regalárselo a Ricardo Salinas?
—Es que no se le regaló, el estadio es del estado.

—Pero se lo concesionaron…
—Sí, por diez años, y se concesionó también el de los Dorados, el de los Venados, el de Algodoneros, el de los Cañeros, el de Tomateros…

—Pero la inversión (más de 700 millones de pesos) fue del gobierno estatal…
—Sí, pero el de los Cañeros y los otros fue inversión pública también, es decir, lo que te quitas es el costo de mantenimiento, de operación, pero además, si a eso le sumas lo que te está dejando en proyección, en posicionamiento…

—Tienes una denuncia ante la Fiscalía estatal por este asunto…
—Pero está atendiéndose, no tiene ningún problema, seguramente ese tema está por cerrarse, no tengo la menor duda porque no se va a acreditar nada…

—¿Cuándo llegue Rocha al gobierno?
—No, no, es que eso ya… si no es que ya está cerrado.

Revivir al elefante

—Cuando recién llegaste al gobierno reviviste un elefante que estaba por ahí, Precasin, reformaste la ley para que no solo se encargara de los suministros sino que también realizara obras sin licitar.
—Creo que fue una gran decisión, sé que no les va a gustar a los privados pero mira, el 90 por ciento de la inversión en obra la han hecho los privados, pero si yo regreso al pasado te digo que fue un error haber cerrado Cocosin y fue un error también que Malova no la haya activado. Yo ahora, ampliaría las facultades de Precasin, le daría facultades para hacer nuevos tramos, hacer nuevas carreteras.

—El tema aquí es la opacidad con que se trabaja porque no licitas, y se manejan cientos de millones de pesos…
—Ellos tienen un mecanismo y es una dependencia sumamente auditada, por lo mismo, por la historia, de hecho esa fue una de las razones por las que se cerró Cocosin. Y bueno, con base en esa experiencia se tienen los cuidados de atender con transparencia todos los procesos de adquisición que tiene Precasin.

—Tuviste un conflicto con el Congreso del Estado por el tema de las cuentas públicas, cuentas que tú vetaste y que ahora está en la Suprema Corte.
—Yo lo que propuse es replicar el esquema de la Cámara de Diputados y esto es que el Auditor Superior de la Federación presenta un informe ante la Comisión de Fiscalización y ahí la Comisión es la que delibera y la ASF es la encargada de solventar o en su caso promover responsabilidad, pero no se vota la cuenta pública, no la votan los diputados.

—Pero aquí, sí.
—Es un error.

—Pero es por ley.
—Es un error…

—Pero es la ley…
—Por eso está cambiada la Constitución y la Constitución está por encima de la Ley, lo que hace falta es cambiar la Ley acorde a la constitución…y quitarle el voto a los diputados ¿por qué? Porque juegan con él, un diputado no tiene la experiencia técnica y van muchas veces a vender favores a los alcaldes para aprobar las cuentas.

Mujeres y desaparecidos

Hay dos temas muy dolorosos desde hace mucho tiempo, el de los feminicidios, las agresiones a las mujeres y el tema de los desaparecidos; los dos crecieron en tu administración ¿Cómo nos explicas esto?
—El tema de los desaparecidos no es que haya crecido en mi administración, es un tema histórico; que se descubran fosas o lugares donde hay desaparecidos es otra cosa porque muchos ¿cuánto años ya tenían allí?

—Pero en el registro de desaparecidos ha aumentado mucho…
—Porque antes no había un registro ni siquiera había la ley, esto es muy reciente, a partir de que hay un marco legal es que hay un registro. Pero vayamos a la realidad, existe, está el tema y creo que se tiene que profundizar mucho en esto porque el Estado no tiene hoy por hoy los resortes o las instancias con la capacidad para darle atención a ese tema, porque no estaba en la agenda ni en el mapa institucional del estado. Se tiene que ir construyendo ¿Quiénes hacían la chamba? Los colectivos, las madres lastimadas que nunca van a dejar de buscar para encontrar a sus hijos. Sí se tiene que trabajar muy fuerte en la Fiscalía y en el Congreso para ir adecuando las leyes y coordinándote con la federación.

—El tema de las mujeres y los feminicidios…
—Ese es un tema doloroso pero es fruto de nuestra sociedad, desafortunadamente hay mucha violencia intrafamiliar en Sinaloa, por eso debemos seguir dándole fuerza a la mujer, empoderándola cada vez más, dándole confianza en que denuncia, que no se agache, que no permita esas agresiones, porque si eso no se hace van a seguir ocurriendo estas agresiones…

—Aquí el problema también es que hay mucha impunidad.
—Sí, pero también es que no denuncian o es más lo que no se denuncia. Y es cierto, en la Fiscalía tardan mucho en resolver.

Un anuncio que nadie esperaba

—Ya se veía venir que el presidente de la república te propondría algo para su gabinete y el fin de semana nos sorprendió con el anuncio de que te vas a la embajada de España, ¿Cómo fuiste construyendo esta relación con AMLO?
—Nosotros dependemos mucho de la federación, si no te mueves en CDMX no bajas recursos, y si tú tienes una buena relación con el presidente se te facilita todo eso. Yo me dediqué a eso, hice una buena relación con el anterior presidente y una extraordinaria relación con este presidente. El primer día que traté con AMLO fue cuando vino como presidente electo, nos sentamos y en esa conversación lo que hice fue presentarle los proyectos que yo consideraba eran vitales o estratégicos. Y le gustaron: la carretera Badiraguato-Parral. Y le explique que no me habían querido apoyar, que yo tuve que meterle lana platicamos de lo que había hecho en el Sauce, yo no le pedí dinero a la federación, platicamos de las presas, de la carretera San Ignacio-Tayoltita. Hubo una buena recepción a los proyectos y se dio cuenta que soy un hombre de trabajo, que no ando en grillerías. Además que aprovechamos bien el estilo del presidente porque él se mueve en carro y eso te da mucha oportunidad de hablar incluso más allá de los proyectos, porque si hay esa empatía y esa química, te da oportunidad de platicar de muchas cosas, hasta convertirte en amigo. Entonces, de una relación institucional, trasciendes a una relación personal, y eso juega mucho también en conseguir apoyos.

—Alguna vez publiqué que en su visita de diciembre de 2020, en un desayuno privado, te preguntó qué pensabas hacer una vez que terminaras tu gobierno y que te pidió que le ayudaras con los diputados priistas de la nueva Cámara ¿cuándo empezó él a decirte que te fueras a su gabinete?
—Eso de los diputados no es cierto, es falso totalmente, pero bueno, no es de ahorita, a lo mejor más de un año que me decía y qué vas a hacer terminando, y le decía que yo quería terminar bien, nunca se habló de un cargo en particular.

EL GOBERNADOR QUE SE VA. Yo miro de frente.

—Pero sí te dijo que quería que te fueras con él…
—Sí, que una opción sería trabajar allá si a mí me interesaba. Siempre estuvo esa consideración de su parte, con la posibilidad de abrir la puerta… hasta que se llegó a esta propuesta, que me parece muy interesante porque es representar a tu país.

—¿Qué le dijiste?
—Cuando me comentó lo de embajada, me dijo platícalo con tu familia, me interesó mucho.

—¿No te dijo a cuál?
—No de momento, pero sí luego me dijo, puede ser en Europa, una embajada muy importante. Y pues es un honor. Lo platiqué con Rosy.

—Cuando lo anunció en el hospital pediátrico ¿ya sabias tú que iba a ser España?
—Sí, ya lo sabía.

—Una de las narrativas que se han generado a partir de este anuncio es que se trata de un pago de favores electorales, de que entregaste Sinaloa, de que entregaste todas las diputaciones.
—Ese es discurso de los que perdieron, son excusas, lo más fácil es echar la culpa a alguien. A ver, hay que tener muy claras las realidades; yo gané, en mi circunstancia y en su momento; ahora eran otras las condiciones y eran otros candidatos; venía una marca muy fuerte, que era Morena, desde el 18 y realmente creo yo que también el desgaste de la marcha PRI-PAN ha sido duro. La contienda se da entre partidos, no con el gobierno, a nosotros nos pidieron que los gobiernos estatales nos hiciéramos a un lado, firmamos un acuerdo y es abonar; en la cultura política siempre ha existido la creencia de que el gobierno decide una elección, pero no, qué bueno que los gobiernos se hagan a un lado.

—¿Y fue por convicción que no te metiste o fue porque te pararon de México?
—No, nunca me paró nadie, nunca me dijeron párate.

—¿Ni en el asunto de Evelio Plata, o de Tarriba?
–No, esas fueron decisiones de ellos, son mayores de edad

—Pero los despediste después de la polémica, de las denuncias…
—Sí, pero, mira a Evelio le encanta la política, a Manuel, pues en un sábado acompañó (al candidato) como se hacía antes.

—La otra lectura es que el presidente te está protegiendo…
—¿Pero protegiendo de qué o de quién?

—Bueno, eres gobernador de Sinaloa, el tema del narcotráfico, el Cártel de Sinaloa…
—Quien me conoce sabe que yo no conozco a ninguno de ellos, punto número uno, por eso yo puedo ver a los ojos a quien sea, vivo con esa tranquilidad, vengo de una familia que no depende de la política, yo vine a trabajar, entones, yo salgo de aquí y yo tengo mis negocios.

—¿Te hubieras quedado aquí?
—Sí, por supuesto, me hubiera quedado en Mazatlán.

—Dijo el presidente, cuando quiso justificar tu nombramiento, que las relaciones con España no estaban del todo bien, “no como nosotros quisiéramos”, dijo ¿Tú crees eso?
—Sí, es que no están bien las relaciones…

—¿Por qué?
—No me voy a meter en eso porque no puedo hablar, deja que se den los procesos y hablamos.

—El Rey de España acaba de venir con Peña Nieto, y estuvo presente, invitado por Andrés Manuel, en su toma de posesión!
—Yo no quisiera meterme al tema España porque tengo que ser muy respetuoso, agradezco la confianza que me da el presidente en la propuesta, pasando los protocolos hablamos.

—Solo dime una razón de porqué las cosas no están bien con España.
—No te puedo opinar sobre eso.

Artículo publicado el 19 de septiembre de 2021 en la edición 973 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.