martes, octubre 19, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

La tormenta perfecta de Mazatlán

EL MAZATLÁN REAL. Falta de agua, inseguridad…

Mazatlán, cabeza de playa de la Riviera del Pacífico, pasa por una crisis sin precedente y eso le da un toque sombrío con incertidumbre colectiva.

Está la pandemia con sus cientos de enfermos activos y los más de mil 300 fallecimientos por COVID-19 en hospitales públicos, si bien ya no tan saturados, sí con una inestable demanda de servicios de salud pública, lo que ofrece un escenario impredecible.

Y como se sabe, esto ha traído una crisis económica, con sus efectos en el mercado laboral y la caída de la demanda en el consumo entre los sectores más afectados.

O peor, porque llegó para quedarse, la reorientación de una parte del consumo a través del mercado digital que se ha disparado exponencialmente.

Pero, luego, nos llegan las lluvias torrenciales que anegan barrios, colonias y alcantarillas que termina por complicar la vida de sus pobladores.

Y, con este drama acuoso, con zonas y viviendas inundadas, pérdidas patrimoniales, viene la paradójica crisis del agua potable.

Con una caída de la producción del líquido de solo, según información oficial, poco más de una cuarta parte de lo que reclama la ciudad para su operación.

Hoteles, restaurantes y viviendas donde solo cae agua a cuentagotas salvo en aquellos establecimientos donde se adquieren pipas.

La gente comprando la poca agua que está en el mercado o recogiendo el agua pluvial de los aljibes de empresas, como la de Telmex.

Y Mazatlán, sin su alcalde, quién está viajando primero a la ciudad de México, compartiendo alegremente con los mazatlecos radicados en la metrópoli y, ahora nos enteramos, que se fue por cuatro días a Texas para conseguir “vacunas gratis” para sus gobernados o, sea cumpliendo funciones de la Secretaría de Salud, y solo que no trajo ninguna sola, ni para muestra y justificación de un viaje pagado por los contribuyentes -Turismo político, dicen algunos en las redes.

Pero sí trajo una gran idea: Un Metrobús para Mazatlán.

Don Juan Valenzuela escribió molesto cuando Noroeste publicó la noticia del flamante transporte:

“No, si para ocurrencias, será insuficiencia mental o intenta confirmar lo que piensa del pueblo. Mazatlán en sequía, desabasto total por muchos años nunca visto, alcantarillas rebozadas, derrames al mar, calles inservibles; el Cerro del Crestón vendido, la peor crisis de inseguridad, levantones, balaceras, asaltos al transporte, etc. Y el detallazo (sic) que saca. Si fuera tan fácil como votar, ¿qué elegirían? Sres.…!! No.

El pulso de don Juan sobre las acciones de gobierno es el que tienen muchos mazatlecos mientras los funcionarios viven en una realidad paralela o, mejor, la del Mazatlán nunca más “bonito”.

Al gobierno de Mazatlán se le complican las cosas y lo primero que hace el alcalde es irse y es cuando, a falta del responsable político, empieza el caos en la ciudad.

Habrá quién se pregunte si el alcalde ya lo veía venir y por eso, agarró el camino y con ello la búsqueda de las vacunas, cómo si la gestión fuera personalísima, que reclame la presencia del alcalde.

En esa lógica, me imagino, no sin un toque de ironía, que Marcelo Ebrard no se bajaría del avión cuando tiene que viajar para gestionar vacunas Sputnik ante los directivos de empresa farmacéutica Laboratorios Richmond SACIF de Moscú, o a los laboratorios de Michigan para obtener la vacuna Pfizer; la Sinovac en los laboratorios de Beijing o los laboratorios de la India o Bélgica para obtener la vacuna AstraZeneca…

¿Acaso, no hay vías diplomáticas y de salud, como los encuentros virtuales para este tipo de transacciones “gratis”? El alcalde fue a La Misión en Texas, donde supuestamente están “regalando” vacunas para traerlas a Mazatlán, pero esa ciudad, no aparece en el radar de la producción mundial, que puede ser ignorancia propia.

Sin embargo, el alcalde está obligado a esclarecer, ya que gasta dinero público, y dar los pormenores de esas negociaciones a satisfacción de los contribuyentes, pero eso, no es lo que lo caracteriza y menos frente a un Cabildo, sumiso e incapaz de exigir rendición de cuentas y menos sí algunos de ellos, se fueron de viaje, como sucedió el año pasado, con aquella comitiva de 90 personas que viajó al Tianguis de Turismo celebrado en Madrid con cargo a las finanzas municipales.

En definitiva, ese Mazatlán que el alcalde vende como el Dubái mexicano, hoy está en medio de una tormenta perfecta, y el gobierno municipal es incapaz de resolver problemas básicos de servicios públicos y de seguridad pública, que está semana, dejó a varios muertos en las calles del puerto seguramente por una lucha más por la conquista de la plaza de la Riviera del Pacífico.

Artículo publicado el 12 de septiembre de 2021 en la edición 972 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.