mayo 11, 2021 2:19 PM

Semana Santa en Mazatlán, el ‘respiro’, dicen hoteleros

MAZATLÁN SANTO. La algarabía de visitantes y empresarios.

El arribo de turistas a Mazatlán durante el periodo vacacional de Semana Santa representó un “respiro” para la economía del sector en el puerto, que, a diferencia del año pasado, abrió sus playas, bares, centros nocturnos y malecón a la población.
Atrás quedaron este año las imágenes tristes de playas y calles desoladas, y hoteles cerrados.

De acuerdo con una estimación hecha por el presidente de la Asociación de Hoteles Tres Islas, José Ramón Manguart, el promedio de ocupación fue del 65 por ciento.

Lejos de aquella incertidumbre que en el 2020 prevaleció entre los dueños y administradores de los centros de hospedaje, pues los despidos no solo eran cotidianos, sino la recuperación incierta; este año vieron reactivada la economía que les permitió recontratar incluso a algunos de sus trabajadores.

“Semana Santa hubo un promedio de ocupación del 65 por ciento, el tema de la derrama económica todavía no se puede estimar, pero la ocupación estuvo bien, Semana Santa superó la expectativa por dos puntos porcentuales; se estimaba una ocupación de entre un 62 y 63 por ciento, y en promedio se tuvo el 65 por ciento de ocupación: Semana de Pascua se contrae al inicio de semana, que es lo natural, aquí sí, el inicio de semana estuvo más lento, aún así confiamos que este fin de semana pueda levantar y que pudiéramos tener el mismo porcentaje de Semana Santa”, explicó.

Desde el inicio de la Semana de Pascua el porcentaje de ocupación bajó a 50 por ciento en promedio, que conforme se fue acercando el fin de semana, se incrementó a 64 por ciento, hasta el jueves.

“Los siguientes fines de semana traemos buen flujo de reservaciones y se espera que para verano esté igual”, mencionó.

Pese a la difícil situación económica, muy favorable, “creo que la gente le empieza a brindar más confianza a Mazatlán porque ya el tema de las reservaciones ya no es como ocurría dos o tres semanas atrás, que la gente estaba reservando muy pegado a la fecha de su llegada; ahorita ya tenemos reservaciones para el resto de abril, para mayo, para junio, inclusive, para el verano”.

El líder hotelero acotó que no son muchas reservaciones, pero es evidente que la gente ya se está animando a reservar a fechas futuras, no tan inmediatas.

“La hotelería está contenta en ese aspecto, es un respiro, una certeza, una confianza el hecho de que en Mazatlán estén controlados los índices de contagio, también es un dato importante, que le ha dado mayor confianza al destino y que está redundando en reservaciones para fechas futuras”, dijo.

La reactivación les permitió a los hoteleros recontratar personal. “Indistintamente del nivel de ocupación, todos se hicieron más chiquitos y aprendieron a trabajar de manera más compacta; no es que no hayan contratado, pero aprendieron a trabajar sin la cantidad de personal que tenían antes porque también parte de las lecciones de aprendizaje es que de repente lo impensable funciona”.

Los visitantes provenían en su mayoría del Corredor Económico del Norte –agregó–, el 95 por ciento vía carretera.

“Es turismo carretero, que en ese aspecto Mazatlán es privilegiado por donde lo veamos; la Mazatlán-Durango es un factor decisivo, el nivel de recuperación ha sido muy acelerado, y dentro de lo que cabe, vamos bien”.

José Ramón Manguart dijo que sí se observó que hubo mucha gente que se relajó, pero también hubo quienes exigieron que cumplieran con todo; “tal vez también hubo un hartazgo de la gente, sí vi muchos contrastes en el día”.

También hubo gente que se detuvo para viajar porque le dio prioridad a vacuna y se abstuvo de reservar.

 

La aparente calma

Algunos hoteleros, a título personal, comentaron que desde sus instalaciones percibieron una Semana Santa extremadamente relajada, en contraste con algunos de los desmanes que circularon en plataformas como Facebook, y vía Whatsapp.

A través de redes sociales visitantes y locales difundieron videos de peleas en la vía pública de la Zona Dorada, consumo de alcohol sin ninguna restricción en el malecón, hasta la exhibición de una joven que a su paso por la avenida del Mar se fue desvistiendo hasta quedar totalmente desnuda mientras era grabada con teléfonos móviles y alentada por hombres y mujeres que sin bajar de sus vehículos, celebraban la acción de la mujer evidentemente en mal estado.

Los encargados de establecimientos indican, por su lado, que sus huéspedes mantuvieron buen comportamiento acatando los protocolos y que no hubo desorden en sus instalaciones.

Un puerto con accidentes viales, detenciones de conductores que no pasaron la prueba del alcoholímetro, aglomeraciones en la avenida Bahía, malecón, Olas Altas, asesinato de dos jóvenes en pleno Sábado de Gloria en la entrada al Fraccionamiento El Cid, también estuvieron presentes.

Artículo publicado el 11 de abril de 2021 en la edición 950 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.