abril 19, 2021 11:47 AM

La destrucción de un manantial de aguas termales en Culiacán

aguas termales (FOTO RÍODOCE) (6)

Intervienen CONAGUA y el Ayuntamiento de Culiacán; por lo pronto, paran la obra

 

 

Era un paraíso oculto. Estaba al norte de Culiacán, justo en las inmediaciones del ejido La Presita a unos 200 metros de la carretera internacional. Había una pileta de concreto que servía a los visitantes de las aguas termales que de ahí brotaban. Pero ahora todo es escombro y planicie.

Ecocidio, explicaron un grupo de vecinos preocupados. Viven en las inmediaciones del fraccionamiento Portalegre y al notar que las máquinas comenzaron a adentrarse más en el monte se preocuparon por esa zona.

Buscaron ayuda pero en menos de 15 días talaron todos los árboles y los yacimientos de agua tapados con escombros y luego un terraplén. Al menos seis pozos de aguas termales quedaron sepultados. Los llamados “veneros” quedaron tapados por las máquinas.

La primera autoridad en ser cuestionada fue la de Protección Civil Municipal. Acudieron al sitio durante la mañana del jueves 18 de marzo pero solamente a observar. No tienen facultades para más, al menos no mientras la Ley General de Gestión Integral de Riesgos, de Desastres y de Protección Civil, con la cual se busca poner mayor énfasis en la prevención de amenazas o riesgos naturales, sea aprobada.

Luego al sitio acude una camioneta tipo pick up con logotipos del Ayuntamiento de Culiacán. El personal que desciende del vehículo pertenece a Desarrollo Urbano y Ecología, ente municipal encargada de brindar, entre otras cosas, permisos para construcción.

Cuestionados sobre la existencia de algún permiso se limitaron a responder que expedirían un citatorio a la constructora Housesin en donde les harían la solicitud de todos los trámites para la obra que en el sitio se realiza.

Y eso es lo increíble. Alguien otorgó un permiso para construir encima de aguas termales y un área con fauna silvestre, o alguien omitió ese permiso y contra toda lógica depredó un sitio que usuarios mantuvieron en secreto por ese mismo temor: quedar destruido.

En primera instancia como rectora de las aguas nacionales está la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). Ahí no tenían conocimiento del sitio. Apenas recientemente habrían tenido acercamiento con la constructora.

Pero será hasta este lunes o martes en que CONAGUA dictamine el daño provocado por la constructora. Mientras tanto la omisión de su parte provocó que una empresa privada depredara un área natural con un cuerpo de aguas termales ahora sepultado.

Al respecto, el arquitecto Melchor Peiro Guerrero, presidente de la Asociación Vida y Naturaleza en Armonía AC, opinó que la omisión ha sido de los tres niveles de gobierno.

“Vemos que esto de entrada creemos que son eventos muy desafortunados que aunque no quisiéramos dejan muy mal parados a la representación pública, llámese municipal, estatal y federal porque este asunto no es de ahorita, hasta donde yo tengo conocimiento 40 años atrás se hablaba de esas aguas termales y en realidad pues que haya llegado a este estado de cosas es una situación imputable desde el nivel federal (son elementos del subsuelo) como del nivel estatal como municipal”, explica.

 

La letra muerta del atlas de riesgo

El área sobre el cual ahora yace el terraplén forma parte de la cuenca más grande de río Culiacán y sobre la que recae la mayor cantidad de agua en temporada de lluvias. Aledaña está Valle Alto, zona que temporada tras temporada y en la cual se llegaron a suspender algunas obras hace dos años.

Entonces, el ahora alcalde con licencia Jesús Estrada Ferreiro, advirtió que no expedirían permisos de construcción de no contar con todo el trámite en orden.

Incluso llegaron a suspender una obra a un costado de la glorieta conocida como “el queso” a finales de marzo de 2019 y a partir de entonces la promesa de una serie de obras para mitigar y prevenir las inundaciones y mano dura a constructoras con los permisos.

Y el atlas de riesgo sigue siendo letra muerta. Elementos de Protección Civil Municipal manifestaron en el sitio que no solamente desconocían del yacimiento de aguas termales sino que estas no se encuentran tampoco en el atlas de riesgo, el cual una vez más está siendo “actualizado” y su paradero sigue en la opacidad.

El sitio debería estar contenido en el documento sin embargo no lo está a pesar de que en sus alrededores existen al menos tres etapas de los fraccionamientos Portalegre de la urbanizadora Housesin, y en donde además a menos de 100 metros edifican la sección “Estates”.

Pero no solamente Protección Civil Municipal desconocía el lugar. Tampoco gente de CONAGUA según reveló una fuente.

Tampoco de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del gobierno del estado quienes también tenían prevista una vista al lugar.

Y el sitio era más añejo de lo que la autoridad pueda pretender admitir. Vecinos del sector señalan que es bastante viejo y algunos explican que tienen conocimiento del sitio incluso desde los años 50.

También Melchor Peiro lo explica un poco. El sitio que pudo servir como área natural protegida o incluso un parque ecológico ahora quedó devastado. Y Ahora ese pedazo de paraíso que antes estaba oculto es devorado por la ciudad. Sepultado bajo escombros.

Y junto al ecocidio que se produjo ahí ahora se asoma la edificación de un nuevo fraccionamiento, y otra vez en zona no solamente inundable sino que es también de aguas termales.

Artículo publicado el 21 de marzo de 2021 en la edición 947 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos