mayo 13, 2021 10:23 PM

Por qué la vacunación inicia en municipios con menos contagios

ALEJANDRA. La primera persona vacunada en Sinaloa.

Las dudas y las “razones” de Salud

 

 

El lunes 15 en Sinaloa dio inicio el programa nacional de vacunación contra el COVID-19 en los municipios de Rosario, San Ignacio y Mocorito, designados por el gobierno federal bajo un esquema que arguye la atención a los sectores más desprotegidos, los más frágiles.

Lea: Badiraguato: pobre, aislado y sin vacunas https://bit.ly/2ZN9ns0

Se destinaron alrededor de 20 mil vacunas de la farmacéutica AstraZeneca para ser distribuidas mediante un registro y censo previamente levantados por la Secretaría de Bienestar, instancia encargada de regular prácticamente todo el proceso en coordinación con el IMSS.

No son, en Sinaloa, los sitios de mayor fragilidad ante el coronavirus y sin embargo se les designó por encima de localidades que no solamente tienen graves deficiencias en la atención de la salud, sino tasas más altas de contagios.

La explicación la brinda el secretario de salud, Efrén Encinas Torres. Limitado únicamente a acompañar el proceso; señala que la estrategia corresponde totalmente a la federación y los servicios estatales sirven únicamente como puente.

“Las áreas rurales, las más alejadas, venir de las periferias al centro, es decir, de la zona rural a las ciudades o a las partes urbanas”, explica Encinas sobre la estrategia de vacunación.

“¿Por qué iniciar por áreas más alejadas donde hay pocos casos en lugar de iniciar en las áreas donde tenemos más densidad, más casos? Bueno, las explicaciones han sido, sobre todo de Salud federal y es porque empezar por las áreas rurales sería más rápido ir cubriendo los municipios y como en cierta medida señalan ellos que han sido municipios con menos equidad en capacidad de respuesta de Salud, bueno, si alguien se enferma de una comunidad afectada, es muy difícil, dicen, que vayan a acudir a una unidad médica del sistema de salud que la gente de la ciudad, pueda ser que haya un análisis en ese sentido y quizá tengan razón desde ese punto de vista” añade.

Los números señalan que Rosario, con una población de 54 mil 700 habitantes, tiene una incidencia hasta el 31 de enero de 387.6 casos por cada 100 mil habitantes; San Ignacio tiene según datos de la Secretaría de Salud 23 mil 690 habitantes con una tasa de 236.4; y Mocorito, con 49 mil 852 habitantes, tiene una tasa de 325 casos por cada 100 mil habitantes.

Los tres municipios se encuentran junto a Cosalá, Elota y Concordia como los de menor incidencia en Sinaloa, que tiene una tasa promedio cercana a los mil casos.

En comparación, municipios similares tanto en carencias como en servicios de salud limitados, son Badiraguato, con 546.2; Sinaloa, con 418.6; y Escuinapa, con 592.2 casos por cada 100 mil habitantes.

 

Primero los pobres

Otro argumento es la pobreza. Los tres municipios designados por el gobierno federal para recibir las vacunas COVID-19 solamente Mocorito aparece como uno de los de mayor índice de pobreza, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Los municipios de Sinaloa con mayor porcentaje de pobreza en 2015 fueron Badiraguato, Cosalá, Choix, Sinaloa y Mocorito. En cada uno, más del 50 por ciento de su población seguía en pobreza y juntos concentraban el 9.2 por ciento, de la población en esa condición.

Por otra parte, debido factores como la densidad poblacional, municipios como Culiacán, Ahome, Mazatlán, Guasave y Navolato fueron los que presentan más personas en pobreza en la entidad, concentrando en 2015 el 72.5 por ciento de la población en situación de pobreza en la entidad.

Y además de pobres, concentran también a más del 75 por ciento de los casos de COVID-19 en Sinaloa hasta el 31 de enero de este año. Solamente Culiacán acumula más del 40 por ciento de ellos y una población ligeramente arriba del millón de habitantes y una tasa de incidencia de casi mil 340 casos por cada 100 mil habitantes.

 

Evitar más muertes

Otro factor que el gobierno federal tomó en cuenta fue el evitar que pacientes en situación de pobreza, con dificultad para recibir la atención médica adecuada para el tratamiento del coronavirus, pudieran fallecer.

“El objetivo número uno de la estrategia de vacunación es reducir la mortalidad por enfermedad del COVID-19 y vacunando al 20 por ciento de la población de adultos mayores se reduce al 80 por ciento la mortalidad del COVID, es una explicación epidemiológica que en cierta medida también lo consideran así”, explica el doctor Encinas Torres.

El traslado a una clínica lejana, el costo del tratamiento y otros factores podrían complicar la enfermedad y con ello generar la muerte. Y en Sinaloa, ese ha sido el común denominador. Maneja una de las tasas más altas del país y se encuentra en la cuarta posición a nivel nacional en mortalidad.

Hasta el día último de enero Rosario tenía contabilizadas 37 muertes, mientras que San Ignacio 13 y Mocorito 56 decesos. Y en un mismo comparativo los municipios de Badiraguato, Sinaloa y Escuinapa tienen 21, 61 y 71 muertes por el virus.

El resto de los municipios aún no tienen fecha para recibir la vacuna, exclusiva para personas de la tercera edad. Se espera que para abril queden inmunizados y entonces ir sobre personas vulnerables.

“Finalmente señalar que de manera progresiva, paulatina, pues vendrán seleccionándose otros municipios hasta que queden cubiertos en el estado de Sinaloa los 18 municipios, ¿cuál es la meta?, en términos generales son alrededor de 240 mil adultos mayores que tiene Sinaloa, pero sería precisamente cubrir esto”, señala Efrén Encinas.

La jornada se ha visto lenta sin embargo no deja de ser una buena noticia. En redes sociales familiares de adultos mayores comparten la imagen. Como la de la señora Alejandra, quien se convirtió en Mocorito en la primera persona vacunada en Sinaloa.

Y al margen de qué municipio es el beneficiado, no deja de ser una noticia que alienta a la población. Han sido prácticamente 12 meses de sufrir en hospitales y sin poder despedirse cuando la muerte irrumpe.

Artículo publicado el 21 de febrero de 2021 en la edición 943 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.