abril 23, 2021 10:44 AM

El vuelco en el caso Margarito Álvarez, de desaparición forzada a homicidio doloso

PIDIENDO APAREZCA MARGARITO. El caso avanza.

Caso de desaparición forzada será reclasificado

 

La desaparición forzada de Margarito Álvarez Cuadras, el secretario particular del vicerrector de la Universidad Autónoma de Sinaloa en Los Mochis, Toribio Ordoñez Lagarde, dio un vuelco: su cadáver fue exhumado de una tumba clandestina cavada al costado del panteón municipal en el ejido Primero de Mayo, al sur oriente de la ciudad.

Un quinto implicado en el caso delató a los investigadores el lugar en donde él y otro sepulturero inhumaron el cuerpo, después de transbordarlo de la cajuela de un taxi.

Los investigadores ubicaron el sitio exacto, excavaron y sustrajeron el cuerpo que acusaba un avanzado estado de descomposición pues tenía enterrado 89 días.

En el sitio también se levantaron algunos documentos de identidad del trabajador de la UAS, así como un reloj.

El cadáver exhumado fue entregado el pasado domingo a sus familiares, a quienes además se les notificó que las pruebas genéticas realizadas confirmaron su identidad.

Algunos ex investigadores ministeriales que participaron en la búsqueda inicial y posterior ubicación de sospechosos prófugos, aseguraron que el testimonio es de un particular que aceptó haber transbordado el cadáver del taxi Versa marcado con el numero 141 a un compacto de color dorado, conducido hasta el panteón del ejido Primero de Mayo, cavado la tumba clandestina y sepultado el cuerpo.

Pese a que el juez de control, Luis Nicanor Barajas Peregrina vinculó a proceso por el delito de desaparición forzada por particulares con la medida cautelar de prisión preventiva a Juan Carlos Q.Z., el Chapo o el Chapito, Gustavo I. L., el Kevin y Mario Efrén P.R., el Flaco, el caso no se cerró y se dieron dos meses para la investigación complementaria.

Las investigaciones permitieron ubicar al quinto implicado que no había aparecido en ninguna de las escenas indagadas, pero que terminó delatando nuevos hechos.

Con nuevos hechos esclarecidos, el caso podría ser reclasificado a homicidio doloso con agravantes de traición, ventaja y otros.
De acuerdo con la reconstrucción del caso presentada ante el juez Barajas Peregrina en el expediente 12/2021, Margarito Álvarez Cuadras llegó al expendio Modelorama, ubicado en Netzahualcoyotl y Macario Gaxiola, en Los Mochis, pues el propietario y los trabajadores eran sus amigos.

El 15 de noviembre a las 21:47 horas fue visto por última vez Margarito. Estaba en la trastienda, platicando con el Chapito. Su auto compacto Volkswagen, color blanco, estuvo aparcado frente al negocio.

Entonces se esfumó, pero las cámaras de seguridad de negocios contiguos al modelorama grabaron movimiento sospechoso, como el arribo de reversa del taxi Versa número 141 y su retiro posterior, la llegada de una SUV dorada en la que se carga un sillón en el toldo. Posteriormente se sabría que la unidad era un utilitario de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (Japama) y su conductor burócrata.

También captaron otro auto en el que viajaba un marisquero y su hijo. El cocinero habría regresado al modelorama solo. Después, puso en venta su casa y desapareció. Es el único implicado prófugo en el caso Margarito, se pensaba.

El posicionador global del taxi lo ubicó aparcado sobre la carretera al ejido Ricardo Flores Magón. En el lugar duró varias horas.
Ahora se sabe que estuvo allí porque el cuerpo de Margarito fue transbordado a un compacto dorado, encajuelado y llevado a un descampado contiguo al panteón del ejido Primero de Mayo, en donde fue sepultado clandestinamente.

Margarito fue arrancado de la tierra, 89 días después de que fue sepultado.

Su esposa, Sarahí Vega Padilla, dijo que al haber sido vinculados a proceso tres sujetos que se decían “amigos” de su esposo le daba tranquilidad en la justicia, pero el sosiego e intranquilidad no desaparecerá hasta que su esposo fuera localizado.

Una quincena de días después de aquellas declaraciones, el cadáver de Margarito fue sepultado ayer. Regresó a la casa del padre, con su esposa y con su hijo al que no pudo festejarle el primer año de existencia, porque justo, ese 16 de noviembre, él se había esfumado de la tierra cuando convivía con tres individuos que se decían sus amigos.

Artículo publicado el 14 de febrero de 2021 en la edición 942 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos