abril 20, 2021 1:00 AM

Baja la incidencia delictiva en Sinaloa, pero algunos rubros no ceden

HOMICIDIOS CULPOSOS. Uno de los delitos a la alza.

Durante el 2020 la incidencia delictiva total fue más baja que en 2019 pero hubo seis delitos que aumentaron en el estado.

Estadísticas de la Fiscalía General del Estado indican que el año pasado se cometieron 19 mil 78 delitos y en 2019 fueron 22 mil 691.

Los delitos que subieron son el homicidio culposo, secuestro, violación, violencia familiar, lesiones dolosas y robo a casa habitación.

De acuerdo con el Consejo Estatal de Seguridad Pública los plagios aumentaron 33 por ciento.

La violencia familiar continuó con una tendencia al alza por cuarto año consecutivo; en 2020 el aumento fue de 29 por ciento y el caso del robo a casa, el incremento fue de 34 por ciento en comparación con 2019, a pesar de que al inicio del confinamiento domiciliario a causa de la pandemia hubo una disminución en este delito.

El 79 por ciento de los robos domiciliarios ocurridos el año pasado se concentró en Ahome y Culiacán.

Para el coordinador general del CESP, Ricardo Jenny del Rincón, la violencia familiar se debe establecer como un asunto de prioridad para los organismos responsables desde el nivel preventivo hasta el aparato de justicia, revisar las metas de las instituciones y las políticas públicas que se implementaron en la materia.

En el caso del secuestro dijo que “entendemos este comportamiento como una alerta para que la Unidad Especializada Antisecuestros se fortalezca y refuerce estrategias antes de que este delito se agrave”.

Lesiones dolosas, violación y homicidio culposo también registraron un alza de denuncias, lo cual habla de una violencia que puede prevenirse desde el ámbito preventivo municipal, indicó.

De acuerdo con el CESP el año pasado también hubo delitos que disminuyeron.

El delito que más disminuyó durante el año que recién concluyó fue el robo a banco, que registró 64 por ciento menos casos que en 2019.

También bajó un 18 por ciento el robo de vehículo y 8 por ciento el robo a comercio.

El homicidio y feminicidio se redujeron 13 por ciento y 33 por ciento, respectivamente.

“Si bien el homicidio doloso tiene una tendencia a la baja a partir del 2018, la desaparición forzada de personas tiene un comportamiento sostenido de incrementos desde el 2015, y en 2019 el número de denuncias por desaparición, 1 mil161, fue mayor al de homicidios, 896”.

Sobre este delito, la Coordinación General del CESP ya prepara un reporte especial que habrá de darse a conocer en las próximas semanas para analizar esta problemática de manera integral.

Las violaciones aumentaron de 211 en 2019 a 233 el año pasado.

El Secretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda Camarillo, señaló que en el caso de los delitos que aumentaron como violencia familiar se requiere no solo operativos policiales sino otro tipo de estrategias.

“Es un tema complejo porque muchos de esos temas ocurren en el seno del hogar es una muestra también de lo afectado que esta el tejido social que no solo requiere actividades operativas sino de tratar de llegar más allá para localizar la raíz y recomponer el tejido social”, manifestó.

Aseguró que la SSPE está realizando acciones a través de programas preventivos para atender desde las escuelas y ubicar los casos vulnerables que se presentan.

A los jóvenes, indicó, se les ha capacitado en temas como noviazgo seguro para prevenir delitos como violencia familiar y feminicidios.

El Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Renato Ocampo Alcantar, dijo que Sinaloa terminó el año en el lugar número 25 del país, considerando la incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes.

“Reconocemos, que no debemos bajar la guardia a pesar de los resultados positivos y como parte de las instituciones responsables, sabemos que se puede lograr aún mucho más continuando con la una mejor formación y capacitación policial, así como, fortaleciendo la participación ciudadana en los 18 municipios de Sinaloa”, mencionó.

Aseguró que el estado logró reducir de manera histórica, la incidencia delictiva; de acuerdo al Semáforo Delictivo.

Mencionó que en el tercer trimestre del 2016 el estado ocupó el octavo lugar y se logró descender al peldaño 25 al cierre del 2020.

Por municipios, hubo cuatro en los que aumentaron los delitos y en el resto disminuyeron.

En Culiacán los delitos bajaron de 9 mil 833 a 8 mil 238, Ahome de 3 mil 361 a 3 mil 65, Mazatlán de 4 mil 249 a 3 mil 440.

Los únicos municipios que en los que aumentaron los delitos son Cosalá que pasó de 20 a 29, Angostura de 248 a 252, Choix de 73 a 101 y Sinaloa de 159 a 178.

Durante la presentación de un informe de la organización Construyendo Espacios para la Paz, el director Javier Llausás Magaña, dijo que Culiacán se encamina a salir de la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo.

Señaló que en 2019 Culiacán se ubicó en el lugar 21 y considerando la tasa de homicidios del año pasado, la organización estima que estará en el lugar 29 ó 30 de la lista de ciudades más violentas de 2020.

Manifestó que de no haber ocurrido los enfrentamientos en las zonas de Tepuche y Bagrecitos durante el primer trimestre del año pasado, estiman que Culiacán hubiera quedado en la posición 40.

Artículo publicado el 24 de enero de 2021 en la edición 939 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos